×
×
Red Internacional

Legislatura PBA.Sin grieta: el Frente de Todos y Juntos negocian habilitar la re-reelección de sus intendentes

En la sesión extraordinaria de la legislatura provincial de este martes, junto al presupuesto 2022, se trataría la modificación de la ley impulsada en 2016 por Massa y Vidal para limitar las reelecciones de los mandatarios municipales. Las dos coaliciones mayoritarias buscan la manera de sortear esa limitación para garantizar la reelección de sus mandatarios, muchos de los cuales llevan décadas en sus cargos.

Lunes 27 de diciembre de 2021 | 23:31
Foto: El marplatense

En lo que probablemente sea una sesión maratónica, este martes desde el Frente de Todos en acuerdo con el sector mayoritario de Juntos, se trataría una modificación a la ley 14.836 sancionada en 2016, mediante la cual se estableció un límite a la reelección indefinida de los intendentes municipales y legisladores. Aquella ley había sido impulsada por Sergio Massa, líder del Frente Renovador, con el apoyo de la ex gobernadora María Eugenia Vidal.

Esa iniciativa del hoy diputado nacional por el Frente de Todos, buscaba junto a Vidal, socavar el poder de los barones del conurbano e intendentes del interior peronistas que tienen bajo su poder hace años o décadas la mayoría de los distritos de Buenos Aires. Pero esa jugada apoyada por la mayoría de los legisladores e intendentes de Juntos por el Cambio, hoy le juega en contra a varios de ellos.

La ley sancionada en 2016 estableció que no podrá postularse para un nuevo mandato de forma consecutiva aquél que ya haya sido reelegido anteriormente. Se consideró como inicio del período a contabilizar el 2015, año de renovación en los poderes ejecutivos y de desembarco de Juntos por el Cambio en la presidencia, gobernaciones e intendencias. De esa manera, quienes asumieron sus cargos en ese año y fueron reelegidos en 2019, no podrían presentarse nuevamente en 2023. Pero eso va en contra de las aspiraciones de la mayoría de los intendentes del Frente de Todos y de Juntos. Ese año (2015) es el que se buscaría modificar por 2019.

Otro punto de discusión de esa ley que lleva a que la hoy oposición busque la manera de trampearla, es un anexo añadido al momento de la reglamentación por decreto. En ese agregado se establecía para la limitación de la re-reelección, la salvedad a aquellos mandatarios que en su segundo ejercicio, hayan estado efectivamente en su cargo menos de dos años y 1 día. Pero hecha la ley hecha la trampa, ese considerando llevó a que alrededor de una veintena de intendentes se tomara una licencia antes de cumplirse ese lapso, con el fin de poder presentarse en una tercera elección.

De esta maniobra hicieron uso Jorge Macri, que fue a parar como ministro de Gobierno de Larreta, y casi una veintena de intendentes peronistas, como Insaurralde, ahora jefe de gabinete de Kicillof, por sólo nombrar a uno de ellos. Sin embargo en el uso de esa trampa legal, la oposición de derecha, al no contar con la cantidad de cargos a ocupar como si cuenta el oficialismo siendo gobierno, salió perdiendo. Y esa desventaja es lo que motiva a la mayor parte de la oposición de derecha a acompañar una modificación.

Ese cambio en la ley es principalmente impulsado por los intendentes peronistas de Buenos Aires que buscan seguir perpetuándose en sus cargos, tanto de aquellos que se pidieron licencia (viendo otras reelecciones a futuro), como de quienes hasta el momento no estaría habilitados para presentarse en 2023. El cambio contaría con el apoyo de Máximo Kirchner, flamante presidente del Partido Justicialista (PJ) por ese distrito, cargo al que no podría haber llegado sin la aprobación de los intendentes, quienes ahora le piden su aprobación en esta cuestión. Cinco años atrás el líder de La Cámpora veía con buenos ojos la ley, ya que limitaba el poder de los caciques peronistas y dejaba lugar para el avance de las figuras de su espacio.

Te puede interesar: Asumiendo en la derrota: Máximo es el nuevo presidente del PJ bonaerense

Pero no solamente el Frente de Todos está interesado buscar la manera de sortear esa normativa, sino que tanto para intendentes del Pro como radicales, es una necesidad alguna modificación que les permita poder presentarse nuevamente al cargo. Por ello, contando con el apoyo de los sectores mayoritarios del Frente de Todos y de Juntos, se espera que la modificación de ley consiga tanto la cantidad de legisladores para ser tratada, como su aprobación. A los cambios en la ley se oponen sus mentores, Massa y Vidal, quien ésta última lanzó hace unos días un comunicado junto a un grupo de algo más de una decena de legisladores fieles en el que se pronunció, con demagogia institucionalista, en contra de algún tipo de modificación de la ley.

La rosca parlamentaria que comenzará este martes en la legislatura provincial, pero que ya se inició hace semanas por detrás de escena, muestra que a pesar de la polarización que se alimenta desde las dos coaliciones mayoritarias, cuando de preservar el poder político en el territorio se trata, los acuerdos y coincidencias surgen rápidamente. En la provincia con mayor población del país y con índices alarmantes de pobreza, crisis de vivienda, desocupación y gatillo fácil, los partidos mayoritarios siguen con sus agendas en función de sus intereses políticos y económicos, y alejados de los intereses de las mayorías trabajadoras y populares.

Más allá de las disputas por el poder en el territorio bonaerense por parte del oficialismo y la oposición de derecha, la legislatura provincial será escenario en el período que sigue del ajuste en el gasto público que llevará adelante el Gobierno nacional. En el marco de las negociaciones con el FMI por la deuda ilegítima e ilegal contraída durante el gobierno de Macri, el Frente de Todos se dispone aprobar un presupuesto a la medida del ajuste que pide el organismo de crédito que tal como sostuvieron los diputados del Frente de Izquierda, ratifica el endeudamiento de Vidal y gobiernos anteriores, ajusta las partidas por debajo de la inflación real, solicita autorización para nueva deuda con organismos de crédito multilateral y orienta la mayor parte de los recursos al ministerio que conduce el derechista Sergio Berni.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias