Deportes

DESDE HAMBURGO, EL EQUIPO DE TRABAJADORES Y FIGURAS DEL ROCK

St. Pauli, el club alemán antifascista y de izquierda

Invitamos a nuestros lectores a conocer al club FC Sankt Pauli, de la ciudad portuaria Hamburgo, famoso por su militancia social, por la identidad antifascista y de izquierda de su afición y por sus reconocidos simpatizantes en el mundo del rock. El club por el que alienta fervorosamente la sección deportiva de La Izquierda Diario.

Jueves 8 de enero de 2015 | Edición del día

1 / 3

Foto: blog gcmx.wordpress.com

El Pintoresco Millentor repleto, bengalas rojas se entremezclan con el marrón y blanco de la tribuna; trabajadores del puerto junto a indigentes, okupas, todos saltando; grupos de estudiantes universitarios abrazados a negros, gays y lesbianas todos cantando. Un grupo de extranjeros charlan con antifacistas… Todos unidos en un grito de gol. Todos juntos, en un mismo recinto y participando de una fiesta inigualable. Es la tribuna del Sankt Pauli, sin dudas un club muy particular.

Así nació St. Pauli

Diez años después de comenzado el 1900, un 15 de mayo nacía oficialmente el FC Sankt Pauli en Hamburgo, fundado por trabajadores portuarios, estibadores y marineros mercantes.

¿Qué color de camiseta usaremos? Quizás se haya dado esta discusión luego de un picadito, la mayoría de los jugadores eran trabajadores del puerto: estibadores, mozos de almacén, etc. La mayoría de ellos usaban ropa de trabajo de color marrón y cuando iban a entrenar no se cambiaban de ropa. De ahí que el marrón se quedara como el color del equipo

La piratería y el pillaje siempre han tenido presencia importante en el Mar del Norte, que fue el gran bastión de los pueblos nórdicos. Este es el motivo por el que se conoce al FC Sankt Pauli como los “Piratas del Elba”.

Los piratas realizarán en 1947 su primera gran campaña terminando segundos en la Oberliga Nord. En 1963 se funda la Bundesliga obteniendo recién su primer participación en ella en 1977, descendiendo en 1978. La vida del St. Pauli ha sido una sucesión de ascensos y descensos en los que jugaron una docena de temporadas en la Bundesliga. Volvieron a la Bundesliga en 1988 para permanecer tres años: su mayor logro futbolístico es haberle ganado en 2002 al Bayern Munich que venía de ser Campeón Intercontinental.

Una rica historia cultural

Comenzados los años 80, el St. Pauli cambió la ubicación de sus terrenos y se mudó al muelle de St. Pauli. El centro de la vida nocturna de la ciudad y su “bohemia” están allí. Este barrio ha sido siempre un lugar de referencia para la cultura. Toda la zona está repleta de teatros donde se interpretan obras y musicales de gran prestigio.

Cuando se pasea por sus calles, se puede apreciar que el arte callejero está muy vivo: músicos callejeros, mimos, malabaristas. En cada contenedor, esquina o edificio se puede encontrar un mural, graffiti o una fachada redecorada. El arte del spray es uno de los sellos de Sankt Pauli, lo que lo ha convertido en un referente en Alemania.

En las calles de St. Pauli se respira rock y punk: hay multitud de bares donde se puede tomar una jarra de cerveza al ritmo de grupos como Talco, Banda Bassotti, The Clash, Rammstein, The Adicts o The Misfits. En sus callejuelas hay multitud de librerías y tiendas relacionadas con la música, además de ser un lugar que marcó la carrera profesional de The Beatles. La banda de Liverpool se dio a conocer en Europa en el Star Club, un local de la calle Reeperbahn en el barrio St Pauli. Tanto la directiva como la hinchada se declaran oficialmente antifascistas, antirracistas y antisexistas en sus estatutos.

Contra la homofobia y el sexismo

Otro hecho significativo ocurrió en 2002, cuando la publicidad de la revista “Maxim” fue retirada del estadio en respuesta a las protestas de los hinchas, debido a las imágenes sexistas de mujeres en los anuncios. Un hecho que enorgullece al club es que cuenta con la mayor asistencia de mujeres a un estadio del fútbol alemán. Es una entidad que representa un liberalismo sexual muy innato en el mundo del fútbol, el cual se suele caracterizar por su homofobia. Su anterior presidente, Corny Littmann, se declaró abiertamente gay y en el los partidos del St. Pauli no es difícil ver banderas del movimiento LGTB. Durante algunas temporadas, el equipo tuvo como patrocinador principal una empresa dedicada a la venta de productos eróticos, conllevando un gran revuelo en la Alemania más conservadora y tradicional.

Hinchada con compromiso social

Los hinchas piratas se caracterizan por tener un alto compromiso social. Realizan diferentes actividades y jornadas para recoger ropa, juguetes y alimentos para los más necesitados. Además, muchos aficionados y gente del entorno del FC Sankt Pauli ofrecen cursos y actividades en las diversas casas okupas del barrio. Se trata de una afición muy rebelde y reivindicativa que participa en manifestaciones y actos muy variados.

Casi de manera espontánea surgieron los ideales comunistas y socialistas por los que se inclina el club y la atmósfera de sus partidos. Los hinchas adoptaron el cráneo con huesos cruzados como su propio emblema no oficial. El cambio de ubicación benefició al equipo, ya que los trabajadores portuarios, los desocupados y okupas -que de vez en cuando obtenían entradas sin cargo- comenzaron a apoyar al equipo del barrio: su afición creció de 1.600 a principios de 1981 a un promedio de 20.000 en la década del 90 y hoy a cerca de 30.000.

Alemania se veía convulsionada por el circo que la FIFA montaba alrededor de la Copa del Mundo 2006 que se desarrollo en ese país. Los tablones del estadio del St Pauli, también estaban repletos puesto que el club fue anfitrión de la FIFI Wild Cup un torneo compuesto por selecciones nacionales "no reconocidas por la FIFA" como Groenlandia, el Tíbet y Zanzíbar. El club participó con el nombre de República de St. Pauli.

La salida del equipo al ritmo de Hells Bells de AC/DC

El gran rival deportivo del Sankt Pauli es el HSV Hamburgo, el club grande y rico de la ciudad transformando el clásico en un gran desafío. El otro gran rival del equipo es el Hansa Rostock, entidad cuya sede se encuentra a 150 km de Hamburgo y donde se concentra gran parte del electorado de extrema derecha de Alemania; sus ‘’ultras’’ se reivindican abiertamente nazis, conllevando un importante conflicto ideológico en dichos encuentros que han desencadenado graves altercados entre los aficionados.

El club humilde y rockero de Hamburgo

¿Que hace de distinto al Fc Sankt Pauli? Sus hinchas se enorgullecen por ser el único estadio sin tablero electrónico en la Bundesliga y tener el número mas grande de admiradoras en toda Alemania. Son tan humildes como para sentir orgullo de estas pequeñeces pero a la vez tan fuertes como para enfrentarse abiertamente al nazismo: dentro del club esta prohibido todo acto nacionalista, fascista y/o nazi.

El FC Sankt Pauli está muy ligado a la música, especialmente al rock y al punk. El conmovedor Hell Bells de AC/DC acompaña al once de los piratas cuando salta al campo, una forma de aventurar al rival que va a conocer el infierno durante los siguientes 90 minutos. Otro aspecto de lo más curioso es que la megafonía del estadio celebra los goles con “Song 2″ de Blur. El grupo alemán Le Fly compuso “We Love St. Pauli”. Esta canción, cuyo videoclip no deja indiferente a nadie, se ha convertido en himno oficial del equipo. La banda Turbonegro compuso una versión de su canción “I got erection” adaptada al idioma alemán y al club. La banda de punk rock estadounidense Bad Religion disputó un partido benéfico con su filial en el año 2000. Otro referente del ska-punk italiano como Talco, incluyó “Sankt Pauli” en su disco “Mazel Tov” de 2008. El grupo de dub, reggae y jungle Asian Dub Foundation ha mostrado en repetidas veces su admiración hacia el St. Pauli. Muchas son las formaciones musicales que han colaborado con el equipo o le han mostrado sus simpatías: Panteon Rococó, Los Fastidios, Banda Bassoti, Ska-P, entre otras. En Alemania, los punks de Die Toten Hosen son activos simpatizantes del Fortuna Düsseldorf, equipo al que le adosaron una calavera pirata en su casaca, un guiño al St. Pauli. El club no es sólo un referente en el mundo del deporte, sino que también lo es en el ámbito político, cultural y en el musical.

Recital por los 100 años del St. Pauli

Siempre picando por izquierda

Al St Pauli lo une una gran amistad por ‘’izquierda’’con el Celtic de Glasgow y el Rayo Vallecano madrileño.

Hace 3 décadas un equipo del St. Pauli viajó a Nicaragua a jugar un amistoso con su selección en apoyo a la revolución sandinista. En el verano de 2005 aceptó realizar un partido de pretemporada en Cuba contra la selección de dicho país como expresión de apoyo a la Revolución Cubana.

Welthungerlife, una institución no gubernamental alemana que da apoyo alimenticio a gente con escasos recursos, se asoció al St. Pauli y, en 2005, crearon el proyecto “Viva con agua”, que envió agua embotellada a países como Etiopía o Ruanda entre otros.

Amplitud, integración, regocijo, humildad, orgullo, pequeños triunfos, algún que otro mal trago y mucho, mucho amor… Es todo lo que puede ofrecerte este humilde club.

Actualmente milita en la 2 ª Bundesliga, se ubica en la posición 17 y lucha por no descender a 3ª. El último partido del 2014 venció 3 a 1 al Aalen; su próximo encuentro será ante el Sandhausen el próximo 7 de febrero.







Temas relacionados

FC St. Pauli   /    Fútbol   /    Deportes

Comentarios

DEJAR COMENTARIO