Sociedad

ECOLOGÍA Y MEDIO AMBIENTE

Sequía en Tucumán: causas de un problema con grandes consecuencias

La provincia atraviesa una sequía que data de más de cuatro meses. Se pronostica que no habrá grandes lluvias a lo largo del año. El origen de las sequías no es un hecho aislado. ¿De quién es la responsabilidad?.

Paula Páez

Arquitecta- Facultad de Arquitectura y Urbanismo UNT

Sábado 10 de octubre | 18:53

Actualmente la provincia de Tucumán atraviesa una sequía, evidenciada hace ya cuatro meses en los niveles bajos –casi nulos- de precipitaciones, en comparación con los registrados para el mismo período en años anteriores. El director del Laboratorio Climatológico Sudamericano, Juan Minetti, brindó en días previos un pronóstico para nada alentador: "No habrá grandes lluvias en lo que resta del año".

El origen de las sequías en general no puede individualizarse y tomarse como un hecho aislado; al formar parte de un sistema, está relacionado con varios factores entrelazados: particularidades en la circulación del aire (cambios en la presión de los anticiclones de las masas oceánicas del Atlántico Sur y del Pacífico Sur respecto de años anteriores, generan menor evaporación en las costas, menor vapor de agua en el aire y menor advección de humedad, ergo hay menor formación de nubes), y el cambio climático, producto del calentamiento global, de la deforestación -para ampliar la frontera agrícola con monocultivos- en los “pulmones” del mundo, y del efecto invernadero, producto a su vez de la producción industrial capitalista, principal fuente de emisión de dióxido de carbono a la atmósfera.

Lo que sí es preciso aclarar desde ya, es que la sequía puede favorecer la propagación de incendios, no generarlos. El 100% de los incendios en Argentina son intencionales, provocados por el accionar humano.

Entre algunos especialistas, se habla del mito de que un bajo porcentaje de los actuales focos de incendio activos corresponde a “vegetación pirogénica”, es decir plantas que se auto-combustionan de forma natural, bajo ciertas condiciones ambientales. Pero tal situación no existe. En nuestro país, sólo se producirían focos de incendio de forma natural, por la caída de un rayo en una zona con abundante materia orgánica en período de sequía, situación que no se ha registrado (otra sería por erupción volcánica, que no es el caso).

Además, en las especies consideradas “pirogénicas” no están incluidas ni la caña de azúcar, ni las que habitan en los sectores del cerro San Javier -recientemente afectados por el fuego- en esta provincia, por ejemplo.

El Dr. Juan Minetti, en el transcurso de la semana, explicó en varios medios locales el problema de esta sequía: "esta situación se viene viviendo hace siete años en Brasil, en la Amazonía, por ejemplo. Es una sequía que comenzó allí y se fue replicando en distintas partes del mundo. Lo que está pasando hoy en nuestro país y en California y en Chile, está totalmente relacionado a eso".

“No vemos la presencia de lluvias importantes para lo que queda de la primavera y el verano. El pronóstico es bastante desalentador y los impactos son muy graves”.

Cabe destacar que todo esto podría provocar la replicación de incendios en nuestra provincia, a niveles de lo sucedido en Córdoba.

Te puede interesar:Crónica de la lucha contra los incendios en las sierras de Córdoba

Además, "Las consecuencias de la sequía no sólo se harán notar en las zonas de mucha vegetación, también -de otras formas- se manifestarán en la ciudad. Aumenta el humo contaminante y eso tiene repercusiones en la salud, en la parte respiratoria, algo que no es nada bueno en momentos de covid-19", mencionó Minetti.

Noroeste argentino

La concentración estival de las precipitaciones en el NOA, es un factor esencial ya que organiza el ambiente; si se modifica drásticamente, generará crímenes socio-ambientales que ya se vienen alertando. Desconocer ese factor organizador y no darle importancia, responde a la lógica con la que el Estado viene beneficiando al sector empresarial.

El Estado tanto provincial como nacional, que tiene los recursos económicos, logísticos y legales, debe ejecutar acciones preventivas y no paliativas, controlar y penalizar a los especuladores de tierras que promueven incendios, para uso extractivista o inmobiliario.

Detrás de la absurda solución que brinda el gobierno provincial de Juan Manzur, y el gobierno nacional, apelando a una cuestión natural, es decir, esperar que una o varias lluvias importantes resuelvan el problema de la sequía y los incendios naturalizados, lo que es un secreto a voces, es que hay grandes intereses económicos detrás.

Entonces, los incendios forestales, ¿son causados por factores climáticos o por el negocio de unos pocos?

Los incendios aumentaron exponencialmente en el último año. Más de medio millón de hectáreas fueron arrasadas por el fuego en 14 provincias. en nuestro país. El propio Gobierno nacional, a través de su ministro de Medio Ambiente Cabandié, reconoció que el 95% los incendios son intencionales. ¿De quién es la responsabilidad?.

Desde el agronegocio hasta la minería a cielo abierto, pasando inclusive por la especulación inmobiliaria con la construcción de barrios privados. A pesar de que el Gobierno reconoce la responsabilidad de las patronales agrarias, las premió con una baja de retenciones hasta fin de año.

Si bien existen leyes de protección, el gobierno no destina fondos: por ejemplo, el Proyecto de Presupuesto Nacional contempla apenas el 4,8% de lo que le corresponde a la Ley de Bosques.

En todo el mundo vemos como avanzan incendios arrasando con ecosistemas enteros, y los gobiernos no toman ninguna medida en contra, no es una política aislada de Argentina. Esto habla de un sistema que solo piensa en las riquezas para un puñado, a costa de destruir el planeta.

Es necesario seguir con la organización y darle fuerza a las movilizaciones que ya se vienen llevando a cabo en Argentina y en el mundo, para frenar este crimen socio ambiental.

Te puede interesar:Argentina en llamas: el criminal negocio de los depredadores del suelo







Temas relacionados

Agronegocio   /    medioambiente   /    Incendios forestales   /    Extractivismo   /    Sequia   /    Negocios inmobiliarios   /    Ecología y ambiente   /    Tucumán   /    Ecología   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO