×
×
Red Internacional

Tribuna Abierta.Solidaridad entre las ocupaciones de tierras: Un sueño llamado "MIO"

Pablo Daniel, vecino del Barrio "La Nueva Union" relata su experiencia al llevar la solidaridad al Barrio de Ciudad Evita que sufrió la represión de la policía unas horas antes de Navidad este 24 de diciembre.

Pablo Daniel SaldiviaVecino del Barrio Nueva Unión

Martes 28 de diciembre de 2021 | 16:52
Pablo vecino del Barrio Nueva Union llevó su solidaridad con el Barrio 1 de Noviembre de Ciudad Evita

Un sueño llamado "MIO"

El común denominador de los barrios populares y tomas que día a día se transforman en primera plana, es la defensa de cualquier modo, por alguien a defender lo suyo. Seguramente a primera impresión y para mucha gente es normal y hasta comprensible verlo de ese modo.

Nadie debería sentir arrebatado aquello que posee. Pero ante una abrumadora realidad de abandono, desidia y falta de atención a las básicas necesidades de un pueblo, es cuando comienzo a ver otra perspectiva de la historia.
En carne propia me tocó sentir estas emociones encontradas, entre lo que es correcto a respetar como la propiedad ajena y lo que necesariamente me veo obligado junto a tantas otras personas a realizar para llegar a cumplir ese sueño de sentir que es mio el suelo que piso.

El día domingo junto a compañeros del PTS nos acercamos a la toma del barrio 1 de noviembre para declarar junto otras agrupaciones y compañeros de otras tomas nuestro apoyo a esas familias que, como tantos, tienen el mismo sueño. Ya unas cuadras antes de llegar al Iugar, las imágenes del paredón roto me Ilenaban la mente de imágenes imaginarias de lo vivido por ellos el 24 de diciembre a las 6:30 de la mañana.

Corridas, gritos, llantos de mujeres y niños. Fue tan real mi imaginación que hasta el olor a colchones y el crepitar de la madera prendiéndose fuego se agolparon en mi mente.
 
Ya llegados al punto de reunión entre saludos, con gente que veía por primera vez pero sentía que conocía de toda una vida (tal vez así nos fortaIecemos, creyendo que aquel apoyo que recibimos nunca nos faltará).

Una construcción de varas de los mismos árboles que los rodeaban con las cenizas aún tibias del anterior comedor quemado en el medio hacía resurgir cual ave Fénix al nuevo comedor.

Toda mi imaginación se esfumó y dejó paso a la mas verdadera reaIidad, Ia capacidad de nunca rendirse que tenemos los que ostentamos el título de luchar por lo que soñamos y merecemos. Nuestro interminable grito de JAMÁS dejaremos de luchar por lo que por derecho nos corresponde. Nuestra inigualable fuerza desde el convencimiento de que no merecemos ser excluidos.
Fue grande la forma en que esas mujeres y hombres que dia a dia, sin bajar los brazos, aun cuando el olor a quemado, eI ruido y el calor del fuego ensordece y abraza, y el mas lastimoso sonido de todos que es el del llanto de un hijo repercute como bombas en los oídos, solo esperan que las cenizas entibien para volver a empezar.

Con esa imagen me quedé, así se los hice saber en unas palabras apagadas por la emoción que me provocó, pero fuertes en apoyo y convicción.

Cómo no emocionarse al ver los rostros crispados por la bronca y la impotencia de aquellos hombres y los ojos hinchados por el llanto y las voces quebradas de aquellas mujeres que revivían en sus mentes una y otra vez lo sucedido.
Pero los machetes no dejaban de limpiar varas y las tenazas apretaban alambre al sonar del martillo cIavando, porque así somos. No tenemos Iugar ni tiempo para el sabor amargo del mal momento, lo endulzamos con la esperanza y la fuerza que vaya a saber dios de donde nos sale.

Siempre será lucha la nuestra y siempre nos encontrará unidos no importa que barrio sea, ni si son diez o mil famiIias, porque algo tengo claro, nos une a todos el mismo sueño, ese sueño Ilamado "mio".

Dedicado a las familias del barrio 1 de noviembre y a tantas otras en distintos barrios que no abandonan la lucha.

Pablo Daniel Saldivia
Barrio Nueva Unión.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias