×
×
Red Internacional

La conocida cadena de supermercados de ahorro tiene por slogan que “si pagas más caro, es porque querés”. Los testimonios que nos llegan de sus propios trabajadores, jóvenes de menos de 25 años la gran mayoría, dan cuenta de quién paga la diferencia que publicita la cadena: precarización de los trabajadores, victoria para los empresarios.

Martes 20 de octubre de 2015

1 / 3

La cadena DIA % de origen español está instalada en ocho países: España, Portugal, Brasil, Turquía, China, México y Argentina. Cotiza en la Bolsa de Madrid y forma parte del IBEX 35 (Índice bursátil de la bolsa española). El objetivo de la cadena es optimizar sus ganancias aplicando la metodología de super-explotación reflejada en multiplicidad de tareas. “Hasta romperte el cuerpo, sin derechos sindicales y bajo la presión de que si te quejás automáticamente te quedas sin laburo”, según denuncian jóvenes que han pasado por esta firma.

Otra situación similar nos cuenta a la Izquierda diario un trabajador de la zona Norte de Bs. As.: “Yo trabajo hace 8 años en una sucursal local… los abusos son terribles, no tenemos fajas de seguridad, guantes, botines, ninguna de las herramientas necesarias para realizar el trabajo. Todos los trabajadores tenemos dolores musculares, lumbalgias y hay casos de hernias de disco. Olvídate de faltar, al otro día estas sin laburo. En cada jornada somos 4 a la tarde, 4 a la mañana y existe un turno a la noche con 2 y no nos pagan nocturnidad. Nos amenazan todo el tiempo con que los números no cierran y que van a reducir personal, pero después te enterás que festejan porque venden más de 5 millones de pesos por mes. Así que con dos días de ventas nos pagan el sueldo del mes a todos. La seccional San Martin del sindicato de comercio tiene arreglado con la empresa dejar correr todo tipo de manipulación y abuso en las condiciones de trabajo, porque las denuncias abundan y son muy conscientes de que ésta empresa ni siquiera respeta los derechos básicos que tenemos. Del estado y el gobierno mejor ni hablemos, porque total esta situación laboral precarizada la publicitan como parte de las conquistas sociales en doce años de gobierno kirchnerista”.

Asimismo charlamos con un joven que nos contaba que trabajó el año pasado en el depósito de Día% que se encuentra en el Parque Industrial de Campana (uno de los más grandes de la cadena). Allí “cualquiera tenía que hacer cualquier cosa que te pedían, no estaba claro cuál puesto tenía nadie, descargabas un camión entero, limpiabas el depósito o el salón de ventas, apilabas mercadería, seguías el stock, atendías las cajas, y la jornada era de más de 12 horas, a veces casi sin francos para descansar. Después de los tres meses el cuerpo no te daba más y la promesa de efectivizarte que habían hecho en la entrevista para entrar se transformaba en despido sin causa, te bajaban el contrato con la consultora por mensaje de texto, cuando no servías más, o porque denunciabas las condiciones y los abusos brutales que teníamos. Esto le pasaba a la mayoría de los pibes”.

Este mecanismo de la multinacional española no es exclusivo sino que se ha extendido en el rubro de comercio en la última década, pero cuenta con la particularidad de su denominado sistema de “supermercados chinos”, o franquicias, que venden a inversores locales bajo el lema “Podes ser tu propio jefe”. En estas franquicias la multinacional impone el modelo de organización del trabajo “por metros cuadrados” que se adjudican a un trabajador obligado a realizar cualquier tarea que se requiera dentro de esos metros, independientemente si puede realizar la misma o no; y para ello son forzados hasta los límites de la resistencia física mientras dure el contrato o a la renuncia.

Al mismo tiempo aunque en su página web supermercados DIA tiene claro que “la clave del éxito del negocio reside en la capacidad de atraer, desarrollar, motivar y retener a nuestra gente”, la premisa solo es virtual. Según un informe publicado en la web de CTA, el ahora ex directivo de la firma, Nicolás Mihanovich, que era responsable de las sucursales de la zona de Grand Bourg, José C Paz, Escobar, Munro entre otras, solía predicar en sus visitas a las sucursales que “esas personas a quienes DIA % llama -nuestra gente- es gente a la que hay que meterle el dedo en el culo para que laburen y si no hay que echarlos a la mierda”. Esta definición gerencial determina aún hoy lo que sucede a diario puertas adentro de los lugares de trabajo.

La semana pasada La Izquierda Diario informaba, que varias sucursales de CABA fueron tomadas por sus trabajadores, con ausencia obvia del sindicato y el ministerio de Trabajo. No tienen ninguna explicación de ninguna parte (empresa, sindicato, ministerio de trabajo) por el plan de despidos que comenzó la empresa en un intento de restructuración, donde ya van 600 en todo el país y amenazan con 400 más. La situación que enfrentan los jóvenes trabajadores de DIA % se ha ido generalizando entre la juventud argentina que trabaja, desde las leyes flexibilizadoras de los años noventa hasta la actualidad, luego de una década en la que el kirchnerismo las mantuvo y profundizó. Una década no muy ganada para los 3 millones de trabajadores precarizados que como los de “Día” son tratados como material descartable.

Ya son muchas las veces que se han quedado sin trabajo por problemas de salud que el mismo trabajo les causó, y también son muchas las veces que los quieren despedir por intentar organizarse democráticamente y dar una pelea por mejores condiciones. De igual manera estos trabajadores, que hoy están enfrentando a la cadena española DIA%, se siguen levantando y van haciendo sus propios pasos pese al papel del Sindicato en manos de Cavallieri, amigo de Scioli en las urnas del próximo domingo. Allí tampoco Massa y Macri diferirán mucho de estos personajes.

En cambio, para enfrentar la precarización laboral que todos silencian mientras anuncian que ajustarán más los salarios y las condiciones laborales en nombre de “la argentina que se viene” y de “la argentina de la productividad”, en la vereda de enfrente, junto a miles de trabajadores, el Frente de Izquierda encabezado por Nicolás del Caño volverá a ser la única alternativa política para fortalecer estas luchas como las de DIA%. Y las que vendrán… para que no paguen de vuelta los mismos.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias