Sociedad

MEGAMINERÍA CONTAMINANTE

Secretario de Minería de Salta festeja la puesta en marcha de la primera mina a cielo abierto

En entrevistas con distintos medios, Ricardo Alonso celebró la apertura del proyecto Lindero para extraer oro y cobre en la Puna salteña y la política de Alberto Fernández para el sector.

Jueves 9 de enero | 00:00

Ricardo Alonso, Secretario de Minería y Energía de la gestión de Gustavo Sáenz, expresó que Salta se convertirá en “una provincia minera de primer orden” celebrando la inauguración del Proyecto extractivista Lindero de oro-cobre que comenzará sus actividades durante el primer semestre de este año. El método de extracción de este mineral es el de lixiviación por cianuración, el mismo que utiliza la Barrick Gold, responsable de numerosos derrames de cianuro en San Juan.

El Proyecto Lindero está ubicado en la región de la Puna atacameña, a 75 Km de Tolar Grande, una localidad del departamento de Los Andes, al oeste de la provincia.

Es un yacimiento de oro con capacidad de producir 109 mil onzas anuales del mineral durante sus primeros 9 años de explotación y que estará a cargo de la empresa Mansfield Minera S.A. que es subsidiaria de la multinacional canadiense Fortuna Silver Mines. Esta última, responsable de la contaminación del río Coyote, en Oaxaca-México-, en el año 2018 a partir del desbordamiento de residuos sólidos y líquidos de un estanque de emergencia de la mina subsidiaria La Trinidad.

Un nuevo impulso al extractivismo

Si bien para Alonso “el trámite minero se ha enlentecido en los últimos años” y esto “ahuyenta a los inversores", el actual presidente "Fernández ha dado sobradas muestras de valorar la importancia que tiene la minería para lograr el crecimiento nacional".

Además, aunque el ministro simule olvidarlo, antes de terminar su mandato como gobernador luego de 12 años, Juan Manuel Urtubey hizo aprobar en la legislatura local la Ley de Promoción Minera que para garantizar el negocio extractivista, entre otras cosas, concede a las empresas la ejecución de obras públicas. Según la ley, el costo de éstas sería compensado total o parcialmente con las regalías garantizando así una obra pública a merced de los intereses de las mineras.

Alonso, que entre 2005 y 2007 fue funcionario de Juan Carlos Romero en esta cartera, viene dejando en claro que uno de los horizontes y objetivos de su gestión y la del gobernador Sáenz es continuar el compromiso con este sector porque es una “política de Estado” con el objetivo de tener una “Puna productiva” y que los proyectos metalíferos junto con los de litio “pueden cambiar la matriz económica de Salta”, entregando la Puna a las multinacionales.







Temas relacionados

Ecología y ambiente   /    Salta   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO