Internacional

REINO UNIDO INMIGRACIÓN

Se extiende la huelga de hambre en centros de detención para inmigrantes

En las últimas semanas se ha extendido la huelga de hambre en varios Centros de Internamientos para Extranjeros (CIEs) en protesta contra las condiciones inhumanas a las que son sometidos.

Cynthia Lub

Barcelona | @LubCynthia

Alejandra Ríos

Londres | @ally_jericho

Viernes 27 de marzo de 2015 | Edición del día

Fotografía : Twitter

Según la cartografía realizada por la organización Migreurop, una de las tantas organizaciones dedicadas a exigir el cierre de estas cárceles europeas para miles de inmigrantes, en Europa existen 393 Centros de Internamiento para Extranjeros (CIEs), la mayoría ubicados en puntos cercanos a los aeropuertos de las grandes metrópolis.

El domingo 8 de marzo, unos 100 refugiados del centro de detención de inmigrantes más grande del Reino Unido, Harmondswoth, se concentraron en el patio de ejercicios para protestar contra las inhumanas condiciones que viven allí. Desde el lunes 9 de marzo alrededor de 300 personas están en huelga de hambre, según informan medios alternativos británicos. En la actualidad 615 inmigrantes se encuentran en dicho centro esperando ser deportados.

En otro CIE, ubicado en Dungavel, Escocia, el día 9 de marzo se encendió la chispa de la protesta contra los malos tratos y el hacinamiento en las celdas, cuando alrededor de 60 personas inmigrantes se declararon en huelga de hambre.

Durante los días siguientes, mientras se sumaron más detenidos en el mismo centro, la huelga de hambre se extendía a ocho centros británicos, entre ellos Yarl’s Wood (Bedfordshire), Harmondsworth y Colnbrook (cerca del aeropuerto de Heathrow), además de Tinsley House y Brook House (cerca del aeropuerto de Gatwick).

En Morton Hall, ubicado en el condado de Lincolnshire, los detenidos fueron a la huelga de hambre en solidaridad con sus compañeros en el centro de Harmondsworth.

Las personas retenidas en estos centros – verdaderas prisiones – junto a grupos de activistas y organizaciones de derechos humanos han denunciado que el tratamiento inhumano que reciben es ignorado por las autoridades. A los migrantes se les niegan derechos básicos y les es imposible armar su defensa legal. Además, son frecuentes los casos de denuncias por abuso sexual. Muchos de las personas en estos centros son perseguidos en su país de origen por ser gay, o por razones políticas, mientras que algunas buscan reunirse con sus familiares, y, de ser deportados enfrentan la muerte o la prisión. En varios CIEs también hubo casos de ‘muertes’ de detenidos en condiciones sospechosas.

Según The Independent, los migrantes denuncian que las condiciones dentro este centro son tan “deprimentes” que llevó a que uno de ellos se "cosiera la boca" en señal de protesta tras llevar allí nueve meses.

Según informa el periódico Diagonal, una reciente investigación del Independent Monitoring Board (IMB), institución independiente formada por miembros que no reciben sueldo, que se ocupa de investigar la situación en los CIEs, explicaba que la interminable detención en estos centros tiene “un efecto destructivo en el bienestar y la salud de los detenidos”. El Reino Unido es el único país de la Unión Europea que no tiene límites de tiempo para recluir a los migrantes que esperan ser deportados.

Diagonal ha recopilado una serie de videos con cámara oculta que develaba las terribles condiciones en las que se encuentra la población migrante en Harmondsworth. “En una de las piezas quedaba patente que la administración encerraba a los migrantes dos horas extra en sus celdas para reducir costes”, informa Diagonal.

Un párrafo aparte merece el silencio de los medios de comunicación ante este abuso de los derechos humanos en el Reino Unido. Los únicos que se han encargado de difundir la terrible situación que se vive en estos centros son medios alternativos y las organizaciones solidarias con los detenidos como Detained Voices y Detention Action.

Reproducimos a continuación algunos de los testimonios difundidos en la página Twitter de Detained Voices:

Muchos de nosotros queremos que se cierre [el CIE] Yarls Wood porque las condiciones son terribles.

“Mi compañera también está enferma y sufre de enfermedades mental y física serias y no la puedo ayudar mientras permanezca aquí.”

“No hemos comido durante cuatro días. Tres personas se han desmayado por falta de comida y bebida.”

Los CIEs es el destino que le espera a cientos de inmigrantes, la mayoría "sin papeles", al traspasar las fronteras de Europa y los países imperialistas; previo paso a las deportaciones masivas en los llamados "vuelos de la vergüenza", tal como denuncian la mayoría de las organizaciones de derechos humanos. Son verdaderos campos de concentración, avalados por los distintos Gobiernos imperialistas, donde existieron denuncias de torturas, malos tratos e incluso desapariciones. Existen numerosas campañas por el cierre de estos centros de parte de los organismos y colectivos que luchan por los derechos de las personas inmigrantes.







Temas relacionados

Crisis migratoria en Europa   /    CIEs   /    Inmigración   /    Inmigrantes   /    Reino Unido   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO