×
×
Red Internacional

Bajo las consignas: basta de contaminar nuestro aire, agua y suelo. Basta de complicidad e impunidad, el Estado es responsable, se manifestaron frente a la fábrica y el municipio. La respuesta del intendente kirchnerista, fue un cordón policial para intentar amedrentar a los y las vecinas.

Sebastián PalmasProfesor de Geografía | Militante de La Marrón Docente en Ensenada

Miércoles 15 de septiembre | 19:46

Vecinos autoconvocades de Berisso y Ensenada realizaron hoy una acción para denunciar la contaminación que genera la fábrica Copetro. La jornada comenzó con un semaforazo y concentración en las puertas de la multinacional, para luego movilizarse al municipio, dónde expresaron su reclamo. La respuesta del intendente y sus funcionarios fue poner un cordón policial.

Desde hace 40 años, en plena dictadura y por un decreto de Videla, se instaló la multinacional Copetro entre los municipios de Ensenada y Berisso y viene contaminando ininterrumpidamente, lanzando al aire partículas del carbón de coque que afectan la salud de los pobladores. Una "multinacional multicontaminante", como señalan desde la asamblea los vecinos.

La respuesta del municipio de Ensenada y del intendente Mario Secco demuestra cuáles son los intereses que defiende: no solo no recibió a los vecinos ni sus demandas, sino que los increpó con policías en la puerta y funcionarios enardecidos.

Esto demuestra lo poco que le importan las problemáticas ambientales que padecen día a día los habitantes de Ensenada y Berisso. Y que prefiere ponerse del lado de los intereses millonarios de la empresa, contra el pueblo ensenadense y berissense que reclaman por su salud y las de sus familias.

Este recibimiento patoteril sucedió cuando los vecinos a modo de protesta llevaron un poco del hollín que cae en sus casas y lo tiraron en el Municipio. Eso parece que alteró los ánimos de los funcionarios peronistas, quiénes reaccionaron contra la gente que hace más de cuatro años que reclama. Mientras, mantienen una relación signada por las prebendas y “donaciones” para obra pública, como construcciones de calles y del anfiteatro municipal.

Como señaló la secretaria de Organización de Suteba combativo de Ensenada y candidata a concejal por las listas del FIT-Unidad, Laura Champeau: “La movida de los vecinos tiene que ser parte de los reclamos que tomen todos los trabajadores, que luchemos en común, porque Copetro no solo contamina, sino que es de las empresas que se benefician del laburo precario de los trabajadores de la zona, y despide sin ningún tipo de consecuencia".

Laura también señaló a los responsables de esta situación: “Lo que hay es un entramado de corrupción, de connivencia entre el municipio y las grandes empresas de la zona". Y agregó: “también están Siderar, YPF, el puerto La Plata, que se instala con el desmonte de la zona, que son emprendimiento económicos que precarizan y contaminan, afectando la salud. Tenemos que unirnos y no dejar las calles para conseguir todos nuestros reclamos”.

Por su parte Federico Surila, trabajador de la salud y candidato a concejal del Frente de Izquierda Unidad por Berisso, aseguró, “estamos a total disposición para seguir apoyando lo que salga de la asamblea de vecinos, y exigir la no contaminación. La pelea es de conjunto, con los trabajadores de Copetro, con los docentes del Suteba combativo, como se hizo con la Escuela de Arte de Berisso".

En esa línea y señalando al oficialismo y la oposición de derecha agregó: “Muchos hacen demagogia en campaña tomando el tema del ambiente, pero quedó claro que ninguno ha dicho que las empresas son las que tienen que resarcir. Excepto el FIT Unidad que decimos que deberían restaurar lo destruido, afectando las ganancias millonarias de las empresas".

Por otro lado y dirigiéndose al Municipio, concluyó: “Señor Mario Secco, la vida que queremos es sin contaminación, es con salud para nuestras familias. La pelea está en la calle, las demandas se van a conseguir con la lucha, y nosotros si llegamos a ganar una banca vamos a poner a disposición de la lucha".

Una alternativa de izquierda que crece

El Gobierno que se jacta de defender la vida de los laburantes, deja que esta empresa contamine y ajuste. “La vida que queremos” no es con más contaminación, con empresas multimillonarias que hacen lo que quieren con la complicidad de los gobiernos, que afectan la salud de los vecinos y vecinas. La agenda ambientalista tanto del gobierno nacional como la oposición de derecha como Juntos, o los liberales negacionistas, es mas extractivismo, dejando claro que no tienen ninguna intención de revertir la crisis ambiental. Su agenda es la de juntar dólares para pagar la deuda, es decir, la agenda del FMI.

En estas últimas elecciones se vio claramente que sale caro apostar a beneficiar a un pequeño sector de ricos a costa de ajustar y precarizar a las grandes mayorías empobrecidas. También en las urnas se expresó a través del voto el descontento con la política ambiental del Gobierno, que ahora quiere hacer pasar la ley de hidrocarburos o el cajoneo de la ley de humedales, por el lobby empresarial. No hay grieta para saquear recursos y destruir el ambiente, mientras las peores consecuencias caen sobre los barrios populares. Desigualdad ambiental es desigualdad social.

La buena elección que hizo el FIT Unidad muestra una alternativa por izquierda al problema ambiental. Luchadores y luchadoras que estan en la primera línea contra la destrucción del ambiente y la juventud que sale y se organiza levantaron estas propuestas. Una izquierda que es consecuente y lleva en su programa medidas concretas de salida a la crisis ambiental, que va a ser no solo con la importante pelea de conseguir diputados y concejales que lleven estas luchas al congreso y al concejo, sino que se conquistará en las calles luchando, tomando estas demandas y las del pueblo trabajador por trabajo, vivienda, salarios, además de un ambiente sano.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias