×
Red Internacional
La Izquierda Diario

La supervisora de educación media Andrea Miguel había denunciado hace un mes el mal estado edilicio de establecimientos escolares. “Es un mensaje a toda la docencia que se levanta ante los atropellos”, denunciaron desde la agrupación Marrón.

Lunes 29 de marzo | 00:00

La docencia tucumana sumó un nuevo ataque por parte del Gobierno provincial. Esta vez se trata de la separación del cargo de supervisora a una docente que había denunciado el mal estado en las escuelas. Frente a los debates sobre la presencialidad, Andrea Miguel había denunciado que las escuelas estaban en mal estado y que no estaban garantizadas las condiciones de bioseguridad.

La docente difundió que fue notificada de la decisión del Ministerio de Educación el viernes y que fue separada del cargo de supervisora en la Capital sin fundamentos y de manera arbitraria.

“Este desplazamiento constituye un ataque político y un accionar para nada inocente, por lo simbólico del mensaje a toda la docencia que se levanta ante los atropellos y avasallamiento del gobierno, con intentos de disciplinamiento y amedrentamiento, como lo hizo con las inasistencias injustificadas a muchos compañeros que hicieron el paro para denunciar las condiciones edilicias que dejan al descubierto años de desfinanciación en educación”, denunciaron desde la agrupación Marrón Docente.

El desplazamiento de Miguel estuvo antecedido por las faltas injustificadas que el Ministerio conducido por Juan Pablo Lichtmajer puso para los docentes que se adhirieron al paro del 1 y 2 de marzo, abriendo la puerta para descuentos por parar.

“Exigimos pronunciamiento del frente gremial (ATEP, APEM, AMET), con llamado a paro y movilización, ya que es un claro mensaje amenazante a las y los trabajadores de la educación que luchan, algo transversal a los ministerios de la provincia, siendo pionera en ello la Ministra Rossana Chahla”, agregaron desde la Marrón Docente..




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias