Política

INUNDACIONES

Scioli se sacó los cortos y se reunió con intendentes

Mientras miles de bonaerenses permanecen evacuados tras las inundaciones, el lunes se conocieron imágenes del gobernador de la provincia en un partido de fútbol, en un barrio cerrado de Pilar. Inmediatamente Scioli convocó ayer a una reunión con intendentes, en un intento de recomponerse tras semejante escándalo.

Miércoles 5 de noviembre de 2014 | Edición del día

La reunión se dio una semana después que se iniciaran las intensas lluvias que afectan a 23 partidos de la provincia.

En Casa de Gobierno, Scioli sostuvo que la prioridad es atender a quienes permanecen evacuados e insistió con las líneas de crédito a traves del Banco Provincia que ya había anunciado, como “ayuda” a los damnificados, sin aclarar que otro tipo de asistencia va a brindar el gobierno de la provincia. El gobernador se limitó a dejar planteada una ambigüedad de “subsidios directos y otro tipo de ayudas cuando la situación así lo indique”.

Lejos del resarcimiento que necesitan quienes perdieron todo, el gobierno insiste en ofrecerles que se endeuden “barato” para reconstruir sus hogares, si es que pueden volver a ellos cuando el agua baje.

De la reunión participaron los intendentes de Luján, Suipacha, San Antonio de Areco y Las Heras, municipios que fueron gravemente afectados por la inundación. Estuvieron además el vicegobernador Gabriel Mariotto; el jefe de Gabinete, Alberto Pérez; los ministros Cristina Álvarez Rodríguez (Gobierno), Eduardo Aparicio (Desarrollo Social), Alejandro Collia (Salud) y el diputado provincial Alberto España, entre otros.

El Ministro de Infraestructura, Alejandro Arlía, declaró tras la reunión que el gobierno provincial "ha hecho obras durante la gestión de Scioli en 107 municipios y tenemos obras en marcha o próximas a ejecutarse en 38 municipios más, un dato que a veces se denosta diciendo que no hay obras sin conocimiento de causa".

Por su parte los intendentes no ahorraron en reconocimiento para la gestión del gobernador, y los planes y obras hidráulicas que, dijeron, se están realizando en la provincia. Francisco Durañona, dijo que "desde 2009 se está trabajando con la Provincia en un plan hidráulico, con aliviadores, cuya primera etapa ya está finalizada y que permitió que tuviéramos un metro menos de agua que en aquel año". Una nueva burla a sus propios vecinos, cuando en San Antonio de Areco ayer había más de 500 evacuados, mientras permanecen otras 400 personas sin poder volver a sus hogares en Lujan y miles más en toda la provincia.

Los intendentes del Frente Renovador, que gobiernan ciudades que también tienen cientos de evacuados, como Tigre y San Fernando, no asistieron a la reunión. Como vimos en los últimos días, en el cruce de acusaciones entre funcionarios oficialistas y massistas, los responsables políticos de esta catástrofe social siguen poniendo por delante las especulaciones hacia el 2015, que la necesidad del pueblo trabajador de recibir una respuesta inmediata.

Mientras tanto es la organización y la solidaridad de los sectores populares y sus organizaciones, la única ayuda que recibieron hasta el momento quienes perdieron todo por la desidia de quienes gobiernan.

Como se popularizó en La Plata, tras la devastadora inundación del 2 y 3 de abril del año pasado, ante este nuevo crimen social vuelve a surgir una conclusión: “culpables los de arriba, solidarios los de abajo”.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO