Mundo Obrero México

PANDEMIA

Soriana se deslinda del riesgo de salud de abuelos empacadores

La cadena de supermercados Soriana manda a los empacadores de sus tiendas a casa a causa del Covid 19, ya que todos son de la tercera edad, el sector más vulnerable a la enfermedad. Los envía con la pura promesa de recaudar sus propinas para dárselas, pero los condena a morir de hambre para no asumir la responsabilidad por su salud.

Viernes 20 de marzo | 23:47

Las grandes tiendas como Soriana utilizan a los adultos mayores como mano de obra gratuita, ya que no les paga salarios ni prestaciones en sus 810 sucursales. Sólo reciben propinas de los clientes.

Esta situación se agrava con la llegada del covid-19, ya que la cadena anunció que para “protegerlos”, a partir del viernes 20 de marzo, es decir mañana, los van a enviar a sus casas. Pero ¿eso significa que podrán descansar con goce de sueldo? Claro que no, si ni siquiera tienen un sueldo fijo, viven de las propinas.

Por eso Soriana les hizo el “favor” de anunciar sus clientes que toda la propina recabada se les enviará a los abuelitos, para disimular el hecho de que los explota sin piedad, porque son el sector de la sociedad que es más vulnerable tanto a la pandemia como a la sociedad capitalista. Lo cual se agrava en un contexto donde la enfermedad se elevó a 164 casos confirmados y 448 casos sospechosos.

Es una situación legitimada por su puesto por los órganos estatales, pues el empleo de adultos mayores se lleva acabo en conjunto con el Instituto Nacional de Adultos Mayores (INAPAM), pero estas son personas que han trabajado toda su vida ¿por qué no pueden gozar de una pensión que les evite tener que pasar por esta pena?

Te puede interesar: "Cerillos": la máxima precarización de la infancia y los adultos mayores

Porque las políticas de precarización implementadas por los países imperialistas y organismos como el FMI y la OCDE así lo demandan, políticas neoliberales a las cuales el gobierno de la 4T le sigue dando continuidad.

Por ello no se les debe llamar empacadores voluntarios a los ancianos que están obligados a aceptar estos trabajos por necesidad, ya que la figura de “voluntarios” encubre el hecho de que la empresa no reconoce la relación laboral, lo cual está respaldado y legalizado por el INAPAN y sus programas gubernamentales.

Frente a esta situación tanto los empacadores como cualquier otro trabajador tienen el derecho en primer lugar al reconocimiento de la relación laboral, a un sueldo fijo acorde al costo de la canasta básica y ajustable por inflación, que cubra todas sus necesidades.

Exigimos que puedan estar en sus casas y que los gastos sean pagados por la empresa, que tengan jubilaciones dignas o si desean seguir trabajando, tener condiciones adecuadas para laborar como prestaciones, servicio médico, vacaciones pagadas, bonos, horarios específicos que eviten que estén todo el día, junto con material para protegerse de enfermedades como el covid-19.







Temas relacionados

covid-19   /    adultos mayores   /    Mundo Obrero México   /    Soriana   /    Supermercados

Comentarios

DEJAR COMENTARIO