×
×
Red Internacional

Este mediodía un “plenario de delegados” de ATE aprobó la última propuesta salarial del Ejecutivo. Gracias a la lucha de los autoconvocados de salud el Gobierno tuvo que dar un nuevo aumento al básico, dando marcha atrás al acuerdo pactado con ATE y UPCN en febrero que desató la gran lucha de salud.

Martes 27 de abril | 16:22

Finalmente la conducción de ATE aprobó la última propuesta salarial del Gobierno, en un “plenario” escondidos en un camping y bajo estricto control de su aparato, muy lejos de la “asamblea pública” que habían anunciado que harían en el Monumento. Esto contrasta con las decenas de asambleas Interhospitalarias realizadas en plazas calles y lugares públicos, como la última realizada con la comunidad de Añelo, o asambleas como las del Castro Rendón que hasta se transmiten en vivo por redes sociales.

Anunciado como un “aumento del 53%”, se trata en realidad de un incremento del 33% sobre los haberes de marzo, que se suman al 15% de incremento pactado en febrero y que desató la rebelión en salud. La nueva propuesta alcanza el mismo porcentaje de aumento que la que había realizado el Ejecutivo el pasado domingo, pero acortando los plazos: se terminaría de cobrar el 53% en diciembre de 2021, y no en marzo de 2022.

Finalizado el plenario de ATE, su secretario general Carlos Quintriqueo lanzó una nueva provocación, tratando de adjudicarse un resultado que, aun siendo totalmente insuficiente es visto por todo el mundo como subproducto de la lucha de 60 días de las y los trabajadores de la salud, que incluyen más de 20 días de cortes de ruta que paralizaron Vaca Muerta, y siguen al día de hoy. Nuevamente citó “al compañero Guillermo Pereyra” (secretario general de petroleros, que solicitó el desalojo de los cortes de ruta), asegurando que "si la soga viene con mierda hay que agarrarla con los dientes. Eso hicimos, la agarramos con los dientes y estamos evitando el cementerio de elefantes con esta propuesta que acabamos de aprobar".

Las y los trabajadores autoconvocados de salud, que mañana realizarán una asamblea interhospitalaria en Añelo para discutir los pasos a seguir después de este aumento al básico firmado por ATE, ya habían manifestado su rechazo a la oferta tal cual está y exigen al Ejecutivo que los reciba para presentar su contrapropuesta, que además de los salarial incluye otras demandas. “Nuestra pelea sigue siendo por aumento al básico, pase a planta de todo el personal eventual sin excepción y la restitución de los días de paro descontados, la anulación de los sumarios y cierre de causas judiciales”, aseguraron.

El delegado autoconvocado del hospital Castro Rendón Marco Campos, luego de conocida la aceptación de ATE, aseguró que “al revés de lo que dice Quintriqueo, ATE no evitó ningún cementerio de elefantes, los autoconvocados seguimos más vivos que nunca. Lo que hicieron fue agarrarse de la cola del elefante, subirse a nuestra lucha histórica de 60 días y más de 20 de cortes de ruta, para reacomodarse porque crecían las críticas y la bronca no sólo en salud sino entre todos los estatales. Este acuerdo no es lo que nosotros estamos exigiendo, pero sabemos que si se dio este aumento al básico es producto de nuestra lucha. Es tan grande la fuerza de las y los autoconvocados que se logró un aumento para el conjunto de los estatales.”

Campo agregó que “nosotros vamos a definir en una asamblea interhospitalaria los pasos a seguir, porque este no es el aumento que necesitamos los trabajadores, es apenas una recomposición en cuotas que no llega a cubrir lo perdido el año pasado ni contempla la inflación de este año. Además sigue pendiente el pase a planta de todos los eventuales, la restitución de los días de huelga descontados, y que no haya sanciones ni causas penales contra las y los autoconvocados. Por eso exigimos al Gobierno que vuelva a sentarse con los autoconvocados para responder a estas demandas”.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias