×
×
Red Internacional

Javier Giménez y Víctor Sotelo murieron porque la empresa se niega a cumplir los protocolos. Las medidas del Gobierno no defienden la vida de los trabajadores, solo garantizan las ganancias de las empresas. La Agrupación Granate plantea medidas para evitar más muertes.

Victor Ottoboni y Enzo PozziIntegrantes de la Comisión Directiva del SUTNA por la lista Granate

Hernán MinguezDelegado de calandras (Lista Granate) trabajador de Fate

Domingo 30 de mayo | 16:20
La empresa Fate se resiste a cumplir los protocolos.

Este sábado 29 nos enteramos de la muerte por Covid, de nuestro compañero Javier Gimenez, trabajador de FATE en el sector de armado automóvil. El estaba trabajando hasta el momento del contagio, que habría sido dentro de la planta.

Es el segundo compañero que muere por esta causa en menos de 5 días. El pasado 25 de mayo murió el compañero Víctor Sotelo de 42 años de edad, que trabajaba como tercerizado en la contratista Imant.

Mientras la gestión de la pandemia por el gobierno nacional muestra el sistema de salud entrando en un colapso, con el pico de la segunda ola, dejando ver claramente que el gobierno priorizo los acuerdos con el FMI recortando el presupuesto de salud, las grandes patronales de la industria obtienen rápidamente del gobierno los permisos y autorizaciones para seguir produciendo.

Lejos quedó el discurso de Alberto Fernández de que "primero está la salud a la economía". En el neumático, las grandes patronales no pararon de producir desde mayo del año pasado, siendo que no es una industria esencial.

Las medidas de restricción que tomó el gobierno fueron preparadas para cuidar el negocio de las grandes patronales. Es decir, que en realidad la disminución de contagios en los lugares de trabajo no disminuirá.

En FATE, la patronal se resiste a cumplir los protocolos y entre los compañeros tercerizados prácticamente no se cumplen, sin la intervención del sindicato. Madanes fue uno de los primeros que comenzó a presionar al gobierno desde el inicio de la pandemia para asegurarse que su industria sea considerada de hecho como esencial, aun cuando los neumáticos no sólo no son esenciales, sino que estas empresas tienen stock suficiente para abastecer por meses el mercado. Pero para Madanes sus ganancias están por encima de la vida de los trabajadores.

Hoy muchos compañeros opinan que no tendríamos que estar trabajando.

Javier Giménez y Víctor Sotelo fallecieron por covid en menos de 5 días.
Javier Giménez y Víctor Sotelo fallecieron por covid en menos de 5 días.

La posición que tomó la dirección del SUTNA nacional y de la Seccional San Fernando, en manos de la lista Negra, fue un grave error. Ya que luego del decreto del gobierno anunciando los 9 días de "cuarentena", el ministerio por pedido de las patronales convocó a una audiencia al dia siguiente, donde luego de contraponerse las posiciones de las empresas y del sindicato en relación a si el decreto abarcaba el sector del neumático o no, y sin llegarse a ningún acuerdo, el ministerio definió un cuarto intermedio para el miércoles 26. Pero al otro día el ministerio saca un dictamen resolviendo a favor de las patronales y obligándonos a ir a trabajar apenas comenzó la "cuarentena". Ante esto la lista Negra no solo se negó a llamar a asambleas que se podrían haber hecho por medios virtuales, sino que ni siquiera llamó a reunión de Comisión Directiva. Aceptaron la imposición del gobierno sin permitir la expresión de la voluntad de los compañeros.

La lista Negra como dirección efectiva del SUTNA viene limitándose a discutir cuestiones menores de los protocolos y a flexibilizarlos, para permitir que una gran cantidad de compañeros cubran a los que no están trabajando con horas extras y con personal contratado en forma eventual. Es decir, que por un lado se dice que hay que mejorar los protocolos, pero a la vez se permite mayor entrecruzamiento de los compañeros de los turnos, lo que aumenta la cantidad de trabajadores en los distintos sectores.

La lista Negra reclama vacunas, algo correcto y necesario, pero se limita a esperar los tiempos del gobierno. Se niega a llamar a asambleas con distanciamiento físico para decidir entre todos los compañeros cómo enfrentar esta situación gravísima. Son muertes evitables, que solo ocurren en última instancia por la codicia patronal, que está dispuesta a que sigan muriendo trabajadores para no perder ganancias.

Como dirección sindical clasista que se reivindica la lista negra, debería poner todo el esfuerzo para luchar en función de salvaguardar la vida y la salud de los compañeros.
Los que trabajamos todos los días en la planta somos quienes tenemos que decidir si continuamos trabajando o no.

Desde la agrupación Granate como parte de la Comisión Directiva, venimos planteando hace tiempo y en forma insistente que se debe parar la producción en el gremio por 15 días, hacer una desinfección total y testear a todos los trabajadores. Ahora es necesario iniciar un plan de lucha hasta lograrlo y también para que se vacunen a los trabajadores que trabajan en las fábricas del gremio, sean efectivos, contratados o tercerizados y que las patronales testeen a todos antes de volver. Esa sería una forma de tener un mapa epidemiológico en el gremio y cortar la cadena de contagios mientras se vacunan a todos los compañeros.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias