×
×
Red Internacional

DOCENTES | TUCUMÁN. Se termina el año y Toledo no está

En los últimos días David Toledo, secretario general de ATEP gremio de la docencia tucumana, amenazó con convocar a movilizar este 22 de diciembre. Continuando con su tradición, se trató solo de un amague que terminó en la nada, anticipando nuevamente que no piensa tomar ninguna medida de lucha frente a la paritaria miserable del Gobierno.

Martes 22 de diciembre de 2020 | 20:00

Ante el anuncio del dirigente de ATEP que se viralizó a través de una entrevista radial, la primera reacción de los docentes fue desconfiar de que efectivamente esa amenaza de movilizar se vaya a transformar en una verdadera acción de lucha capaz de expresar la bronca que recorre al sector frente a la paritaria miserable del Gobierno. Muchos docentes incluso consultaban en los grupos de Whatsapp si acaso se trataba de una broma. Es que sobraban las razones para suponer que la burocracia no pensaba salirse del sillón para defender a sus afiliados. Durante todo el año no convocaron ni a una asamblea para enfrentar las condiciones de superexplotación que impuso la virtualidad, la pérdida del salario que conllevó la inflación galopante ni los múltiples obstáculos que antepuso la obra social. Finalmente se cumplió la profecía y hoy no hubo ninguna movilización.

El gremio de brazos cruzados

Mientras la pandemia azotó a cientos de compañeras, compañeros, sus familias y las familias de nuestros alumnos, cargando a esto el tremendo avance de la crisis, el gremio se llamó al silencio total.

Cientos quedaron sin cargo, trabajo, los comedores abrieron a mitad de la pandemia, y continuaron dando la espalda a los precarizados del plan Fines que este año no fueron recontratados.

Cómplice de este gobierno que pretende darnos un aumento del 7%, que no nos extrañaría que encima sea en negro sumado a que hoy amanecimos con la noticia que el aguinaldo está mal liquidado. Toledo y su burocracia apuestan a los juegos del hambre para la docencia de Tucumán.

Este año, comenzamos el ciclo lectivo con un paro de cuarenta y ocho horas, impulsado como autoconvocados ya que ATEP en los últimos años se dedicó a entregarnos sistemáticamente. Con nuestras fuerzas y organización fuimos miles de docentes los que nos movilizamos en la plaza. Dando cátedra que cuando se ataca a la escuela pública no dudamos en tomar las calles.

Esto deja demostrado que los docentes podemos y tenemos que proponemos recuperar nuestro gremio. Que deje de ser una oficina del ministerio y transformarlo en una verdadera herramienta de lucha al servicio de defender los derechos de los trabajadores y trabajadoras de la educación, de los estudiantes y sus familias y de enfrentar todos los ataques a la educación pública.

Desde la agrupación Marrón llamamos a cada docente para seguir luchando y exigiendo por nuestros alumnos, presupuesto para arreglar las escuelas, aumento salarial, basta de precarización, regularización de las juntas de clasificación y que se garantice el 82% móvil para los jubilados.

Ante el bochorno de la burocracia, los trabajadores tenemos que impulsar con fuerzas asambleas por escuela, por sector, confluir con nuestros compañeros precarizados y sin cargos, impulsar la organización de abajo y poner en pie la fuerza que tenemos hasta imponerle a esta conducción que rompa la tregua con el gobierno. Nos preparamos para un 2021 donde el gobierno pretende atacarnos más aun los salarios y seguir recortando el presupuesto a educación. No nos vamos a quedar de brazos cruzados.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias