×
Red Internacional

AMLO ¿CON TRUMP?Silencio de AMLO frente al triunfo de Biden: subordinación ante Trump

El presidente de México se mantiene en la misma línea que el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, el primer ministro derechista de Eslovenia, Janez Jansa, Vladimir Putin de Rusia, y Recep Erdogan de Turquía. Mientras los trumpistas en Estados Unidos lo felicitan.

Lunes 9 de noviembre de 2020 | 20:59

El mandatario mexicano ha señalado que esperará a que se “resuelvan todos los asuntos legales” antes de felicitar a quien sería el candidato ganador de las elecciones.

Ante estas declaraciones, los seguidores de Trump, que impulsan el Make American Great Again y quienes avalaron el encierro de niños migrantes en jaulas y la separación de las familias migrantes que llegaron a EEUU huyendo de la violencia y la miseria de Centroamérica y México, felicitan a AMLO por no saludar a Biden, quien obtuvo la mayoría de los delegados del anquilosado Colegio Electoral. Resultado por el cual Biden ya es considerado el presidente electo.

Para darnos una idea de quienes han felicitado a Obrador, podemos mencionar a Michael Jonhs, uno de los fundadores y líderes del movimiento de extrema derecha Tea Party, quien se congratulo con la posición de Obrador diciendo que es “lo que todos deberían estar haciendo” esperar a que “se investiguen y resuelvan las acusaciones de fraude e irregularidades sustantivas y creíbles”.

Te puede interesar: [Claves] Elecciones y polarización en Estados Unidos: ¿cómo será una presidencia de Biden?

Por su parte, otra trumpista, la periodista Laura Ingraham, una de las presentadoras estrella de Fox News, también reprodujo el mensaje de López Obrador en su cuenta con cuatro millones de seguidores. A ella se unión Jhon Solomon, otro de los propagandistas de Trump.

Y es que ante las acusaciones de Donald Trump de que se estaría gestando un “enorme fraude contra el pueblo estadounidense” y mientras el racista mandatario busca impugnar los resultados electorales, sin que hasta ahora haya tenido mucho alcance legal, el presidente López Obrador ha declarado que no felicitará a Joe Biden por el momento.

En sus más recientes declaraciones desde Tabasco, donde las fuertes lluvias han generado importantes afectaciones a la población, Obrador declaró que siguiendo la doctrina de la “no intervención” y de la “libre autodeterminación” de los pueblos, esperar “prudentemente” a que se termine de resolver la elección en Estados Unidos y se declare oficialmente ganador al candidato demócrata.

AMLO comparó el escenario que se vive en Norteamérica con el que se vivió luego de elección presidencial en México en el 2006 cuando Felipe Calderón se hizo con el poder por medio de un fraude electoral y asumió investidura presidencial en medio de fuertes cuestionamientos.

Con estas declaraciones, Obrador da margen al discurso trumpista que, sin argumentos o pruebas reales, está intentando descalificar la elección, generando un clima de inestabilidad política y de deslegitimación del sistema electoral estadounidense como no se había visto previamente.

Y es que el voto por correo (mayoritariamente demócrata) ha sido uno de los principales protagonistas de la elección, ante lo cual Trump ha buscado deslegitimarlo. El hecho de que un candidato no reconozca la derrota, sin duda es expresión de la decadencia estadounidense y de la crisis orgánica que atraviesa este país.

La derecha neoliberal del PAN presiona para reconocer a Biden

Mientras tanto, el Partido Acción Nacional del ex presidente Vicente Fox Quesada intenta atacar a López Obrador. A través de Marko Cortés Mendoza, presidente del partido, plantea que el mandatario se estaría equivocando al no reconocer a Biden como ganador y felicitarlo por su triunfo.

Si alguien pensaba que la llegada de Biden en algo podría beneficiar al país, el hecho de que la derecha se apresure a reconocerle como ganador y que presione al presidente para ello, es una muestra clara de que el demócrata no representa sino a los intereses de las grandes empresas trasnacionales, las cuales también defiende el PAN.

Los demócratas, son un partido imperialista que ha votado y llevado adelante guerras e invasiones, de cara a México, basta recordar que Obama, superó a Trump en cantidad de deportaciones y promovió la persecución a migrantes.

En este escenario, lo cierto es que lejos de lo que ha señalado AMLO, presentando a Trump como un amigo de los mexicanos y un mandatario respetuoso de la soberanía nacional, bajo su presidencia, México mantuvo una actitud de sumisión, acatando sus designios en el terreno político y comercial. Con Biden, las formas pueden cambiar, pero la subordinación de México a Estados Unidos es estructural y solamente una política consecuentemente antiimperialista lo puede cambiar.

Mira también: Joe Biden y las perspectivas del nuevo Gobierno imperial




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias