×
×
Red Internacional

Ya son cinco las provincias que incluyen en su política oficial de salud el tratamiento con ivermectina contra la Covid-19. Sin embargo, no está aprobado por la ANMAT, y la Sociedad Argentina de Infectología no recomienda su uso.

Maty ZetaEstudiante de Ciencias Matemáticas y docente UBA

Miércoles 27 de enero | 09:06

Recientemente el ministro de Salud de la provincia de La Pampa, Mario Rubén Kohan, anunció que próximamente la provincia va a contar con los primeros tratamientos de ivermectina contra el coronavirus. Provincias como Salta, Corrientes, Misiones, y Tucumán ya lo usan. Sin embargo, es un tratamiento que no está aprobado por la Anmat y no existen pruebas concluyentes a su favor.

La Sociedad Argentina de Infectología (SADI) realizó un comunicado en octubre del 2020 en donde afirma que “[...] la ivermectina es un potencial inhibidor de la replicación viral del SARS-CoV-2. Sin embargo, la evidencia disponible in vitro sugiere que para alcanzar niveles efectivos de ivermectina se necesitarían importantes aumentos y potencialmente tóxicos de la dosis.”

¿Qué es la ivermectina?

La ivermectina es una droga antiparasitaria que se usa en medicina humana y veterinaria. Hay que aclarar que la ivermectina de uso humano es distinta de la ivermectina de uso veterinario. Según la SADI, “la ivermectina no es una droga inocua y aún a dosis terapéuticas puede provocar un número frecuente (>10%) y considerable de efectos secundarios adversos, desde leves a graves.”

A partir de un estudio publicado en junio del 2020 en la revista Antiviral Research según el cual la ivermectina inhibía la replicación del SARS-CoV-2 en cultivos celulares in vitro, en diversos lugares se empezó a considerar que puede servir como tratamiento.

Sin embargo, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) advierte que la reducción de carga viral en cultivos de laboratorio no indica que dicho preparado sea beneficioso desde el punto de vista clínico.

Entre otros países de América Latina, la ivermectina se ha utilizado en Ecuador, Honduras, y en Perú. En el caso de este último, tras indicios de no ser eficaz dejaron de utilizarla en octubre.

¿Qué sucede en Argentina?

En Argentina, a partir del estudio previamente mencionado se conformó un consorcio público-privado entre equipos de investigación del Instituto de Investigaciones de Enfermedades Tropicales de la Universidad Nacional de Salta (IIET, UNSa), el Centro de Investigación Veterinaria de Tandil (CIVETAN, CONICET-UNCPBA-CICPBA), la Universidad Nacional de Quilmes (UNQ), la Unidad de Virología y Epidemiología Molecular del Hospital ”Prof. Dr. Juan P. Garrahan” y el Laboratorio Elea Phoenix S.A. (que pertenece al grupo INSUD, de Hugo Sigman), que también colaboró en la cofinanciación del proyecto.

Los equipos de investigación realizaron un ensayo con 45 pacientes adultos que cursaban la COVID-19 en un estado temprano de la enfermedad y con síntomas leves o moderados. Para el estudio, hicieron mediciones de seguridad del medicamento, cuantificación de virus en secreciones respiratorias y niveles de ivermectina en sangre.

Los pacientes que recibieron ivermectina presentaron una respuesta antiviral significativamente diferente a los no tratados, el efecto se evidenció en la disminución más profunda de virus en secreciones. Sin embargo, sobre este estudio, la Red Argentina de Centros de Información de Medicamentos (RACIM) hace notar que la variable utilizada en algunos casos no necesariamente resulta en una buena predictora de beneficios clínicos, como sucedió con la hidroxicloroquina.

En conclusión

No se descarta que la ivermectina pueda funcionar como tratamiento para el Covid-19. Pero aún faltan pruebas concluyentes. Mientras tanto, no solo la Anmat que aún no aprobó el tratamiento, sino que también la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos) desaconseja su uso de manera masiva y por fuera del contexto de ensayos clínicos.

Como dice la RACIM, dichos ensayos deberían ser registrados y avalados por un comité de ética, que permitan establecer claramente su eficacia con resultados clínicos relevantes, determinar el momento propicio para su uso e identificar una dosis con un apropiado balance beneficio/riesgo. Solo así se podrá realizar una recomendación adecuada.

Más información:

Ficha técnica ivermectina RACIM
Declaración SADI
Preguntas y respuestas FDA




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias