Internacional

CANDIDATO IMPUTADO

Sebastián Piñera lanza su candidatura para las presidenciales en Chile

El millonario expresidente chileno Sebastián Piñera lanzó su candidatura para pelear por un segundo mandato a la presidencia. La justicia lo investiga por distintos casos de corrupción.

Edson Elgueta

Valparaíso, Chile

Miércoles 22 de marzo de 2017 | 16:09

El expresidente Sebastián Piñera presentó su candidatura en medio de importantes investigaciones que vinculan sus intereses como empresario en negocios llevados adelante cuando era presidente de Chile.

Dueño de una de las fortunas más grandes de Chile, Piñera lanzó su candidatura como representante de la derecha aprovechando una buena performance en las encuestas que le dan una intención de voto del 25%.

Piñera hizo oficial su pre-candidatura este martes, generando gran expectativa en un amplio sector de la derecha chilena.

En el acto participaron cientos de militantes de Chile Vamos, quienes junto a diversos referentes de la coalición, decidieron expresar abiertamente su apoyo al empresario.

El discurso de Piñera entre críticas y explicaciones

En su discurso, Piñera se refirió a diversos temas del escenario político actual, apuntando sus dardos principalmente a la gestión del gobierno de Michelle Bachelet, y criticando la línea de reformas implementadas por la mandataria (tributaria, laboral, educacional).

“Las tres reformas estructurales: tributaria, educacional y laboral, fueron mal concebidas, peor implementadas y han significado un grave daño y retroceso para Chile”, señaló el precandidato.

Así también se refirió a los procesos judiciales que se han abierto por el vínculo de sus negocios extranjeros y nacionales, como el caso Bancard y el rechazado proyecto Dominga en la IV región. De la adjudicación del proyecto Dominga, una minera a cielo abierto, había participado una empresa ligada a Piñera cuando era presidente, mientras que el caso Bancard incluye negocios turbios del exmandatario con esa inversora que habría llegado a comprar acciones de una pesquera peruana durante un diferendo marítimo entre Perú y Chile que terminó siendo desfavorable a este último país.

Fue por estos escándalos que Piñera declaró “Se está instrumentalizando a los organismos públicos, la Fiscalía y el Poder Judicial, para atacar a los adversarios políticos”.

Bosquejos programáticos en medio de investigaciones

El expresidente, trazó unas líneas respecto al eje programático de su campaña, donde "la delincuencia, el narcotráfico y el terrorismo" son los principales enemigos a combatir. Piñera también manifestó que se marginará de cualquier vínculo empresarial, señalando que se ceñirá a la nueva ley de probidad pública.

“Con respecto a la administración de mi patrimonio, como candidato y si soy elegido Presidente, cumpliré estrictamente con la exigente ley de probidad pública recientemente aprobada. No participaré en la administración ni gestión de ninguna empresa y tomaré todas las medidas necesarias, incluso yendo más allá de lo exigido por la Ley, para separar totalmente mi rol de Presidente y abandonar cualquier legítimo interés de naturaleza privada, de forma de asegurarles a mis compatriotas que mi única motivación como Presidente, ha sido, es y será, dedicarme en cuerpo y alma, destinando todos mis esfuerzos y capacidades, a resolver los problemas, crear oportunidades y mejorar la vida de todos los chilenos", afirmó. Sin embargo, las imputaciones actuales muestran que su "cuerpo y alma" están en los negocios y que no hay barreras para infringir las leyes cuando se forma parte de un entramado de empresas que van desde el sector especulativo hasta las radicadas en paraísos fiscales, pasando por el uso de testaferros. Los escándalos que viene acumulado el presidente Argentino, Mauricio Macri, que sigue el estilo empresario de Piñera, son una muestra de cómo se utiliza al estado como una extensión de sus propios negocios.

Durante el acto también expresaron sus saludos, distintos referentes de la derecha regional, como la esposa del encarcelado venezolano Leopoldo López, y el escritor peruano, ganador del premio Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa.

Del banquillo de los acusados a la tribuna de Presidente

Las distintas investigaciones que apuntan a Piñera, vienen generándole importantes complicaciones, en un escenario político de definiciones, donde sus partidarios y simpatizantes han tenido que salir a justificar la situación, y criticar el accionar judicial del gobierno de la Nueva Mayoría. Pero, esto expresa aún más la profunda relación del multimillonario con sus empresas a nivel nacional como en el extranjero, de las cuales jamás ha tenido la intención de separarse, teniendo que trasladar su patrimonio a un irrisorio fideicomiso ciego.

Es así como Piñera, quien se ha dado conocer como el “candidato imputado”, hace oficial su precandidatura, buscando pasar del banquillo de los acusados, a la tribuna presidencial. Si bien este último tiempo ha tomado ventaja de su más próximo competidor, el senador por Antofagasta, Alejandro Guillier (Independiente PRSD), la opinión de la población no ha pasado por alto sus turbulencias e irregularidades empresariales.

¿Qué futuro se avecina al interior de la derecha en esta carrera de velocidades por la victoria electoral?







Temas relacionados

Chile   /    Sebastián Piñera   /    Michelle Bachelet   /    Elecciones   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO