Mundo Obrero

HONESTIDAD BRUTAL

Servilismo sindical: “Si le dimos una tregua a Macri, ¿cómo no se la vamos a dar a Fernández?”

Lo afirmó sin tapujos Antonio Caló, titular de la UOM. Sigue la línea rastrera de Andrés Rodríguez, de UPCN, y Hugo Yasky, de la CTA, de renunciar al reclamo de aumento salarial y dejar pasar el ajuste. Este viernes, la CGT recibirá a Alberto Fernández en su sede.

Martes 5 de noviembre | 14:33

El lunes nos desayunamos con que Andrés Rodríguez, titular de UPCN, confirmó que debido a que “la situación está difícil” no va a exigirle al Estado un bono de fin de año para los trabajadores estatales, cuya abrumadora mayoría está precarizada y cobra salarios de hambre. Un día después, cuando creímos que ya habíamos escuchado (o leído) todo, llegan las declaraciones de Antonio Caló. “¿Este gobierno (por el de Mauricio Macri) tuvo una tregua con los dirigentes gremiales?”, pregunta retórica la del dirigente sindical, que junto con sus colegas, permitió que Cambiemos llegué hasta acá con sus planes de ajuste. “Mirá si no le vamos a dar una tregua a un gobierno como el de Alberto Fernández, que es la esperanza de los trabajadores. Hay que tener sentido común”, declaró en diálogo con el programa Va de Vuelta, que se emite por Radio Nacional.

La semana pasada, el otro que se había despachado sin vergüenza fue Hugo Yasky. Dijo estar de acuerdo con un congelamiento salarial. “Es lógico y razonable”, había dicho el dirigente sindical, que además es diputado. Ni Yasky, ni Rodríguez que es multimillonario, ni Caló , ni el resto de los burócratas sindicales están obligados a sobrevivir con sueldos miserables en el marco de un tremendo ajuste, con una inflación, que tampoco da tregua a nuestro bolsillo, y que tiene como resultado que casi 16 millones de argentinos vivan en la pobreza.

Antes de las elecciones del 27 de octubre, había sido el turno del dirigente gastronómico, Luis Barrionuevo. "El sindicalismo, en los últimos años, colaboró para garantizar la gobernabilidad, a pesar que siempre nos acusaron de obstruir. Nosotros lo dejamos, y lo hemos ayudado y eso que ha habido pérdida de trabajo y de poder adquisitivo", dijo en el Coloquio de Idea. A confesión de partes relevo de pruebas.

CGTregua

Además, este viernes Alberto Fernández, el presidente electo por el Frente de Todos, será recibido con bombos y platillos por la conducción de la CGT en su sede de la calle Azopardo.

Sobre esa reunión, Roberto Fernández, dirigente de la UTA, declaro que será "un encuentro de todos los secretarios generales donde vamos a escuchar a (Alberto) Fernández; para nosotros es un honor que venga a la CGT, y que se explaye sobre las políticas que va a tomar, así que tenemos la mejor predisposición".

Se ve que a Fernández le gusta hacerse el poeta. Porque lo que él llama "predisposición" no es otra cosa que hacer la plancha absoluta ante el agravamiento de las penurias de la población generado por el Gobierno y los planes del FMI.

Los dirigentes aprovecharán la oportunidad para transmitirle a Fernández su servilismo y para garantizarle, tal cual lo dijo Caló, que así como no hicieron nada para evitar que las políticas de ajuste macristas revienten las condiciones de vida de las amplias mayorías, tampoco lo harán con él. Será su manera de colaborar con el tan mentado "Pacto Social" que pregona el Frente de Todos que significará más medidas de ajuste, ya que no hay manera, por más que no los quieran hacer creer, de seguir subordinados a la política del FMI y atender las necesidades populares.

Te puede interesar: ¿Qué fue el Pacto Social impulsado por Perón y Gelbard?

Hay que decirlo claramente. Si Macri, y su ajuste, pudo llegar hasta acá es por que el peronismo, tanto a través de sus gobernadores y legisladores, como de sus dirigentes sindicales, se lo permitieron. Y ahora se preparan para actuar de la misma manera. Servilismo sindical puro y llano.

Como dice Nicolás del Caño, del Frente de Izquierda Unidad, "es el momento para salir a la calle y plantear medidas de emergencia”, no para actuar de manera servil con los Gobiernos de turno como lo hace la burocracia sindical.

Es momento de levantar en las calles, y con planes de lucha serios y continuos, medidas urgentes y elementales como el aumento salarial para trabajadores y trabajadoras, muchísimos de los cuales hoy están bajo la línea de pobreza, a los jubilados y las jubiladas, a los beneficiarios de planes sociales; retrotraer los tarifazos impagables, congelar los precios y prohibir los despidos, son algunas de las medidas más urgentes.

Podés leer: Nicolás del Caño: “Es el momento para salir a la calle y plantear medidas de emergencia”







Temas relacionados

Frente de Todos   /    CGT Azopardo   /    Alberto Fernández   /    Antonio Caló   /    Peronismo   /    CGT   /    UOM   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO