×
×
Red Internacional

¿Nueva moda? Sucias, rotas y carísimas: las zapatillas del diseñador de Balenciaga superan los 1450 euros

Las zapatillas rotas alcanzan, en pesos argentinos, los $180.000, y los US$ 1.850. El mundo de la moda, con una industria que crece a costa del trabajo semi esclavo y la contaminación, otra vez despierta la polémica.

Miércoles 11 de mayo | 12:08

Demna Gvasalia asumió en 2015 como director creativo de Balenciaga, la casa de moda con sede en París. Se propuso revolucionar todo lo que está a su paso y lo logró: ya es considerado uno de los diseñadores más influyentes del siglo XXI. Nació en Georgia, un país por entonces soviético. Estuvo en Louis Vuitton de Marc Jacobs y también pasó por otras marcas, antes de crear Vetements, e ir luego a Balenciaga.

Con el modelo de las zapatillas rotas, el diseñador despertó la polémica: lanzó a la venta 100 pares de esas zapatillas arruinadas al triple de valor que unas en perfecto estado: unas zapatillas botitas de lona cuestan 495 euros, pero la colección limitada París sneakers con zapatillas destruidas cuesta alrededor de 1.450 euros. . ¿El mensaje? que las zapatillas de lona pueden durar 100 años.

En las redes sociales, se multiplicaron las burlas:

Transformar en "moda" zapatillas viejas, sucias y destrozadas y venderlas a precios exorbitantes parece una burla a las millones de personas que no tienen más opción que usar zapatillas viejas, porque sencillamente no pueden acceder a un par nuevo. La moda, otra vez, se abstrae de la realidad: para este año, se calcula que 260 millones de personas caerán en la pobreza extrema.

Esta ironía en el mundo de la moda no sorprende: se trata de una de las industrias más contaminantes y se sostiene en el trabajo semi esclavo en países asiáticos, pero también en países como Argentina.

Te puede interesar: Una inundación de ropa desechada en el desierto de Atacama

¿Quién es el polémico diseñador?

El diseñador detrás de estas zapatillas, Demna Gvasalia, es considerado un precursor dentro del mundo de la moda por creaciones que utilizan ideas aparentemente disruptivas, para vender productos como estos de edición limitada, a precios extravagantes.

Sin embargo, esto no hace más que mostrar lo alejado que está el "mundo de la moda" de la realidad cotidiana de miles de millones de personas en todo el mundo. Festejan como innovadora una línea de remeras y buzos del modelo "Destroyed Hoodie", llena de agujeros y desgarros, que se vendió a 950 euros o una remera de la empresa de envíos DHL, que es la que usaban los trabajadores de ese correo, pero que Gvasalia "resignificó" a 200 dólares cada una.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias