Política

¿Se rompe o se dobla? El dilema del FA-UNEN

El FA-UNEN se encuentra cada vez más cerca de entrar en el arcón de los recuerdos, donde buena parte de la coalición termina pidiendo pista para diversos acuerdos con la derecha peronista y del PRO, o mutara para transformarse en una plataforma más amplia que sea el trampolín de la nueva derecha argentina.

Facundo Aguirre

IG: @hardever // Twitter: @facuaguirre1917

Jueves 13 de noviembre de 2014 | Edición del día

La ilusión de la unidad progresista se evaporo como una gota al sol. Elisa Carrio fue la primera en romper el fuego anunciando que quería acordar con Macri y el PRO un frente común bajo el argumento de que la derrota del kirchnerismo es refundacional de la Republica y que en aras del fin es necesario ampliar el arco de las fuerzas anti-K. La diputada chaqueña aseguro que le “gustaría ir a una interna con Macri en el mismo espacio” y se ha mostrado junto a Michetti. Se sumo Sanz, la UCR cordobesa de Aguad y Luis Juez del Frente Cívico de Córdoba. Por su lado Gerardo Morales negoció un acuerdo con el Frente Renovador Jujeño, abriendo las puertas del FA-UNEN al coqueteo massista. Viendo la oportunidad, Macri reconoció ayer que podría dirimir con otras fuerzas en las PASO.

Margarita Stolbizer salio al cruce asegurando que "El Frente no va a competir con Macri" y critico que "desde adentro del espacio se generen distintos mensajes confusos". La dirigente del GEN chicaneo a sus correligionarios partidarios del frente con el PRO: “La respuesta de Macri de ayer fue un gesto de elegancia a todos los ganchos que le tiraron del otro lado". Por su lado, Pino Solanas, que en su momento rompió Proyecto Sur para sumarse a una alianza con la chaqueña y Martín Losteau, acusó directamente a Carrio de sembrar confusión en el espacio y favorecer a la derecha: "Esto nos ha colocado en una grave crisis, innecesaria. La crisis de UNEN ha venido favoreciendo al Pro y al macrismo, y la responsable es Elisa Carrió”. Humberto Tumini de Libres del Sur llamo a “dejar de lado a los que piensan en acuerdos con Macri y/o Massa. Que hagan su ruta y nosotros la nuestra”. El “pelado” Tumini, que en el 2013 realizó una alianza con el economista neoliberal Alfonso Prat Gay, aseguro que “no hay proyecto progresista opositor real en alianza con la derecha”.

Paradójicamente Elisa Carrio supo ser la arquitecta del FA-UNEN y es ella misma quien lo empuja a un final traumático. Lejos de una superación de la vieja política o del “régimen,” como gusta denunciar la chaqueña, el FA-UNEN fue acosado por el escándalo de la connivencia del socialismo de Bonfatti y Binner con la narco-policía, y sirvió de plataforma de rescate y sobre-vida de la UCR, que hoy intenta ser seducida por la derecha peronista y el PRO, ansiosos por contar con parte del aparato electoral del radicalismo.

Resta por ver si el FA-UNEN se mantiene participando de conjunto en una gran interna opositora o si queda reducido a la expresión residual de un acuerdo de los socialistas con el alfonsinismo y otras figuras menores. Si el UNEN ilusionó con darle fisonomía al panradicalismo, no resistió la máxima de Leandro Alem que pedía a la Unión Cívica que se rompiera pero que no se doblegara frente al régimen oligárquico. Los radicales y sus hijos bobos, los socialistas, repitieron una conducta que los acompañó a lo largo de su historia, dándole cariz republicano a proyectos conservadores y reaccionarios.







Temas relacionados

Carrió y FAUNEN   /    Elisa Carrió   /    Macrismo   /    Mauricio Macri   /    FA-UNEN   /    PRO   /    Daniel Scioli   /    Sergio Massa   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO