×
×
Red Internacional

TRIBUNA ABIERTA.Semana de lucha, paro y resistencia en las Universidades Nacionales

Segundo día de paro docente propuesto por una semana, convocado por la Conadu histórica en las Universidades Nacionales, a la cual se suma la Asociación Gremial Docente (AGD) de la Universidad de Buenos Aires.

Hernán MorenoSociólogo y docente de la Universidad de Buenos Aires

Miércoles 15 de abril de 2015 | 00:04

En el día de ayer, asistimos a la segunda jornada de paro activo convocada por la Asociación gremial docente de la UBA (AGD), en la cual, muchos docentes se sumaron a la iniciativa de lucha por la apertura de paritarias con un pedido de aumento del 40% y los múltiples reclamos históricos de la docencia universitaria: salarios para los ad honorem, no al cierre de cursos con la respectiva pérdida de fuentes de trabajo y oportunidades de oferta de cátedras plurales y en todas las bandas horarias, mejoras para becarios y docentes del CBC, etc, no solo en Buenos Aires, sino en el resto de las Universidades nacionales. Las masivas actividades para sostener el paro de una semana que vienen llevando a cabo los docentes de Tucumán, Cuyo, el litoral, y varias sedes académicas del interior del país, encontraron hoy una respuesta similar en la UBA.

Varios cursos decidieron realizar clases públicas, cortes de calles y medidas en conjunto con los alumnos y sus centros de estudiantes, personal no docente, en una acción que permita hacer visible el reclamo buscando la solidaridad con el resto de la comunidad educativa universitaria.

En la sede de Sociales del barrio de Constitución, se pudo ver varios profesores que decidieron en conjunto con los alumnos sacar sus cursos a la calle e inclusive a la tarde se cortó unas horas la calle Santiago del Estero, con la adhesión de muchos estudiantes.

Si bien el paro se siente sobre todo en las cátedras más críticas de la gestión universitaria y del gobierno nacional, la medida encuentra mucha solidaridad por parte de los estudiantes que en una muestra de horizontalidad y democratismo, salieron a bancar el paro decidiendo en asambleas en cada curso no levantar las cursadas sino realizar clases públicas.. Un estado de gran ebullición recorría de a ratos los pasillos de la sede.

Pero en conjunto, se observa que en carreras más afines a la gestión tanto del rector Barbieri como del gobierno nacional, como son Relaciones de trabajo, Trabajo social y en menor medida en Sociología Ciencia Política y Comunicación, la adhesión es dispar.

Más allá del dato estadístico de cuántos docentes pararon hasta hoy martes (segundo día del paro), que se calcula en un 40 - 50%, es interesante la conjunción lograda entre docentes y estudiantes que asumen el reclamo como uno solo y muchos muestran un gran avance en una conciencia de unidad frente al deterioro de nuestras condiciones materiales de existencia.

Una unidad que se replica en otras facultades como Filosofía y letras, Económicas, Veterinarias, y las sedes de los CBC (Ciclo Básico Común), donde acciones similares de cortes, clases públicas, pasadas por los cursos y discusión aún en aquellas cátedras que no adhieren a la medida de fuerza, buscan generar una corriente colectiva que se asuma como sujeto activo de la protesta.

Una UBA que a cada momento expone sus prácticas y formas de autoridad antidemocrática , excluyente, con una casta que actúa como una oligarquía que permitió por ejemplo que un ex SIDE como Darío Richarte, fuera hasta hace poco vice rector y que por el esfuerzo colectivo de docentes, estudiantes, personal no docente logramos quebrar por un instante la decisión de sostenerlo que llevaba adelante esa camarilla corrupta terminando con la salida de Richarte de su cargo.

Porque nos reconocemos parte de un colectivo más amplio y explotado por el capital y su representante más general, el Estado, porque como clase obrera que somos, dentro de una sociedad que nos relaciona como mercancías, meros valores de cambio, asumimos muchos de nosotros la necesidad histórica de superar este orden social excluyente que condena a las mayorías a vivir en la miseria y la indefensión, no nos conformamos con seguir reproduciendo la lógica capitalista de explotación.

Quizás la existencia de una gran mayoría de docentes universitarios que desempeñamos nuestras tareas como ad honorem, sin recibir renta alguna, muestra una tendencia más general del capitalismo, sobre todo en países menos desarrollados, donde la clase obrera como fuerza de trabajo, ve expulsada a fracciones importantes de la misma que no pueden reproducirse como tal, dónde no recibimos pago alguno por nuestra explotación.

Pero como sujetos colectivos luchamos por resolver no solo las reivindicaciones salariales de los que al menos tienen un salario por su trabajo, sino también las de los miles que ni siquiera recibimos paga alguna por nuestras tareas y fundamentalmente luchamos por la verdadera emancipación colectiva de la clase obrera a la que pertenecemos, una lucha contra nuestros enemigos de clase y su maquinaria de sujeción y dominación a través del estado capitalista.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias