×
×
Red Internacional

Van por el sexto paro y movilización impulsado desde la Comisión Provincial de Residentes. Una juventud que lucha, defiende la salud pública y le exige a los sindicatos que peleen. Te contamos el proceso y cuál fue el rol de CICOP.

Arranca la sexta semana de lucha en salud con las y los residentes como protagonistas de la marea blanca en la provincia de Buenos Aires. A principios de noviembre, al ver sus recibos de sueldo , encontraron que no se correspondía a los publicado en el reglamento de residentes, un nuevo convenio que venían de conquistar con años de lucha, logrando una franca mejora en sus condiciones laborales. Pero no sólo miraron los recibos, si no que estaban los ojos puestos en sus compañeres residentes y concurrentes de CABA.

En el centro político del país, miles de jóvenes llenaron las calles durante dos meses, de forma consecutiva, con 21 días de paro ininterrumpido. Le arrancaron paro hasta los gremios que no se movilizan jamás, y así pasaron de cobrar 130 mil a 200 mil de bolsillo. Hoy las y los residentes de primer año en la provincia de Buenos Aires cobran 140 mil, y el objetivo es claro: un salario igual a la canasta familiar, calculada en 217 mil pesos, para todo el equipo de salud.

Los pasos de la lucha

Organizades en la Comisión Provincial de Residentes (CPR), un espacio asambleario, con décadas de tradición, residentes de diferentes hospitales de la provincia deciden en asamblea los pasos a seguir. Conquistaron un método: luego de cada una de las movilizaciones, se hace asamblea, se discute y resuelve entre todes como seguir. Para profundizar la organización pusieron en pie un cuerpo de delegadxs, con representantes votados por residencia.

El Martes 8/11 llamaron al primer paro y movilización, fueron parte de construir la masividad y la fuerza que inclinó la balanza en el conflicto de sus compañeres en CABA, y a su vez dieron un gran salto a la lucha de sus propios reclamos. Desde la casa de provincia a Plaza de Mayo, cientos de residentes de la PBA se hicieron oír. Los que todavía no los habían escuchado fue CICOP, no convocaron a paro ni movilización, pero se hicieron presentes con una bandera y algún referente. Al finalizar la acción, una gran asamblea votó dos nuevos paros para la semana siguiente, lunes 14 y jueves 17.

El lunes 14, nuevamente centenares de residentes de toda la provincia se movilizaron a la casa de gobierno. Luego de presionar con un corte en 7 y 50, un grupo de diez delegados, junto a quien escribe, entregaron un petitorio con un listado de reclamos y una clara exigencia al gobierno provincial. Nuevamente CICOP no convocó, pero esta vez, tampoco se acercó siquiera un sólo representante de la conducción mayoritaria.

El jueves 17/11 nuevamente los guardapolvos blancos, con carteles en mano, copaban las calles. Estaba convocado un paro nacional de salud desde Fesintras y FesProsa. CICOP convocó a una acción en la legislatura en La Plata, una convocatoria que no tuvo nunca la intención de confluir con la lucha de residentes. Una vez más, las y los residentes pusieron la unidad por delante, y le pusieron el cuerpo a una gran movilización en CABA junto al Garrahan, al Posadas, residentes de Caba y Nación. En diferentes provincias la marea blanca se hizo escuchar, dando cuenta de que el ajuste se siente en todo el territorio nacional. Una vez más, cientos reunidos en asamblea, a mano alzada, discutieron los pasos a seguir. Se gestaba un nuevo paro de residentes para la semana siguiente.

El miércoles 23 de noviembre en una nueva jornada de paro y movilización, desde todo el conurbano fueron a la Gobernación, a reclamar a Kicillof un salario digno, la urgente implementación del nuevo reglamento y la necesaria inversión en salud pública. Representantes de casa de gobierno salieron a hablar, ya tenían muy claro quienes estaban del otro lado, una vez más, sin respuestas a los reclamos. Esta vez CICOP si llamó a paro, convocando… la noche anterior.

Te puede interesar: Residentes bonaerenses repudian dichos del ministro de Salud Kreplak

Los gremios son los grandes ausentes en este conflicto

Los Gremios del Sector Salud, ATE, UPCN, Salud Pública, en su subordinación al Gobierno, han decidido darle la espalda a un reclamo tan profundo como sentido por toda la comunidad: la defensa de la salud pública y la exigencia de mayor presupuesto y salarios. Su integración a las políticas oficiales los lleva al récord de dejar correr el ajuste sin siquiera convocar a una asamblea.

Por su parte la CICOP, cuya conducción es también parte del Frente de Todos, jugó con el “desgaste” del conflicto, y las primeras dos semanas hizo poco y nada. La continuidad y fuerza que mostraron les residentes los fue obligando a plegarse, pero siempre corriendo desde atrás. Así la tercera semana, en el marco del paro nacional del 17N, Fesintras (federación que nuclea a CICOP) llamaba a paro, pero la Cicop no. El argumento esgrimido fue que “hace falta convocar a un congreso de delegadxs para eso”. Un mar de confusión, al que se sumaba la convocatoria de CICOP: dos movilizaciones, el mismo día y la misma hora (La Plata y CABA). Difícil hablar así de la unidad, una unidad que se declama pero no se practica.

Detengámonos un minuto aquí, porque suena razonable y democrático, sin congreso que lo vote no hay paro ni medidas de fuerza. Sin embargo, les residentes venían luchando hace semanas en soledad, y por parte de la conducción mayoritaria de CICOP llevaban meses sin convocar a un congreso. Darle el aval a una medida de fuerza votada democráticamente en asamblea de residentes es una obligación de todo sindicato que se reclame combativo, pero esto solo no alcanza, es también su tarea ponerse al frente, desarrollar esa lucha, extenderla con todas sus fuerzas, darle impulso, sostén y recursos para que pueda triunfar ¿Cuál otro es el sentido de un Sindicato sino éste?

Desde la Lista 5, que integramos compañeros y compañeras del PTS e independientes y somos parte por la minoría de la comisión directiva de CICOP, no nos vamos a cansar de dar éstos debates hacia adentro del Gremio, pero también lo hacemos así públicamente y de cara a todos los activistas y luchadores, porque sabemos que es el camino correcto para triunfar y porque nuestros puestos sindicales están al servicio de acompañar y desarrollar estas luchas. Los sindicatos son nuestros, hay que recuperarlos para que sean verdaderas herramientas de lucha y organización de toda la clase trabajadora.

El proceso seguía, y tras una segunda carta de la CPR al gremio (la primera sin respuesta), exigiendo una reunión y el llamado a congreso de delegados, la Secretaría de Juventudes y Residencias tuvo que dar alguna señal, y convocó a una reunión el martes 22/11. Tras una fuerte exigencia de les residentes en lucha, sacó un flyer por la noche anunciando el paro y movilización del día siguiente.

Finalmente el viernes 25 de noviembre hubo Congreso de delegdxs. Decenas de mandatos expresaron el rol que jugaron las y los residentes, impulsando asambleas en sus lugares de trabajo, en común con los profesionales de planta. Varios ejemplos mostraban la unidad por abajo, de lo que dividen por arriba. En la CPR se había discutido un paro de 48hs con corte junto al emblemático Hospital Posadas, que venía de 96 hs de paro y un corte en el acceso oeste, un gran ejemplo de unidad, buscando que las luchas confluyan porque en esa coordinación nos hacemos mas fuertes.

Un mandato que se escuchó con fuerza en el Congreso. La conducción propuso una votación común: acompañar el corte en acceso oeste y luego movilizar a casa de la provincia en CABA, y por primera vez se propuso darle continuidad a las medidas con un próximo paro el miércoles 7 de diciembre con acciones locales. Fue la moción ganadora, aunque después hayan hecho otra cosa.

Al momento de hacer públicas las mociones, en los flyers de difusión y demás comunicados del Sindicato, el corte en el acceso oeste se había borrado del mapa, deliberadamente decidieron ignorarlo. A pesar de ésto, más de 300 residentes de diferentes hospitales de la provincia sostuvieron la medida poniendo el cuerpo, logrando así romper el cerco y silencio mediático sobre nuestros reclamos, pero una vez más, estas acciones combativas de los trabajadores de la Salud se sostuvieron sin el apoyo de CICOP, que hasta les negó los micros para realizar lo que el propio congreso había votado (que se logró conseguir con el aporte de las bancas del PTS en el FITU). Mucha palabra unidad, pero para negarla en los hechos.

Recuperar los sindicatos, y coordinar las luchas

Un Sindicato al servicio de la lucha, es un sindicato con independencia política respecto de los gobiernos de turno, es decir con las manos libres para pelear.

Poniendo todos los recursos para que la lucha se masifique y triunfe, donde debería haberse convocado desde la primera semana a un congreso de delegados, para buscar sumar a la pelea hasta el último afiliadx y no afiliadx del hospital, poniendo a disposición de la lucha todos los recursos, tanto para los micros y así garantizar cualquier movilización, o contar con el sonido (que las y los residentes financiaron de sus bolsillos). Estos son sólo algunos ejemplos de las decenas de iniciativas que podrían haberse desplegado para lograr una amplia organización.

Pero todo luchador sabe que si nos dividen somos más débiles, que la unidad y coordinación fortalecen las peleas, amplifica nuestra voz y hace más poderoso nuestro movimiento de lucha. Por eso, también está en el “debe” del sindicato la posibilidad de impulsar una lucha en unidad con el resto del equipo de salud: Camillerxs, administrativxs, enfermerxs, maestranza e higiene, profesionales de distintas disciplinas, residentes, todos los sectores juntos, un mismo equipo, una misma lucha. Y desde allí, con esa fuerza exigir a los sindicatos que hoy dan la espalda, que rompan su tregua con el gobierno y se propongan frenar el ajuste en curso.

Los sindicatos son una gran herramienta de organización, por eso peleamos para recuperarlos, para que estén en manos de las y los trabajadores, sean democráticos, clasistas y de lucha, y ante todo, independientes de los gobiernos. Hoy la conducción de Cicop está liderada por el PCR - PG (parte del Frente de todos), aquí encontramos la principal respuesta de la quietud y subordinación al gobierno y con él al ajuste que tanto aplaude la derecha rancia. Si bancas al gobierno no enfrentas el ajuste. Pero también integran la conducción de Cicop, en unidad con los agrupamientos oficialistas, el MST e IS, a éstos compañeros les decimos que urge que rompan esta alianza que está llevando al Sindicato cada vez más cerca del gobierno y más lejos de las luchas y demandas del equipo de salud. Hace falta fortalecer el polo clasista en nuestro gremio, a esa gran tarea los venimos convocando desde nuestra Lista 5.

Dar batalla para triunfar

Este miércoles hay nueva jornada de lucha, les residentes le arrancaron un nuevo paro a Cicop, y en asamblea discutieron movilizar desde la Legislatura provincial hacia la Casa de Gobierno, en plaza San Martín. Van a ir con sus recibos de sueldo en mano, para que diga el gobernador Kicillof y sus funcionarios si podrían subsistir con esos salarios.

Les residentes reafirman en su lucha que la pelea es en unidad, con todo el equipo de salud, y exigiéndole a los sindicatos que se pongan a la cabeza. Y van por más, con un comunicado buscan juntar la solidaridad de todos les que apoyan su lucha. Planean la continuidad la semana próxima, buscando romper el cerco mediático para visibilizar su lucha.

La pelea es grande. Después del gobierno de los CEOs donde Macri cerró el ministerio de salud, el gobierno que se dice "nacional y popular" pero recorta un 19% en salud, defender la salud pública es una tarea enorme. Plata para Salud y no para la deuda, es una bandera de todos los trabajadores y sectores populares. Las centrales sindicales deberían llamar a un gran paro nacional. Sabemos de su tregua y alianza con el gobierno. Por eso no exigimos esperando de brazos cruzados. Hoy las y los trabajadores de salud en lucha tenemos un lugar desde donde hablar. Desde ese protagonismo queremos llamar a un gran encuentro de todos los sectores en lucha y combativos, y reunirnos miles, para irrumpir en la escena nacional y exigir con fuerza un gran paro nacional a las centrales sindicales, que rompan la tregua con el gobierno, para derrotar el ajuste. Firmando acá y difundiendo podés ser parte de está pelea. Sumate.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias