×
×
Red Internacional

Generación U. Starbucks EE.UU. contrata a una exagente de la CIA para su campaña antisindical

Starbucks ha contratado a una exagente de la CIA y de la agencia de detectives Pinkerton para atacar el proceso de organización que están llevando sus trabajadores en EE.UU. Un nuevo capítulo de los intentos de la patronal para enfrentar a la Generación U.

Escuchá esta nota
Lunes 8 de agosto | 11:01

Cuando amanece una nueva generación que tiene esperanzas en la sindicalización, la lucha por mejores condiciones y sueldos en mitad de una de las mayores crisis no solo económicas sino también de recursos; era de esperar que las grandes empresas busquen liquidar estos movimientos de muchas maneras, incluso a través de la vigilancia y la intervención directa en los sindicatos.

En este caso ha sido Starbucks, la gran multinacional del café, quien ha decidido llevar a cabo un plan para intentar acabar con los intentos de sindicalización entre sus trabajadores. Esta empresa ha contratado desde marzo a una exagente de la CIA, Amanda Stanfill, según ha hecho pública la prpia compañía. La exagente también cuenta en su currículo con haber trabajado en el Departamento de Estado y en la famosa agencia de detectives antisindical Pinkerton, que ya fue contratada por Amazon para su labor antisindical.

Los trabajadores de Starbucks sin embargo, se organizan también frente a estos ataques y represión sindical. Hace unas semanas, en una de las tiendas Starbucks de Boston, en avenida Commonwealth, los jóvenes trabajadores se declararon en huelga indefinida contra el acoso sindical y la intimidación que su frían por parte de la empresa.

Este tipo de métodos antisindicales son habituales en Estados Unidos, se conoce como “union-busting” a estas acciones contra la sindicalización tanto la vigilancia constante de empleados, como las campañas antisindicales dentro de los centros de trabajo, o como la intimidación directa contra estos trabadores organizados.

Pero estas acciones no solo han sido llevadas a cabo por Starbucks, sino también por otras grandes corporaciones como Amazon, la cual en 2021 en uno de sus almacenes en Nueva York autorizó la interrogación de uno de sus empleados por parte de un antiguo agente del FBI que actuaba como “gerente” en ese centro de trabajo.

Esto no debe ser sorpresa para nadie cuando esta misma empresa basa toda su política hacia sus empleados en el bombardeo de desinformación sobre los sindicatos, controlar hasta los minutos que tardan sus empleados en ir al baño o que intentan que no se reúnan entre ellos ni en horas de trabajo ni fuera de este.

A pesar de estos esfuerzos de parte de la gran multinacional en abril (2022) los empleados consiguieron formar su primer sindicato en Nueva York, el Amazon Labour Union (ALU) Así mismo Starbucks está consiguiendo grandes avances en la sindicalización de sus tiendas en las que en la fecha de 8 de junio de 2022 habrían llegado a alcanzar el número de 115 tiendas sindicalizadas.

La desinformación, amenazas y vigilancia no frenan a una juventud cada vez más convencida de que este sistema no tiene nada que ofrecer a la clase trabajadora y a los sectores oprimidos y que antes que las ganancias de los multimillonarios deben estar nuestras vidas. Ante la crisis económica, la crisis climática, el avance de la derecha y las falsas alternativas del reformismo, hay toda una generación de jóvenes que se organiza para luchar en contra del racismo, la lgbtifobia, el machismo y los abusos de la patronal.

Te puede interesar: ¿Qué es la generación "U" en Estados Unidos?: Amazon refleja un cambio en la juventud precarizada

Te puede interesar: ¿Una "generación U" (de unión) en el Estado español? Levantemos una juventud combativa




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias