×
×
Red Internacional

Este 26 de mayo se dio a conocer la partida de Emilio Tascende, auxiliar de boletería de la Línea C. Las y los trabajadores del subte siguen sin recibir vacunas, mientras que los gobiernos siguen garantizando ganancias millonarias para laboratorios como el de Hugo Sigman y empresas como Metrovías, que amasa fortunas a costa de trabajadores y usuarios.

Jueves 27 de mayo | 10:22

Este miércoles las y los trabajadores del Subte lamentaron otra partida. Se trata de un compañero auxiliar de la línea C. Sus compañeras y compañeros se despidieron por redes lamentando esta pérdida. Como vienen denunciando, no hay plan de vacunación para ellos, reclaman al igual que los choferes de la UTA, ser vacunados urgentemente.

Tras más de un año de iniciada la pandemia, resulta inentendible cómo puede haber 60 millones de vacunas que se producen en Argentina y se van al exterior. Hay miles de trabajadores esenciales como los del Subte, el transporte en general, los supermercados, incluso los docentes que tuvieron que volver a la presencialidad por decisión de Trotta y Fernandez sin vacunación. Todos ellos reclaman vacunación masiva ya. Conocen que, en Garín, Sigman amasa fortunas para vender su producción de vacunas en el exterior y hacer sus millonarios negocios a costa de la vida de miles. El gobierno nacional decide no enfrentarse a los laboratorios y que siga aumentando la cifra de trabajadores muertos.

Mientras tanto, Metrovias sigue abultando sus ganancias millonarias también, aumentando la cantidad de vueltas para las y los trabajadores, abriendo espacios como comedores y cuartos sin condiciones y atacando a las y los delegados que se organizan para pelear contra este ataque patronal. Es el caso de los 5 delegados de la Línea B, perseguidos por defender su salud, la de sus compañeros y usuarios.

Te puede interesar: Subte: amplio apoyo a los metrodelegados contra la persecución y los desafueros

Recordemos que solo el 18% ha recibido vacunas en nuestro país. Es una decisión política. Es necesario que se declare de interés público el laboratorio de Sigman, que se liberen las patentes, para vacunar e inmunizar la totalidad de la población. Las y los trabajadores tenemos que tomar con todo este reclamo, porque nuestras vidas importan y apoyar con todo el proyecto de Ley presentado por Nicolás del Caño para que las vacunas dejen de ser un privilegio y sean un derecho de toda la población.

Te puede interesar: Vacunarse es un privilegio en un país que ya produjo el equivalente a 60 millones de dosis




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias