Juventud

OPINIÓN

"Secundaria del futuro" y precarización del presente

A principio del 2016 todos los colegios debían estar implementando la NES (Nueva Escuela Secundaria) la cual recortaba cientos de orientaciones en CABA, generaba condiciones no dignas de cursada, etc.

Martes 29 de agosto | Edición del día

Ahora preparan una nueva reforma educativa. Un plan para una “Secundaria del futuro” con cambios en los programas, cambios en los roles docentes y una juventud doblemente precarizada.

El Gobierno de Mauricio Macri excusa la implementación de una nueva reforma educativa apoyándose en que el 10% de los estudiantes secundarios dejan de ir al colegio, entre otras cosas.

Mientras que en los colegios se caen los techos, faltan vacantes y los estudiantes secundarios dejan de estudiar por tener que trabajar, la solución para el gobierno es una reforma que da más tarea en los hogares, aprueba la injerencia de las empresas en los colegios y hace que los estudiantes tengan un año dedicado al trabajo sin salario.

Reformas, y más reformas

Esta reforma no solo atenta contra la educación pública, sino que es parte de un plan económico del gobierno de Mauricio Macri. Está en el marco de un intento de implementación de una reforma laboral (que ataca los derechos laborales y la organización de los trabajadores), de los despidos (como por ejemplo los de PepsiCo), de los sucesos de la policía entrando a los colegios frente a la organización de los secundarios, Gendarmería desapareciendo a Santiago Maldonado, etc. Viendo esto, los presupuestos para la educación pública y las políticas de ajuste que tiene en plan implementar el gobierno, no es difícil darse cuenta a qué intereses apunta y como llevarlos a cabo. Está claro que no es el mismo interés que los estudiantes y los trabajadores, más bien es el de los empresarios.

La nueva reforma educativa que quiere implementar el gobierno en 2018 recorre varios puntos controversiales. Por ejemplo, el rol que pasan a tener los docentes que tendrán menos cargos y “más relación con los cursos” lo cual parece inviable teniendo en cuenta que durante 70% del tiempo, se usarán tecnologías para desarrollar un “aprendizaje autónomo” acompañados de quienes el gobierno llama “Orientadores”.

Pero una de las partes más terribles de esta reforma educativa es que 5to año dejaría de tener curricula. Los dos primeros años de secundarios serían de ciclo basico, después dos de orientación y Quinto…

Su fórmula perfecta: 100 % de recorte

El gobierno piensa dividir 5to año en dos, 50% aplicado en de formación en emprendedurismo (lo que fomenta la injerencia de las empresas en la educación publica) y 50% en pasantias (mano de obra barata)

No solo se recortan materias como Historia (Donde en quinto año se ve la historia de Argentina desde la ultima dictadura hasta ahora) sino que busca ayudar a las empresas, haciendo que los secundarios trabajen sin sueldo.

Desde provincia hasta Capital, Desde Cristina hasta Macri

Las pasantías no son nada nuevo, en provincia se aplican desde el 2011 con un decreto impuesto por el kirchnerismo donde los estudiantes de quinto año deben cubrir 200 horas de su cursada para poder egresarse, sin ningún derecho laboral, ni salario, solo con un “incentivo”que cubre los viáticos.

La secundaria del futuro y la precarización del presente

Los estudiantes secundarios tienen claro que al salir del colegio los esperan los peores trabajos, estudiar una carrera casi nunca es una opción por la falta de tiempo y cuando la es, las estadísticas dan que 3 de cada 4 estudiantes de la UBA no logran terminarla.

“Buscan preparar a los secundarios para el mercado laboral”, los ingresan al mercado de la precarización laboral, con 8 de cada 10 jóvenes que o no trabajan o están precarizados.

El Gobierno encubre su apoyo (con obra de mano gratuita) a las empresas diciendo que busca darle experiencias en el ámbito laboral a los jóvenes ¡Y que experiencias! Muchas veces las pasantías son en malas condiciones, por ejemplo, haciendo a los estudiantes lavar el piso de una fábrica mientras todas las máquinas están conectadas, o en el mejor de los casos: armando cajas ¡Los trabajos que nadie quiere y sin sueldo!

Desde principio de año los secundarios de No Vamo A Calmarno desplegaron en CABA una campaña con la consigna de “Nuestra educación vale más que sus ganancias, que su sistema” y “Plan de becas para que ninguno tenga que dejar de estudiar”

La reforma educativa vuelve a abrir esta discusión, tanto el gobierno de Macri como el de Cristina hace unos años impusieron pasantías en los colegios secundarios, en defensa de los intereses de los empresarios. Ellos marcaron y delimitaron la vida de cientos de estudiantes secundarios, ahora la juventud tiene que demostrar que anhela una vida muy diferente a las que ellos les ofrecen, que no se conforma y que hay una alternativa.

Fueron los trabajadores de PepsiCo quienes hace unas semanas lograron conseguir posponer la reforma laboral que el gobierno tiene en mente aplicar, ese es el ejemplo que deben tomar los estudiantes, un ejemplo de lucha, donde se consiguió un gran apoyo de todo el arco político y una unidad de los trabajadores de diferentes fábricas.

Este sistema no va más ¿qué respuestas pueden esperar los secundarios, los docentes y los trabajadores de ellos?

Ninguna, tienen que pelear por la organización independiente de estos gobiernos en sus colegios, coordinar las acciones, discutir planes de lucha en común con los docentes y no-docentes. Hay que golpear a este gobierno para vencer.

Con la Escuela de Bellas Artes tomada y varios colegios en los que ya empezaron a discutir la reforma, este miércoles 6 de septiembre los estudiantes se movilizan desde el ministerio de educación de la nación hasta el de CABA, a las 14hs.








Temas relacionados

Secundarios   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO