Mundo Obrero

GBA ZONA NORTE

Sorpresivo paro de colectivos en La Primera de Grand Bourg de la empresa Rosario Bus

Los trabajadores de las líneas 315, 440 y 740 ayer se pusieron de pie ante la agresión sufrida por un chofer de parte de un usuario, tomando medidas de fuerza. Son cotidianas las agresiones y la pandemia encrudeció esta situación. Denuncian el estado deplorable de los vehículos y mala liquidación de haberes.

Chofer del MAC

Movimiento de Agrupaciones Clasistas

Jueves 18 de febrero | 13:20

Los pocos servicios, horarios, seguridad y las condiciones en las unidades son un reclamo común, tanto del usuario que sufre esta situación como los choferes. Pero los choferes son la cara visible de los que deciden sobre estas condiciones como lo es el monopolio ROSARIO BUS, que poco invierte en la renovación, llevado a que el conductor sufra las agresiones por la desidia empresarial.

El paro se realizó por presión de los compañeros que venían alertando al cuerpo de delegados de esta situación, agregaron además, la mala liquidación de haberes. Este es un problema (o más bien un negocio con el cual financian los diferentes aportes que hacen a las zonas de UTA o cuerpo de delegados) que afecta a la mayoría de los compañeros, no solo por el robo en sí mismo, sino también porque la gran mayoría de los sueldos están por debajo de la canasta básica.

El "robo del siglo" se dio en 2018, cuando la UTA negociaba paritarias a la baja y paupérrimas cláusulas de revisión donde las actas cambiaban cada tres meses, ni hablar de los sueldos de los compañeros nuevos donde los estafan con las horas de las guardias interminables. Las pésimas condiciones de las unidades están a la vista, pasajeros con el pie dentro de los agujeros en el pasillo de los colectivos, estribos podridos por falta de mantenimiento y unidades con casi diez años de antigüedad.

La llegada del gremio a "la quinta" (galpón de La Primera de Grand Bourg en San Miguel donde se guardan los coches) se da en un marco de un cuerpo de delegados dividido y un adscrito de UTA poco representativo. Los compañeros tomaron la posta y plantearon todos los problemas antes nombrados. Exigieron renovación de las unidades y resolver la correcta liquidación de sueldos. Dieron un gran paso, le sacaron una reunión en el Ministerio Trabajo para el lunes 22 de febrero por un compromiso de renovación de unidades. Contemplaron en dicha asamblea que si se llega a descontar el día de paro en la próxima fecha de pago llamarían a una nueva medida, porque no son los trabajadores los responsables de esta situación y muchos menos el usuario. Queda claro que es el empresario y sus cómplices los que no son capaces de controlar los servicios, horarios y las condiciones en las que se viaja en el transporte público.

Hace 15 años se vienen reclamando las cabinas en las unidades, pero evidentemente el verdadero negocio es que nos consideran como descartables. En la línea 203 (AZUL SATA – ROSARIO BUS) murió un compañero por Covid-19, tanto la empresa como el cuerpo de delegados negaron su condición médica, cuando el Hospital de San Isidro lo traslada inmediatamente a su clínica por obra social con dicha patología. Hoy volvieron a citar choferes que son de riesgo para volver a trabajar, los intimidan cuando todavía están eximidos de volver hasta el 31/3/2021 según decreto 67/2021.

Las cabinas resolverían el problema de la seguridad e higiene con respecto a estas situaciones, pero lamentablemente para los patrones es más barata la vida de un trabajador que el costo de una cabina. UTA viene haciendo oídos sordos a este reclamo, no nos olvidamos de Leandro Alcaraz y Pablo Flores.







Temas relacionados

Coronavirus   /    Ministerio del Trabajo   /    Paro de transporte   /    Choferes   /    Paro del transporte   /    UTA   /    Zona Norte del Gran Buenos Aires   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO