Política

GATILLO FÁCIL DE GENDARMERÍA

Se extiende el repudio por el fusilamiento de Gendarmería a Facundo Scalzo

Este lunes, Myriam Bregman, diputada del PTS Frente de Izquierda, que preside la Comisión Especial de Seguimiento y Prevención de la Violencia Institucional en la Legislatura Porteña, junto con la diputada Alejandrina Barry, presentaron un proyecto para que la legislatura repudie el asesinato de Facundo Scalzo a manos de un grupo de gendarmes.

Carlos Platkowski

Abogado CeProDH

Lunes 22 de junio | 14:00

El proyecto reclama el acompañamiento de la familia en su reclamo de justicia y en el cese inmediato de la violencia institucional constante que padecen principalmente los jóvenes de los barrios populares.

Las diputadas Bregman y Barry señalaron que este nuevo caso de gatillo fácil se da en el marco de una grave escalada de hechos de violencia institucional en todo el país desde el comienzo del aislamiento social preventivo y obligatorio adoptado a causa de la pandemia del COVID19.

Te puede interesar: Gendarmería ejecutó a un joven en las calles del Bajo Flores por un supuesto robo

El proyecto se presentó en repudio al brutal asesinato del joven Facundo Scalzo, vecino del barrio de Bajo Flores y papá de una hija de dos años, y recoge las denuncias de los familiares de Facundo. Él, en el día de ayer, mientras estaba parado en una esquina, fue abordado por un grupo de gendarmes quienes se acercaron y le pegaron cuatro tiros (tres tiros en la espalda y uno en el brazo).

Su mamá, Andrea Scalengue, denunció que su hijo murió sin que se les permita a los vecinos y a ella misma acercarse para darle auxilio. Mientras Andrea veía como su hijo se moría en el piso, los gendarmes volvieron a reprimir a los vecinos y ella misma resultó herida. Ni siquiera dejaron que acompañara a su hijo en la ambulancia que llegó al lugar casi 50 minutos después de que Scalzo fuera fusilado. Existen todo tipo de registros fílmicos que acreditan la denuncia de los familiares de Facundo.

La presentación de las legisladoras del Frente de Izquierda resalta que este hecho no representa un crimen individual y aislado. Y que por el contrario “la violencia de parte de fuerzas de seguridad, sean del orden federal o de nuestro distrito, contra los jóvenes de los barrios pobres de la ciudad son una constante.” Recordaron que “a fines de marzo, en el mismo barrio donde asesinaron a Facundo, tres gendarmes hicieron caminar en cuclillas y con las manos en la nuca a dos jóvenes que habrían incumplido el aislamiento. Estos apremios ilegales están claramente direccionados contra un grupo social en especial.” En efecto se trata del mismo barrio de la ciudad donde en enero del 2016 otro grupo de gendarmes baleó a niños de entre 5 y 10 años mientras actuaban con su murga.

El proyecto resalta que “el fusilamiento de Facundo Scalzo coincide en una práctica sistemática de las fuerzas represivas y una legitimación punitiva durante la cuarentena que recorre el país entero. Hace pocas semanas fue el caso de Luis Espinoza, antes el de Florencia Morales en San Luis, los gravísimos ataques a la comunidad Quom en chaco, hechos aberrantes de violencia policial en la Provincia de Buenos Aires entre otros. Es evidente que la represión y la violencia institucional es una política de estado para con los jóvenes pobres, precarizados y vecinos de los barrios más discriminados del país.

El proyecto completo del Frente de Izquierda:







Temas relacionados

Legislatura porteña   /    Alejandrina Barry   /    Myriam Bregman   /    Bajo Flores   /    Gendarmería   /    Gatillo fácil   /    Libertades Democráticas   /    Ciudad de Buenos Aires   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO