×
×
Red Internacional

El sindicato de Foetra y la MUS (Mesa de Unidad Sindical que agrupa a los sindicatos nacionales) cerró de manera inconsulta con el conjunto del gremio, un 22.5% en junio y 0.5% en julio. Las empresas de telecomunicaciones tuvieron ganancias millonarias, a costa de salarios a la baja, precarización, tercerismo y tarifazos. ¿Cuál es la salida para enfrentar el ajuste?

Soledad DomenichettiTrabajadora telefónica | Agrupación Violeta | @soledome1 Historiadora

Martin DurandDelegado Foetra | Agrupación Violeta

Martes 10 de mayo | 13:42

En el último mes una gran parte de las direcciones burocráticas de sindicatos de los sectores más importantes de la industria y servicios salieron a discutir paritarias. Pero por el resultado de las mismas queda demostrado, una vez más, que su objetivo como mucho es lograr una recomposición parcial de los salarios, pero cuidándose de no perjudicar las ganancias de las empresas y que siga avanzando el ajuste pactado entre el gobierno de Fernández y el FMI, en el cual la inflación como licuadora de los salarios es uno de los pilares fundamentales. De esta forma las conducciones sindicales que le vienen dando tregua al gobierno y son garantes de la paz social, intentan contener a las y los trabajadores para que no se exprese su malestar frente a la crisis económica que se agudiza de la mano del ajuste, del aumento de precios, de servicios y de alquileres, etc.

Te puede interesar: Sindicatos telefónicos protestan ante las oficinas de las empresas telefónicas

Este es el caso también de la última paritaria de FOETRA, sindicato de las telecomunicaciones y la MUS (Mesa de Unidad Sindical que agrupa a los sindicatos nacionales) que acaba de cerrar un mísero 23% por el tramo abril, mayo y junio, con lo que manifiestan haber logrado un supuesto 59% por la paritaria junio 2020-junio 2021. Pero que si uno calcula el promedio anualizado de los 12 salarios, al ser en múltiples cuotas y donde el total se cobra solo en el último mes el aumento real es muchísimo menos, ya que además se va licuando por la inflación. El “Pago único y extraordinario” que menciona el acuerdo a cobrar el 16/05 del 20% de cada categoría tomada del salario de junio de 2021, para una categoría 4 representa aproximadamente 14.000 pesos a modo de paliativo, pero que no impactará en las horas extras ni adicionales. El resto del aumento es recién en junio, es decir abril queda sin aumento.

Este acuerdo del que aún no dieron a conocer el acta, se hizo votar en la reunión de la Comisión Administrativa de la que forma parte nuestra compañera Florencia Saracho, como parte de la minoría opositora: “En la reunión no solo no nos dieron acceso al acta firmada, sino que planteamos que hay malestar en el gremio por un aumento cuyo porcentaje no se le consultó a nadie, sino que se decidió entre cuatro paredes. El salario no alcanza, hay muchos compañeros y compañeras de las móviles que al tener un salario de $80 mil se ven obligados a tener más de un trabajo para poder llegar a fin de mes. El salario inicial debería ser como mínimo igual a la canasta familiar, hoy en $145 mil. Por lo que rechazamos la propuesta de que este acuerdo sea votado en la comisión administrativa, porque no sólo es insuficiente sino que es inconsulto con el conjunto del gremio. Propusimos que se convoquen plenarios de delegados con el mandato de las asambleas y una asamblea general de afiliados, para que seamos el conjunto de las y los telefónicos quienes decidamos. Nuestra moción de que sea votado en plenarios y asambleas fue rechazada, profundizando el método cada vez más burocrático que la Azul y Blanca viene teniendo desde hace años. Justifican un aumento insuficiente diciendo que la situación en el país está difícil, cuando en realidad lo difícil está para las y los trabajadores que no llegamos a fin de mes, mientras los empresarios no pararon de ganar ni un segundo y el gobierno los sigue enriqueciendo aprobando aumentos de tarifas, a la par que los salarios se licúan mes a mes con una inflación que no para de aumentar.”

Al ser una conducción que organiza a las y los trabajadores de las empresas de servicios que más vienen ganando en los últimos años, con el aumento del uso de internet/celulares y la integración de las mismas al negocio del cable, más los aumentos de tarifas reciente del 19%, es inadmisible que exista una gran parte de las y los trabajadores por debajo de la canasta familiar. Sólo durante 2021, Telecom ganó 105 millones de dólares, Telefónica 8137 millones de euros y Claro 3400 millones de dólares (las últimas dos a nivel mundial).

Peor aún es la situación de los tercerizados, que haciendo el mismo trabajo que el de un efectivo, tienen jornadas más extensas y cobran un salario sujeto muchas veces a la productividad, que ni siquiera llega a la canasta de pobreza y tienen que hacerse cargo de pagar la nafta para trasladarse a la casa de los usuarios. A pesar de los reclamos que venimos haciendo hace años para luchar por el pase a planta permanente desde la Agrupación Violeta y el conjunto de la oposición, vuelven a darle la espalda a sus reclamos y necesidades, dejando en pie uno de los principales pilares de las ganancias de estas multinacionales: la creciente precarización de la mayoría de sus trabajadores. A pesar del discurso demagógico, la conducción de la Azul y Blanca es en los hechos garante del ajuste y la precarización, manteniendo la división entre efectivos y tercerizados, que tanto favorece a las empresas.
Pero sobre todo impiden que la fuerza de las y los trabajadores se imponga frente a la situación de crisis que recae sobre las grandes mayorías, la unidad con las y los tercerizados y los trabajadores de Satsaid que vienen de un paro nacional, tiene una potencialidad enorme. Con paros y movilizaciones podríamos vencer a estas empresas, buscando la unidad con los usuarios populares que sufren los tarifazos, y ser un ejemplo en pequeña escala, para el conjunto de los trabajadores en esta situación de ajuste.

Los trabajadores de los sectores estratégicos como los servicios, el trasporte, las principales industrias, en unidad con los precarizados y desocupados tenemos la fuerza para frenar el ajuste y lograr que la crisis la paguen los que la generaron. En las peleas por salario, convenio y contra el hambre es clave el debate de este norte. La bronca que se evidenció en las asambleas que se realizaron el jueves pasado, demostraron la necesidad de discutir una salida que supere a las conducciones burocráticas y las divisiones que nos imponen.

Desde la Agrupación Violeta (PTS e independientes) venimos peleando en cada asamblea y desde la minoría, contra esta estrategia de división de las filas obreras que tiene la Azul y Blanca. En el marco del ajuste del cogobierno del FMI que va a ir empeorando mes a mes, se hace aún más necesario fortalecer la pelea para unir por abajo lo que el gobierno, las patronales y la burocracia dividen. Te invitamos a acompañarnos en esta pelea que ahora tiene planteado el apoyo a las y los trabajadores desocupados y precarios más golpeados por la crisis, acompañando la marcha federal y exigiendo desde las oficinas la solidaridad de nuestro sindicato, y que llame a movilizar este jueves 12, apoyando la unidad de ocupados y desocupados.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias