Mundo Obrero

EDUCACIÓN

Sute: ante la propuesta de ajuste del Gobierno de Mendoza, ¡organicemos el plan de lucha!

El día miércoles 9, en el marco de una jornada de acciones en la calle, se llevó adelante la segunda instancia de la paritaria salarial abierta entre SUTE y Gobierno. En esta mesa que logró ser arrancada a un gobierno que había dicho que no, el ejecutivo volvió a insistir con su propuesta de $0 (cero) pesos de recomposición para el año 2020. Un ajuste sobre nuestros salarios que no podemos aceptar.

Laura Espeche

Secretaria Acción Social, SUTE Mendoza - Corriente Nacional 9 de Abril

Lunes 14 de diciembre de 2020 | 13:55

Obligado por un fallo judicial y luego de que el SUTE peleara todo el año exigiendo paritarias, el Gobierno abrió la instancia sobre el filo del 2020. La realidad que atravesamos todos y todas las trabajadoras en una realidad agravada por la pandemia nos para frente a este fin de año con una pérdida de ya más de 26% frente a la inflación y habiendo costeado de nuestros bolsillos el sostenimiento de la educación de emergencia.

El gobierno propone un esquema alejado de las necesidades y reclamos de los miles y miles de docentes y celadores que sostenemos la educación pública.

Públicamente han hecho campaña diciendo que hay plata para recomponer los salarios estatales y de los y las trabajadoras de la educación. Pero ante la obligación de sentarse a negociar el Gobierno de Suarez anunció por todos los medios que haría una propuesta “INTEGRAL” para el 2020-2021. Lo cierto es que de integral no tiene nada y de propuesta menos.

El gobierno propone CERO pesos de recomposición salarial para el 2020 luego de que las últimas mediciones de la inflación (IPC Zona Cuyo) mostrara que la inflación a octubre del 2020 ya escala al 26%, lo que nos lleva a suponer que cerraremos este año con una pérdida salarial superior al 30%. Pero eso no es todo. En la misma instancia ponen a discusión una propuesta para el 2021 que incluye montos mensuales en negro (no remunerativos y no bonificables) por agente y la escasa suma de 20% de aumento en blanco en tres tramos. Inaceptable.

Los montos en negro representan un retroceso histórico para el conjunto de los y las trabajadores que durante años hemos peleado contra la precarización de nuestro salario. Esta propuesta achata la escala salarial, ataca nuestras condiciones laborales y deja en peores condiciones el salario de docentes próximas a jubilarse después de años dedicados a la educación. Además, el gobierno tiene aún la deuda de ayuda útiles y vestimenta celadores del año 2020 y proponen pagarla recién el próximo año a valores del 2019, desconociendo completamente la inflación creciente.

En un año atravesado por una pandemia mundial donde trabajadores de la educación, estudiantes y familias sostuvimos la educación con muchísimo esfuerzo, el gobierno tiene el cinismo de sentarse en una mesa de negociación sin reconocer que fuimos los/a trabajadores/as de la educación quienes pusimos de nuestro bolsillo todo lo necesario para sostener la conectividad, que no se nos reconoció ni un centavo del gasto extra que asumimos por el teletrabajo, que no solucionó el déficit de equipamiento tecnológico y de internet de miles de familias desamparando a miles de estudiantes que quedaron sin acceso a la educación. El mismo gobierno que se endeudó por 1600 millones de dólares para el 2021 para “campaña de cemento” nos dice que “plata no hay”. Una y otra vez dijimos, plata hay, pero es para el FMI y los especuladores

Tal como expresáramos en esta nota, el salario de los trabajadores de la educación está cada vez más alejado de la canasta básica que en su última medición ya ronda los $50.000 (sin alquiler) para poder vivir. Mientras miles de familias hacen malabares para llegar a fin de mes, ajustan sus gastos por todos lados, pierden la posibilidad de alquilar o pierden el empleo el Gobierno de Suarez nos quiere ofrecer un nuevo ajuste a cargar en nuestras espaldas. ¡No podemos permitirlo!

Hay que discutir seriamente nuestros salarios y condiciones laborales y de vida en cada escuela. Hay que realizar asambleas este lunes y martes en las que nos organicemos para enfrentar la miseria que nos ofrece el gobierno.

Tenemos el ejemplo de la organización que construimos democráticamente para oponernos a la reforma educativa. Fuimos miles y miles como una sola voz expresando el rechazo: ese es el camino. En unidad con las familias y les estudiantes, con el conjunto de los/as trabajadores/as que pelean por trabajo, por vivienda digna, por salario para poder vivir. #MasParaEducación.

Y no estamos solos. Porque es la misma propuesta insuficiente para el conjunto de los y las estatales. ¡El día 18 de diciembre en la próxima audiencia paritaria debemos estar todos y todas!

Rechazamos el esquema que propone el gobierno y proponemos pelear por la recomposición frente a la inflación, tal como votamos masivamente en el último plenario provincial. Exigimos aumentos YA, en blanco y el pago de todas las deudas.
A pesar de las diferencias entre las distintas agrupaciones del FURS pudimos elaborar una postura mayoritaria.

Mientras la Agrupación Verde (PCR-CCC, integrante del Frente de TODOS) salió presurosa a militar una aceptación con argumentos falsos, desde distintos sectores del FURS hemos elaborado una contrapropuesta para ir debatir en las escuelas y llevar a la mesa salarial que incluye no resignar el 2020 con la propuesta votada en plenario y sin montos en negro.

Los y las trabajadoras no podemos permitir ser, nuevamente, su variable de ajuste. Sólo la organización y la confianza en nuestras fuerzas podrán frenar los avances de este gobierno sobre nuestras condiciones de trabajo. Debemos construir en los plenarios medidas que pongan en la calle esa fuerza y unidad: Y empezar a debatir en cada escuela el no inicio del 2021, parando cada escuela hasta que el gobierno dé las respuestas que merecemos el conjunto de la comunidad educativa.







Temas relacionados

SUTE   /    Mendoza   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO