Política

RECONCILIACIÓN Y DOS DEMONIOS

“Son héroes”: el Ejército vuelve a reivindicar a sus represores

En un acto homenaje a los militares que murieron durante el ataque de Montoneros al Regimiento de Infantería de Monte 29 en Formosa en 1975, el jefe del Ejército aprovechó profundizar la senda de la reconciliación que viene marcando el Ministerio de Defensa.

Gloria Pagés

Hermana de desaparecidos | CeProDH | @Gloria_Pages

Martes 6 de octubre | 16:00

“Es un nuevo aniversario del sanguinario ataque de una banda sediciosa contra el regimiento de infantería de monte", leyó el locutor oficial para dar inicio a la ceremonia. Ya se notaba el tono que tendría la reivindicación de aquella acción militar de hace 45 años.

Fue este lunes y el escenario esta vez fue el cuartel del Regimiento de Infantería de Monte 29, en la ciudad de Formosa y el acto fue presidido por el Jefe del Estado Mayor General del Ejército, general de brigada Agustín Humberto Cejas junto al el vice gobernador de la provincia de Formosa, Eber Solís.

Ante algunos familiares de los soldados que murieron en el ataque, Cejas expresó que “aquella tarde los integrantes de este regimiento demostraron, que siguiendo aquel juramento, se inspiran las conductas más elevadas, (…) puedan empeñarse con un coraje extraordinario y convertirse en héroes como los que hoy honramos.”

“Los héroes de Formosa no murieron en vano”, concluyó Cejas. Esta reivindicación que por supuesto no es nueva y es parte de la tradición del Ejército de honrar a sus “héroes” represores. Fue históricamente utilizada como una apología del terrorismo de estado, ya que operó junto al Operativo Independencia como antesala del genocidio.

Nada dijo Cejas, claro, de que allí murieron fusilados quince militantes de montoneros, que hubo desaparecidos. Y que al día siguiente se desencadenó en Formosa una durísima persecución y hubo centenares de detenidos. Se llegó a detener al Obispo de Formosa, Monseñor Scozzina. Pocos meses después, las instalaciones del RIM29 se transformaron en un Centro Clandestino de Detención y exterminio, donde pasaron centenares de formoseños y hubo más de cuarenta desaparecidos.

El trasfondo de estos homenajes es la reivindicación que hace el Ejército del rol represivo y golpista que jugo la fuerza durante los años 70 y la visión histórica de que en Argentina hubo una guerra entre las Fuerzas Armadas y las organizaciones guerrilleras.

Intentos de dar "vuelta la página"

El acto del lunes y la apelación a la heroicidad de los militares de Infantería de Monte 29 se enmarca en una sucesión de eventos nada aislados en los que el gobierno, el Ministerio de Defensa que conduce Agustín Rossi, y desde la jefatura del Ejército, se empeñan en marcar una agenda de reconciliación con las Fuerzas Armadas y de fortalecimiento de este aparato represivo.

Aprovechó Cejas para reivindicar el Fondef (Fondo para la Defensa), 30 mil millones de pesos para “revertir décadas de deterioro del material, hacer más por quienes nos necesitan en la emergencia y potenciar la industria para la defensa”. Esto se suma a los aumentos que recibió el personal de las Fuerzas Armadas.

Podés leer: "Día histórico" para las fuerzas represivas: Rossi festejó aumentos y más equipamiento

Resulta obsceno, mientras cerca de la mitad de la población está bajo la línea de pobreza, y miles de familias ocupan terrenos para tener un pedacito de tierra para vivir.

Desde el inicio de la cuarentena obligatoria, el gobierno ha dado a las Fuerzas Armadas un rol preponderante, sacando el Ejército a las calles, naturalizando su presencia y amedrentando con su presencia uniformada.

Leé también: A confesión de parte: Rossi afirmó que los militares realizan el más importante despliegue desde 1983

Ya Alberto Fernández había querido imponer una “vuelta de página”; eufemismo de reconciliación, a pocos días de un nuevo aniversario del golpe genocida. El repudio fue generalizado.

No hay que olvidar que Rossi, el ministro de Defensa selló un acuerdo con el jefe del Ejército para homenajear a represores. Con la venia del Gobierno, recorrerá todos los comandos de brigada del país reivindicando a puertas cerradas a militares que participaron activamente del genocidio.

Te puede interesar: Ninguna vuelta de página: el jefe del Ejército pactó con Rossi homenajear a represores

El “incidente” por el cual el Ministerio de Defensa debió bajar un twit de reivindicación al Operativo Independencia por el rechazo que causó, expresa que, a pesar de los intentos, no hay lugar para la reconciliación con esta institución que tiene en su historia la masacres y genocidios. Por más que Alberto Fernández las quiera endulzar diciendo que “queremos unas Fuerzas Armadas integradas a la sociedad y preparadas en la institucionalidad y el respeto a los derechos humanos.”

Este pacto de Rossi con el jefe del Ejército es un paso atrás, que se inspira en la teoría de los dos demonios, que equipara los crímenes de Estado, con un grupo armado. Si tener ningún acuerdo estratégico con los Montoneros, y sus métodos, jamás podrán ser equiparables con los genocidas que aplastaron en sangre a una generación de obreros y estudiantes nacidos en el Cordobazo.

Te puede interesar: Genocidio: no hay ni puede haber “vuelta de página”







Temas relacionados

Alberto Fernández   /    Militares   /    Agustín Rossi   /    Fuerzas Armadas   /    Ejército   /    Genocidio   /    Libertades Democráticas   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO