×
×
Red Internacional

Este miércoles 24 se dio la sentencia para los autores del asesinato de Lucas y el intento de homicidio de Gonzalo. Fueron 21 años y 8 meses para Ezequiel Benitez, y 4 años para Cintia Duarte, coautora de los crímenes. Inconformidad de la familia de Lucas por la baja condena y por el maltrato recibido durante el juicio.

Roberto TorresCeProDH Oeste

Escuchá esta nota
Jueves 25 de agosto | 20:36
Gonzalo junto a Graciela y Cristian, la mamá y papá de Lucas

La audiencia virtual presidida por el Juez Gerardo Gayol del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 4, dio lectura de la sentencia para los policías responsables de la muerte de Lucas y el intento de homicidio de Gonzalo.

Luego de dos años de lucha de la familia de Lucas y Gonzalo, y las organizaciones de Derechos Humanos y políticas se obtuvo la condena a 21 años y 8 meses de prisión a Benitez. El fue quien disparó contra Lucas y Gonzalo. Pero no lo condenaron por cometer un asesinato voluntariamente, sino por “errores y excesos” en el “cumplimiento del deber”, aun cuando disparó directamente al pecho de Lucas y luego huyó con su esposa, la policía Cintia Duarte, quien encubrió todo lo ocurrido.

Recordemos que Lucas fue asesinado por los agentes bonaerenses la madrugada del 10 de julio de 2020, cuando celebraba su cumpleaños número 18 y había salido con su amigo a comprar una gaseosa. El crimen se dió en el marco de la cuarentena represiva, donde el gobierno "empoderó" a las fuerzas del orden estatal para actuar impunemente cometiendo todo tipo de violaciones de derechos elementales.

Te puede interesar: Urgente. Grave: policías bonaerenses de civil amenazan y detienen a estudiantes secundarios en La Plata

La familia demostró su incorfomidad, ya que esperaban perpetua para ambos. Por la atrocidad del crimen cometido y el cinismo con que se manejaron ambos agentes y otros de la misma comisaría, plenamente conscientes del acto cometido.

Durante el Juicio, realizado en la UNLaM, quedó demostrado el actuar de los efectivos de la policía bonaerense condenados por “gatillo fácil”. La familia de Lucas durante el juicio tuvo que escuchar de parte de Benitez, que lo persiguió porque “andar en una moto en ese barrio es sospechoso”.

La misma policía reconoció que tanto Duarte cómo Benitez no cumplieron ningún protocolo, los persiguieron con las luces apagadas, sin la sirena encendida, sin dar la voz de alto, y que tendrían que haber informado el inicio de la persecución por radio.

Una testigo indicó que los policías hacen como mínimo dos veces por año una capacitación de tiro. Es decir son “tiradores profesionales” y les dispararon a una distancia de 2 metros en línea recta. Las intenciones de matarlo eran claras, y no fue un “accidente” como declaró Benitez.

Una pericia en el celular de Duarte mostró cómo realizó 8 búsquedas en Google para eliminar los rastros de pólvora y así engañar la prueba de parafina que se hace para buscar residuos que quedan en mano y brazo luego de utilizar un arma de fuego. Varias horas después seguían buscando impunidad. No fue un error.

Te puede interesar: No olvidar. Diez “causas” en las que no hubo condenas ni grietas entre el Frente de Todos y la derecha

Como si fuera poco para la familia de Lucas ver como Cintia Duarte quedará libre en un tiempo breve y Ezequiel Benitez no tendrá perpetua, además recibieron varios tipos de maltratos durante el juicio. La audiencia duró 21 horas. 21 horas de tensión, de ver a los asesinos de su hijo, y de ver como el cansancio le iba ganando a la razón durante todo ese tiempo.

El día viernes 19 fueron a la audiencia de cesura en los tribunales, para recién ahí enterarse que habían cambiado el lugar (pasó a la Universidad de La Matanza) y no les habían avisado. Y para finalizar, al terminar dicha audiencia, los agentes del servicio penitenciario tiraron gas pimienta a la familia. El mismo Estado que asesinó a Lucas, reprime a su familia que busca justicia.

La audiencia virtual para la lectura de sentencia estaba prevista para las 14. Luego la pasaron a las 16. Y finalmente ocurrió a las 19.

Por otro lado, la lucha continúa en la causa de encubrimiento por parte del fiscal Tathtagian y otros miembros de la fuerza policial, que intentaron deshacerse de las pruebas, ocultar los hechos y presionaron a Gonzalo para que diga que estaban robando.

Desde La Izquierda Diario seguiremos acompañando a la familia en cada paso que de en busca de Justicia.

¡Basta de gatillo fácil! ¡El estado es responsable!

Las carátulas

Ezequiel Benitez obtuvo la condena a 21 años y 8 meses de prisión por ser coautor del homicidio en exceso del cumplimiento del deber de Lucas Verón y coautor de una tentativa de homicidio calificada de Gonzalo Aguirre, todo esto en concurso real. Por otro lado, Cintia Duarte fue condenada a una pena de 4 años de prisión como coautora de un homicidio en exceso del cumplimiento del deber.

Si bien se obtuvo la condena de ambos policías, la misma no es la esperada. La familia buscaba una condena por homicidio agravado por haber sido cometido por un miembro de la fuerza policial abusando de sus funciones y por el uso de arma de fuego, en concurso real con homicidio agravado por haber sido cometido por un miembro de la fuerza policial abusando de sus funciones y por el uso de arma de fuego en grado de tentativa para ambos policías, lo que implica una condena a prisión perpetua.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias