×
×
Red Internacional

Así lo dictaminó el Tribunal Oral de Menores 2 de Comodoro Py. También le impuso cinco años de inhabilitación para ser policía. Se lo acusó de homicidio agravado por asesinar por la espalda, en diciembre de 2017, al joven Pablo Kukoc en el barrio porteño de La Boca.

Viernes 28 de mayo | 15:51
Fotos Matías Baglietto | Enfoque Rojo

A las 15:50 de este viernes los jueces Jorge Ariel Apolo, Fernando Pisano y Adolfo Calvete condenaron a dos años de prisión en suspenso e inhabilitación para ocupar el cargo de policía por cinco años al agente de la Policía Bonaerense Luis Chocobar.

El fallo se da después de que la querella de la familia del joven Pablo Kukoc pidiera prisión perpetua para el policía, mientras la Fiscalía solicitó tres años de prisión y la defensa la absolución.

En las inmediaciones de Comodoro Py se había hecho presente la exministra de Seguridad Patricia Bullrich, mentora de la doctrina Chocobar y de la recepción en la Casa Rosada del policía en calidad de "héroe". Minutos después de salir de los Tribunales, el policía se abrazaría con la presidenta del PRO y exjefa política del abogado defensor.

Bullrich aprovechó para hablar en cadena nacional. Confirmó que los jueces "dijeron que Chocobar había hecho todo bien y que en el último paso se equivocó, pero los jueces tienen que mirar el conjunto de las circunstancias", claramente ubicada del lado de la absolución.

"Esta condena lo que hace es paralizar a todos los policías en su accionar", dijo, como si alguna vez el gatillo fácil hubiera mermado por las pocas condenas recibidas por policías ante casos aberrantes. De todos modos, con la capacidad que tiene de negar lo evidente, para ella no se trató de una caso de gatillo fácil.

El veredicto no dejó conformes a ninguna de las partes. Se estima que tanto querella como defensa apelarán el fallo, buscando que una instancia superior (posiblemente llegue hasta la Corte Suprema) tuerza el destino de la causa para el lado de una condena real para el asesino o para el de la impunidad.

La defensa de Chocobar intentó todo tipo de maniobras para suspender el juicio, usando como argumento que habían solicitado que el debate no comience hasta que se resuelva un recurso de inconstitucionalidad que presentaron contra la negativa de que sea juzgarlo por un jurado popular, pero el Tribunal Oral de Menores Nº 2 rechazó el planteo por lo que el juicio continuó.

Vale mencionar que el defensor de Chocobar es Fernando Soto, quien fue funcionario del Ministerio de Seguridad cuando era conducido por Patricia Bullrich, también defendió al gendarme que asesinó a Rafael Nahuel y fue parte de la defensa del ex jerarca de la SIDE Raúl Martins, quién regenteaba "prostíbulos VIP". Frondosos y nefastos antecedentes los del abogado del policía.

Las pruebas contra Chocobar son contundentes, sin embargo la fiscalía le imputa el delito de "homicidio agravado en exceso del cumplimiento del deber" por el crimen del joven Kukoc, el cual prevé una pena máxima de 5 años de prisión. Mientras que la querella de la familia lo acusa por "homicidio agravado", que prevé la pena de prisión perpetua.

El caso Chocobar se convirtió en un símbolo de impunidad, que fue respaldado por el entonces Gobierno de Mauricio Macri, quien lo recibió personalmente en la Quinta Presidencial de Olivos, el día en que se cumplían seis meses de la desaparición de Santiago Maldonado, todo un mensaje para avalar el gatillo fácil y la impunidad, dando el nombre de Doctrina Chocobar, a los fusilamientos que lleva adelante de la policía con la excusa de "combatir el delito".

Pero el macrismo no es el único sector que defienden a los asesinos del gatillo fácil. Desde el poder político estas prácticas son amparadas por funcionarios tanto de la oposición de derecha como del Gobierno, como Sergio Berni, el Ministro de Seguridad bonaerense, la provincia en la que hubieron más casos de gatillo fácil desde que comenzó la pandemia.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias