Sociedad

DESASTRE AMBIENTAL

Sigue el incendio en El Bolsón: desinversión, precarización y una catástrofe anunciada

Pese a bajar en intensidad el incendio, continúa el trabajo de brigadistas para lograr controlarlo. El incendio desnudó la precariedad del personal de brigadas, la inoperancia de las autoridades responsables del desfinanciamiento y la situación de las poblaciones rurales. Un fuego que ilumina las sombras de la villa turística.

Ulises Crauchuk

Corresponsal El Bolsón

Viernes 29 de enero | 17:14

Foto: @MartinezMarxelo

Desde el Servicio de Prevención y Lucha contra los Incendios Forestales (SPLIF) informaron en el día de hoy que aún se está trabajando y se considera fuera de control debido a que no se realizó el parte de controlado ya que el perímetro no está asegurado y en caso de ascender nuevamente las temperatura o aumentar el viento corre peligro extenderse.

Esta mañana se realizó al audiencia de imputación virtual a cargo del Juez Juan Pablo Laurence contra seis turistas oriundos de Cipolletti como posibles responsables de iniciar el fuego que desencadenó el incendio, y a quienes Carreras pidió ayer en conferencia de prensa aplicar “la máxima pena”. En la misma conferencia, la gobernadora y el intendente local Bruno Pogliano, insistieron en que el turismo no se vio afectado e invitaron a visitar la región, pese al aumento de casos de COVID-19 y la devastación de 8000 hectáreas de bosque nativo.

Podes leer: En pleno incendio Carreras transformó el aniversario de El Bolsón en un acto de campaña

Se conocieron también historias desgarradoras de pobladores de la Cuesta del Ternero que perdieron animales y atravesaron una situación extremadamente complicada sin luz ni agua, hasta el miércoles 27 por la mañana.

Foto: @MartinezMarxelo

En diálogo con Radio Nacional El Bolsón, Ricardo Sánchez y Sebastián Bordiga vecinos de la Cuesta del ternero, la zona más afectada dijeron “en todo momento estuvimos solos”. Dolidos por todo lo que se perdió denunciaron el abandono de todas las instituciones del Estado que sólo se abocaba a cuidar las casas, descuidando los pequeños focos que luego se ampliaban. Una realidad derivada de la falta de personal y medios de los organismos encargados del combate de incendios.

“La ausencia del Estado, no significa desconocer el trabajo de los brigadistas, sino la falta de caminos, de cortafuegos, de tomas de agua para los camiones, de controlar la forestaciones. Las forestaciones fueron tanques de nafta que explotaban” dijo Ricardo. “Vimos una descoordinación entre las fuerzas en combate que nunca hemos visto. Es muy poco el personal que tienen, se vieron desbordados por el tamaño del incendio. Cien personas no alcanzan aún con los mejores medios”

La dotación del SPLIF es de no más de 25 combatientes a los que se suman choferes, operadores de radio y administrativos. En tanto, el Servicio nacional de Manejo del Fuego (SNMF), según los partes oficiales posee 28 combatientes sobre el terreno, además de choferes y auxiliares. De allí la necesidad de trasladar personal de ambas instituciones desde otras localidades como Bariloche para contingencias como la actual.

En el caso del SPLIF el requerimiento es la apertura de las contrataciones de personal por temporada que hace dos años está bloqueada por decisión del Ejecutivo provincial, además de duplicar el personal permanente de la dotación.

En el caso del SNMF, una dotación de poco más de 30 combatientes trabaja con contratos anualizados según la Resolución 48/2002 de la entonces Subsecretaría de Gestión Pública, que en su artículo 9° establece la reevaluación del contrato cada seis meses. Iguales condiciones enfrentan los brigadistas de Parques Nacionales aunque bajo otro régimen de contratación. Ambos están expuestos a trabajos de enorme riesgo e insalubridad.

Los medios aéreos del SNMF son contratados mediante licitación pública a nivel nacional a diversas empresas, por lo que los costos operativos son elevados en función de horas de vuelo en valores dolarizados.

Desde La Izquierda Diario no se pudo lograr una respuesta de la responsable de prensa del SNMF para averiguar el costo de las dos horas en que la gobernadora Carreras junto al intendente de El Bolsón Bruno Pogliano y su secretario de gobierno Agustín Guasco sobrevolaron la zona del incendio, privando a los combatientes del efectivo apoyo de dicha unidad. La gobernadora no se privó tampoco de saludar el aniversario de El Bolsón con una publicación en la que se aprecia la costa del Lago Puelo, en Chubut, aunque rápidamente fue bajada. Se ve que ni para eso sirvió el vuelo.

Volviendo a los vecinos de la Cuesta, en un encuentro realizado el martes 26 en la Escuela 211 María Lucínda Quintupuray de la zona, pudieron dar a conocer las necesidades que atraviesan los más de cien habitantes de la Cuesta y analizar la situación. La escuela es el único lugar donde hay señal de internet, por lo que muchos vecinos no pudieron enterarse y asistir. “Hay muchos trabajos para hacer. Hay caminos inaccesibles por lo que los bomberos llegaron mucho más tarde a las casas de más arriba” relataba Sebastián. La solidaridad espontanea que se ha enviado desde distintos grupos como @juventud_inmarcesible e instituciones como el CEA 3 de Mallín Ahogado, “no siempre responde a las necesidades que tenemos”. Los vecinos esperaban una respuesta del director de Defensa Civil local, Leandro Romairone. “Queremos que se nos escuche. Hay que consultar a los vecinos y reponer todo lo que se quemó.”







Temas relacionados

Bruno Pogliano   /    JSRN   /    Arabela Carreras   /    El Bolsón   /    impacto ambiental   /    Desastre Ambiental   /    Ecología y ambiente   /    Río Negro   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO