Política Estado Español

CRISIS EN EL PSOE

Suenan trompetas de guerra en el PSOE

Habló Susana Díaz tras semanas de silencio para romper la tensa calma que se vivía en las filas socialistas. Presión para que Pedro Sánchez no se salga del redil.

Ivan Vela

Barcelona | @Ivan_Borvba

Miércoles 14 de septiembre de 2016 | 19:57

FOTO: Twitter

Bajaban las aguas tranquilas en las filas socialistas, con la dirección de Pedro Sánchez esperando en la sombra el devenir de este segundo proceso de negociaciones. El pacto de “populares” y Ciudadanos parecía, siempre dentro de la delicada aritmética parlamentaria, que podía allanar el camino a Mariano Rajoy y los suyos para alcanzar la Moncloa.

Pero los casos de corrupción en las filas del Partido Popular son tantos que nunca se sabe cuándo van a estallar públicamente. Eso mismo ha sucedido entre la pasada semana y esta. El “caso Soria” y la penúltima revuelta de Rita Barbará, ha provocado un terremoto interno y mediático en Génova.

Ante tal situación Pedro Sánchez ha movido ficha y ha dejado su inmovilismo táctico, centrado en no expresar públicamente voluntad de conformar una alternativa a Rajoy hasta que éste no cediera en su empeño.

Desde hace varios días el candidato socialista y su equipo negociador mantienen contactos con la formación de Pablo Iglesias, hasta el punto que esta semana se espera que representantes de los dos partidos se encuentren para tratar temas “sustanciales”, en palabras del propio Pablo Echenique.

Es en este escenario donde se enmarcan las declaraciones de la líder andaluza del partido socialista, Susana Díaz. La máxima responsable del partido socialista andaluz afirmó ante los medios que ella “siempre ha defendido que con 85 diputados no se puede gobernar”. A su vez Díaz ha instado al bloque socialista en el Congreso y toda su formación a ejercer una “oposición útil”.

Para Susana Díaz unas terceras elecciones serían una “catástrofe, algo que no se merecen los ciudadanos de este país”. Por ello insiste en demandar a Rajoy y al Partido Popular que “den un paso atrás para favorecer el diálogo”.

Díaz y sus partidarios, enfrentados a la dirección de Pedro Sánchez, esperaban que la disputa interna que desde hace meses se mantiene en baja intensidad, acabara por decidirse de puertas hacia adentro, con un gobierno del Partido Popular y la derrota de la carrera política de Pedro Sánchez.

Pero los cambios de última hora entre los que se entremezclan una acuciante crisis interna del Partido Popular y un cambio de táctica de Sánchez, ha obligado al “bloque Díaz” a saltar a escena.

Y es que no ha sido tan solo Susana Díaz quién ha llamado al orden a la dirección actual de Ferraz, sino que otros miembros del PSOE se han expresado públicamente en contra de los últimos movimientos del candidato socialista.

Especial mención se merece en el rol de azote público de Sánchez el presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, quién en los últimos días ha solicitado públicamente la celebración de un Comité Federal para tratar las consecuencias de unas terceras elecciones.

Esta declaración de intenciones, que dibuja como único escenario posible para el PSOE la oposición o unas terceras elecciones, ha contado con el apoyo de innumerables miembros del partido, entre ellos Rubalcaba, la eurodiputada Elena Valenciano, Eduardo Molina o Carme Chacón.

Por ahora desde las filas de Pedro Sánchez, al menos desde las más altas esferas, no se han pronunciado sobre estas declaraciones y mantienen la calma. Los proyectos políticos de ambos bloques no se diferencian en absoluto, por el contrario, Sánchez sabe que se juega su carrera política y busca agotar todas sus opciones.

La batalla empieza a prepararse y según los acontecimientos de los próximos días y el estado de las negociaciones ésta se avanzará más o menos. Lo que parece quedar claro es que la aritmética electoral ha dejado al PSOE en el epicentro de la crisis del bipartidismo, zarandeándole entre diversas presiones externas e internas y obligándolo en última instancia a tomar una medida que no es de su agrado, ceder el gobierno al Partido Popular, darle aire a su competidor electoral Podemos, o apostar al azar de unas terceras elecciones que vuelvan a marcar un nuevo suelo electoral.







Temas relacionados

Política Estado Español   /    Andalucía   /    PSOE   /    Partido Popular (PP)

Comentarios

DEJAR COMENTARIO