Este sabado

Sumate a la Asamblea virtual de estudiantes del conurbano

El sábado 4/7 a las 17 hs nos vamos a conectar por zoom cientos de estudiantes de las universidades, de los terciarios del conurbano bonaerense para debatir y activar junto a les trabajadores y el FIT Unidad. Otra salida a la crisis es posible.

Belén Torres

Secretaria de Prensa y Difusion del CeUNGS/Pan y Rosas

Federico Acosta

Secretaría de DD.HH. UNPAZ

Martin Kales

Presidente del Centro de Estudiantes de Ciencia y Tecnología UNSAM

Lunes 29 de junio | Edición del día

1 / 1

Les estudiantes del conurbano nos juntaremos a debatir entre estudiantes universitaries y terciaries cómo impactó esta nueva crisis mundial en nuestras vidas, nuestros laburos, nuestros estudios y nuestras familias. Pero lo queremos hacer al calor del movimiento por #BlackLivesMatter que sacudió Estados Unidos y se extendió a muchos países del mundo.

Sabemos que la juventud se va a levantar contra los ataques de empresarios y gobiernos contra los trabajadores y los sectores más oprimidos de la sociedad, y por eso queremos organizarnos desde ahora para impulsar esa lucha.

Mientras en Argentina estaríamos llegando al pico de contagios, en muchos países del mundo que parecían superar el virus se están sufriendo rebrotes. Sin embargo, empresarios y medios de comunicación se escandalizan por amenazas de nuevas paralizaciones en sectores de la producción: prefieren arriesgar las vidas de miles de trabajadores con tal de mantener sus ganancias, esto mientras ya hay casi 400 trabajadores contagiados en toda la zona norte*. Con el mismo desprecio tratan a les trabajadores que se encuentran en la primera línea trabajando en los servicios más esenciales sin darles los elementos de protección necesarios o no cumpliendo los protocolos adecuados. Hoy tenemos ya 5 trabajadores del ferrocarril muertos, hay 523 trabajadores de la salud contagiados sólo en la V región sanitaria de la provincia de Buenos Aires**, donde en el caso brutal del Centro Médico El Talar llegaron a despedir trabajadoras mientras estaban internadas por COVID-19.

Mientras sigue avanzando una crisis económica solo comparable con la Gran Depresión de 1930, estos mismos capitalistas buscan que todos los costos los paguen los trabajadores. El gobierno de Alberto Fernández retrocede con cada una de las medidas que los “miserables” no quieren dejar pasar. No hubo impuesto a las grandes fortunas, no se cumple la prohibición de despidos, no hubo expropiación de Vicentín. Al contrario, el gobierno avaló los descuentos del 25% a los salarios de los trabajadores, que incluso se aplican a muchos que trabajaron durante toda la cuarentena. Pero, aun estando en una de las peores situaciones sociales en décadas, se ha continuado con el pago de la deuda externa y cada día sube la oferta a los acreedores, a pesar de que en la última conferencia anunció que dejaría de pagar el IFE en todo el país donde no hay cuarentena para ajustar en gastos.

Desde el mismo centro del imperialismo, surge una inmensa fuerza para enfrentar esta situación. El asesinato brutal de George Floyd desató una inmensa marea de movilizaciones en EEUU que se extendió a todo el mundo. El grito de Black Lives Matter refleja la lucha contra siglos de opresión sobre las que se basó el imperialismo norteamericano. Las movilizaciones cuestionan la base misma del Estado, la policía, llegando a exigir su abolición.

¡Me falta el aire! gritó en Walter Nadal en Tucumán, mientras la policía replicaba lo que hicieron con George Floyd. Otra vez la provincia gobernada por Manzur es noticia, otra vez por un crimen brutal de la policía como fue con Luis Espinoza. Mientras en Buenos Aires, Berni se pasea con armas largas por los barrios mientras todas las semanas se conoce la noticia de un nuevo caso de gatillo fácil a manos de la Bonaerense.

No podemos ser indiferentes

La cursada virtual profundiza la elitización de la educación pública, en primer lugar por el acceso a conectividad y computadoras para mantener esas cursadas. En segundo lugar, porque no garantiza el libre acceso a una educación de calidad para nadie. Pero esto además, se suma a la situación económica y social, ¿quién puede sostener “normalmente” una cursada si vos o tu familia se quedaron sin laburo, si te descuentan el sueldo, y la plata que antes no alcanzaba ahora es cada vez menos?. Ninguna universidad o terciario ha planteado soluciones, mucho menos los colegios secundarios, en muchos casos ni siquiera hacen relevamientos para ver la situación de les estudiantes, invisibilizando así a quienes no pueden garantizar seguir sus estudios.

El peso de la nueva modalidad también recae sobre les docentes, para los cuales implicó muchas más horas de trabajo la virtualidad. Preparar las clases, los materiales, adaptarse a las propias limitaciones reales de les alumnes, es una tarea que recayó sobre docentes precarizando su situación y sin recibir ninguna remuneración extra, o incluso ni siquiera capacitaciones adecuadas para poder hacer todo esto.

La situación nos plantea además nuestro futuro como profesionales y como ponemos nuestros conocimientos al servicio de las necesidades populares. Por ejemplo Gonzalo Amarilla, consejero superior del Frente de Estudiantes de Izquierda de la UNGS y abogado, que está defendiendo legalmente a las delegadas despedidas del Centro Médico el Talar, o las estudiantes de enfermería de la UNSAM que están trabajando en distintos centros de atención para pacientes de COVID-19.

Por una red de estudiantes organizades

La crisis mundial que se abre con la pandemia agudizará aún más los enfrentamientos entre las clases. Los estudiantes, que más de un 70% venimos de familias trabajadoras, tenemos que aliarnos con la clase obrera para enfrentar los ataques de los capitalistas. No podemos permitir que los Vicentín, los Rocca, los Cotto, y todos los “dueños” del país nos roben nuestro futuro.
Para eso necesitamos que los centros de estudiantes sean espacios de organización para dar esas luchas. El peronismo mantiene a los centros de estudiantes de toda la zona norte como simples oficinas de reclamos o bares, y aliados a distintos gobiernos y a las autoridades universitarias. Así fue que al comenzar la cuarentena quedaron totalmente desaparecidos.

En otra perspectiva es que desde el CECyT impulsamos junto a los trabajadores de Madygraf la fabricación de sanitizante de manos en la fábrica recuperada, buscando aliarnos con los trabajadores que buscan enfrentar la crisis. Desde EnClaveRoja de la UNGS y la UNPAZ formamos comités con estudiantes solidarios para hacer donaciones al hospital Mercante. Son pequeños ejemplos aún, pero es la perspectiva a la que debemos apuntar, la organización desde abajo y la unidad con los trabajadores.

Estamos viviendo hechos que están cambiando el mundo y somos una generación que viene a querer cambiarlo todo. Por esto queremos prepararnos para los tiempos que se vienen y estamos viviendo, y para eso queremos poner en pie asambleas para que todes les estudiantes tengamos un espacio de debate. Donde activemos por universidad, por terciario y secundario, discutiendo nuestra salida a la crisis junto a les trabajadores que la vienen peleando y el Frente de Izquierda Unidad que es el único sector que está siempre del mismo lado. Queremos que todes les estudiantes puedan ser parte, difundir y traer propuestas a la asamblea, construyamos todes juntes una red de estudiantes que se organicen por una salida distinta a la crisis.







Temas relacionados

Pandemia   /    Estudiantes   /    Asamblea   /    Zona Sur del Gran Buenos Aires   /    Zona Oeste del Gran Buenos Aires   /    Zona Norte del Gran Buenos Aires   /    Universidad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO