Sociedad

Magario y Vidal son responsables

Se agrava la situación de los inundados en La Matanza

Con las subidas de los ríos y arroyos luego de finalizadas las lluvias, la cantidad de afectados subió a 25.000 en el distrito. Desde la provincia y el municipio se siguen tirando la pelota. Hay más centros de evacuados y se siguen recibiendo donaciones. Se calcula que el agua tardará al menos 3 días en bajar

José Muralla

@murayeando

Lunes 14 de octubre | 20:23

Las escuelas funcionan como centros de evacuados para contener a los miles de afectados por la lluvia y la desidia estatal

El paisaje desolador se repite con cada lluvia fuerte. Gente deseperada porque pierde lo poco que tiene. Adultos que buscan que hacer con sus niños y sus mayores. Las escuelas abren sus puertas para los evacuados, y los trabajadores y vecinos empiezan a hacer colectas solidarias.

La crecida del arroyo Morales afectó a los barrios de Virrey del Pino como Nicole, Los Alamos y los ceibos. Varias familias terminaron acampando en la vera de la Ruta 3, que son los terrenos más elevados. En González Catán también las crecidas taparon varias casas y calles. A la redacción de La Izquierda Diario nos siguen llegando fotos y videos de los afectados. Junto con pedidos de ayuda, ya que los gobiernos municipal y provincial, responsables de las inundaciones, es muy poco lo que hacen por los evacuados.

Crecen los afectados, se habilitaron nuevos centros de evacuados y se estima que el agua seguirá al menos por 3 días

Carolina, que vive en el barrio Los Ceibos nos escribió para solicitar ayuda ya que ella tuvo que abandonar su hogar con su hija de 5 años, para volver al rato a buscar a su mamá de 69. Mientras otra parte de su familia estaba en el techo de su casa, con sus sobrinos de 3 y 9 años. Nos cuenta que no perdió toda la mercadería que tenía y los alimentos de la heladera. Y que ahora no le quedó ni para desinfectar cuando baje el agua.

Se estipula que los evacuados son cerca de 5000, según sugieren los últimos informes desde las escuelas. Y son 20.000 las personas afectadas que perdieron muchas de sus pertenencias, pero se quedaron en sus casas a cuidar lo poco que les queda.

Las escuelas que están funcionando como centros de evacuados son las primarias número 57, 157, 103, 70, 107 (también secuandaria 41), 19 (secundaria 64), 126, 67 (secundaria 120), 130 (secundaria 116), 163, 194, 69, 185, 66 (secundaria 97) y las secundarias 125, 81 y 167. Al momento de escribir esta nota en la escuela primaria 130 (secundaria 116) estaban evaluando si continuaban dado que la escuela no está en condiciones, y en la primaria 202 pernoctaron unas 80 personas que hoy serán derivadas ya que esta escuela tampoco está en condiciones como para funcionar como centro de evacuados.

En diálogo con Telam el responsable del Destacamento de Bomberos N°3 Daniel Bodegó, señaló lo siguiente: "el agua todavía no cedió, está estancada. En Laferrere está subiendo. Si tenemos buenas condiciones esto puede durar 3 o 4 días más, pero si las condiciones climáticas no ayudan, va a empeorar”. Según explicó, el agua que drena de los barrios va al río Matanza, lo que hace que este suba.

Nosotros nos inundamos, los gobernantes y empresarios viven muy bien

Contando la de enero y la de junio, esta es ya la tercera vez en sólo un año que barrios enteros quedan bajo agua.

Magario, quien gobierna el municipio más afectado por las inundaciones, desde su Twitter informó que estaban activando el “Comité de Crisis para evaluar las distintas situaciones provocadas por las inundaciones e implementar el protocolo de contingencia” y luego publicó fotos asistiendo a los evacuados. Vidal ni siquiera dijo una palabra sobre las inundaciones y sólo se limitó a publicar sonrientes fotos de campaña, mientras numerosos distritos bonaerenses están aún inundados.

Lo que no dicen ninguna de las dos es que es su propia responsabilidad que se siga inundando. Porque no realizaron las obras que tenían que hacer para evitarlas. La ayuda a los afectados es muy necesaria. Pero más necesario es que no tengan que volver a hacerla cada pocos meses porque la vida de los más pobres no entra en su planificación económica.

A esto nos referimos con la desidia y el abandono estatal. A que producto de la falta de inversión que producen los que sólo piensan en ganancias y quienes gobiernan para ellos, terminan haciendo que quienes poco tienen, lo pierdan todo. Perdidas evitables, que no se evitan por la codicia y la desidia de unos pocos ¿Quién se va a hacer cargo de todo lo que perdieron los vecinos de La Matanza?

Como ya señalamos en la última inundación en Junio, las prioridades de Magario o Vidal son bien distintas a las de los vecinos del barrio, que necesitan contar con los servicios esenciales como luz, agua potable, gas. Que necesitan que sus hijos no tiemblen de frío a la intemperie. Que necesitan condiciones humanas de vivienda y bienestar.

Los diferentes gobiernos intentan que los vecinos se acostumbren a vivir así. Que naturalicen que vivir en la miseria es su destino o que como mucho se puede mejorar un poco siempre y cuando “los mercados” lo permitan. Y no son sólo las inundaciones, que muestra la cara más extrema de la desidia. En muchos de estos barrios no hay cloacas ni agua potable.

Dicen que La Matanza avanza. Pero lo único que avanza es el agua turbia que vuelve a subir llevándose lo poco que tienen los vecinos matanceros.

Desde el Frente de Izquierda estamos colaborando con los damnificados junto con las docentes que se organizan en el Suteba La Matanza. Mientras tanto seguimos peleando para que se inviertan esas prioridades, y que el dinero vaya para las obras que necesitan los matanceros y no para pagar una deuda externa ilegal, ilegítima e impagable. La única manera de que no tengamos que seguir lamentando estos hechos constantemente.







Temas relacionados

Inundaciones La Matanza   /    Inundación   /    Inundaciones   /    La Matanza   /    Zona Oeste del Gran Buenos Aires   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO