Géneros y Sexualidades

INTERRUPCIÓN VOLUNTARIA DEL EMBARAZO

Solo hay 19 médicos para garantizar el derecho al aborto en Salta

En la capital provincial son tres los ginecólogos que no se declaran objetores de conciencia para una población de personas con la capacidad de gestar que supera las 300 mil.

Jueves 28 de enero | 15:46

A casi un mes de aprobarse la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), solo hay 19 médicos que llevan adelante la práctica en los hospitales públicos de la provincia. Muchos de los cuales solo pueden atender abortos hasta el primer trimestre de gestación.

El director del hospital Materno Infantil, Federico Mangione, sostuvo en diálogo con la radio Aries que de una planta de “más de 70 profesionales ginecólogos (…) son más del 90% los médicos objetores de conciencia. Solamente tengo 3 profesionales que son los que están dispuestos a realizar esto (la IVE, NdR)”.

Además, denunció el negocio de los abortos en el sistema privado de salud. “Estoy convencido que en diferentes partes de la provincia, y me atrevo a decir en el país, muchos son objetores en la parte pública y no lo son en la privada”.

Más pedidos de IVE

El secretario de Salud de la provincia, el doctor Martín Flores Perazzone, remarcó ayer que en los primeros 19 días de este año recibieron 80 llamados para interrumpir voluntariamente el embarazo. La mayoría de los casos desde la capital, con 67 llamadas, aunque empiezan a recibir pedidos desde localidades que antes no.

Como muestra, el gerente del hospital Materno remarcó al respecto que en la capital “apenas se aprobó (la IVE, NdR) aumentó al doble” la cantidad de intervenciones “respecto a lo que veníamos trabajando. Veníamos de 5 por semana y se fue de 8 a 10 por semana”, en una población de personas con la capacidad de gestar que supera las 300 mil.

Se defiende en las calles

Luego del revés judicial que sufrieron la ex senadora nacional Cristina Fiore y otros referentes antiderechos, ante su pedido de inconstitucionalidad de la Ley 27 610, no podemos confiar ni un poco en la justicia machista y medieval salteña que mantuvo durante décadas la educación religiosa obligatoria en las escuelas y que durante décadas tampoco garantizó el acceso a la ILE a niñas abusadas.

Tenemos que mantenernos como movimiento de mujeres organizadas, en las calles, para que tanto la ILE como la IVE se cumplan. Pero para esto, tenemos que unir nuestra pelea a la de separar las Iglesias del Estado.

Calentando motores hacia el primer 8 de marzo con el derecho al aborto como ley, esta debe ser una de las batallas centrales.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO