×
×
Red Internacional

Los más afectados son los informales. El salario real de los trabajadores no registrados cayó un 10% en el acumulado del año. La inflación alcanzará el 100% este año y destroza el poder de compra de los ingresos. Es urgente la recomposición salarial de todo lo perdido en estos años.

Escuchá esta nota
Jueves 10 de noviembre | 21:37

La inflación acumulada en lo que va del año (a septiembre) alcanzó el 66%, y se proyecta que a fin de año trepará al 100%. Los salarios pierden frente a la suba de precios. En septiembre el Índice de salarios, que publicó este jueves el Indec, acumula una suba del 61,2% respecto de diciembre previo, es decir por debajo de la inflación.

Te puede interesar: La agenda olvidada: ¿cómo se vive en la Argentina?

En términos interanuales, el Índice de salarios mostró un incremento de 78,7%, como consecuencia de subas del 80,2% en el sector privado registrado, 78,2% en el sector público y 74,9% en el sector privado no registrado. Estos aumentos estuvieron por detrás de la inflación en el mismo período, que alcanzó el 83%.

¿Cuánto perdieron los salarios?

Cuando terminó el mandato de Macri el poder adquisitivo del salario del sector privado registrado descendió 22 % (diciembre 2019 versus octubre 2015), según los datos del índice de salarios que elabora el Indec. En septiembre de 2022 el poder adquisitivo solo varió un 0,2% en relación a diciembre de 2019.

Según el último dato publicado por el Indec, el poder de compra de los trabajadores registrados privados perdió en lo que va del año 1% (septiembre 2022 versus diciembre 2021) y aún está un 21% por debajo de 2015 (septiembre 2022 versus octubre 2015).

En el sector público registrado, cuando terminó el Gobierno de Cambiemos el poder adquisitivo descendió 26 % (diciembre 2019 versus octubre 2015). En septiembre 2022, se registró una baja de 4% en relación a diciembre de 2019, y la pérdida en relación a 2015 es de 28%. En lo que va del año el poder de compra perdió un 2%.

Los sectores más afectados fueron los trabajadores no registrados. En el sector informal, al terminar el mandato de Macri se registraba una pérdida de 24 % (diciembre 2019 versus octubre 2016-la serie en este caso comienza en 2016). En septiembre de este año el poder de compra bajó 14% en relación a diciembre de 2019, y en lo que va del año la caída es de 10%. La pérdida con respecto a octubre de 2016 es del 35%. Alberto Fernández repitió en varias ocasiones "Primero, los últimos”, pero los informales fueron los más castigados por la inflación.

Los dirigentes sindicales siguen de cuarentena, donde también tiene peso un sector cercano a Cristina Fernández, y fueron cómplices del desplome del poder de compra. Es urgente la recomposición salarial de todo lo perdido en estos años, un salario mínimo igual a la canasta familiar, y la actualización automática de salarios en función de la inflación. Los trabajadores de la Junta Interna de Ate Indec calculan una canasta de consumos mínimos para llegar a fin de mes: en septiembre fue de $204.924.

Miles de residentes y concurrentes se vienen organizando y ya van varias semanas de paros y movilizaciones, como también las y los trabajadores del Garrahan, peleando por aumento salarial y en defensa de la salud. Las direcciones sindicales como la CGT y la CTA tendrían que estar a la cabeza de un plan de lucha, por las demandas de las trabajadoras y los trabajadores y de los sectores populares, por la unidad de trabajadores ocupados y desocupados para pelear por vivienda y trabajo genuino.

Te puede interesar: Cien días con Massa al frente del ajuste ¿cuáles fueron las consecuencias?


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias

Sin-la-heladera-llena-los-salarios-pierden-hasta-un-14-durante-el-gobierno-del-FdT