Géneros y Sexualidades

VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES

Se encontró el cuerpo sin vida de Daiana García

Otro brutal femicidio fue confirmado ayer por la mañana. Desde la morgue de Lomas de Zamora llegó la noticia de que el cuerpo hallado el sábado pasado pertenece a Daiana Ayelén García, la joven de 19 años que se encontraba desaparecida desde el día anterior, horas después de haber salido por última vez de su casa rumbo a una entrevista de trabajo.

Martes 17 de marzo de 2015 | Edición del día

El viernes 13 alrededor de las siete de la tarde, Daiana salió de su domicilio, ubicado en el barrio de la Paternal. Les había avisado a sus padres que tendría una entrevista laboral para un local de ropa en Palermo, entre las ocho y las nueve de la noche.
Había planeado también encontrarse luego con una amiga para cenar. Pero a partir de allí, no se supo más nada de ella. Al día siguiente, al intentar sin éxito contactarse con ella varias veces (su teléfono celular se encontraba en ese punto apagado) sus padres presentaron la denuncia en la Seccional 41. A las 10:30 horas, un motociclista ya había alertado a un empleado municipal de Llavallol: había visualizado a la vera de la Ruta 4 una bolsa de arpillera, que parecía contener un cuerpo sin vida en su interior.

El padre de Daiana fue citado ayer en la morgue y reconoció el cuerpo encontrado como el de su hija desaparecida. La joven fue hallada con la misma remera y zapatos que tenía al salir de su casa, y desnuda de la cintura para abajo. No presentaba heridas de arma blanca ni de fuego, pero sí múltiples golpes y tenía una media metida en la boca. Los estudios preliminares realizados sobre el cadáver determinaron que murió por asfixia.

La persona que divisó el cuerpo de Daiana desde la moto había pasado antes por el mismo lugar y no había visto nada, lo cual indicaría, según los investigadores, que la bolsa habría sido arrojada allí de forma rápida y que el lugar del crimen habría sido otro.

Una vez más, se llevaron a una de nosotras. Una vez más, los medios de comunicación, con una brutal apatía, nos cuentan qué ropa llevaba al momento de su desaparición, cuantos amigos tenía en las redes sociales, a qué personas frecuentaba, qué tipo de fotos se sacaba y publicaba. Y una vez más, de forma solapada y no tanto, se busca un por qué para justificar un asesinato tan atroz, que presumiblemente tuvo la intención de cubrir un abuso sexual.

Es tan brutal el asesinato como la forma en la que se intenta explicar lo inexplicable. El tópico de la vestimenta, una vez más. Hace poco más de una semana, se festejó el Día Internacional de la Mujer, en el que probablemente Daiana recibió saludos de sus amistades y afectos. Días después, le fue impunemente arrancada a su familia, a su entorno, por el simple hecho de ser mujer.







Temas relacionados

Femicidios   /    Violencia de género   /    Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO