Política

MANIOBRAS DISTRACTIVAS

Santiago Maldonado: una pista falsa, nuevas “hipótesis” y ninguna respuesta del Gobierno

En el día de ayer a través del diario Clarín se conoció una supuesta llamada “anónima” al 911 que denunciaba la aparición de un cuerpo en un río en la zona de Epuyén, donde Santiago Maldonado fue visto por última vez.

Carolina Ararat

@carolinanunu

Jueves 24 de agosto de 2017 | Edición del día

1 / 1

Durante la tarde de ayer distintos medios y las redes sociales se hicieron eco de esta denuncia. Uno de los primeros y el más importante en difundir esta “información” fue el diario Clarín, que auspicia de vocero del gobierno en todos los ámbitos. En un tuit que luego tuvieron que borrar decían: “URGENTE. Encontraron un cuerpo masculino en el Río Chubut, cerca del lugar donde vieron por última vez a Santiago Maldonado.” La realidad es que no habían encontrado nada.

Lo que posteriormente trascendió es que se habría realizado una supuesta llamada anónima al 911 denunciando que habría un cuerpo en el río. La policía dice haber realizado los rastrillajes correspondientes y al no encontrar nada terminaron afirmando que “la pista era falsa” y que iban a “rastrear la llamada telefónica”. Según explicaron, la llamada habría sido realizada desde el celular de un adolescente que negó ser el autor de la comunicación, y todo quedó en la nada.

Las maniobras de Patricia Bullrich y sus voceros en los medios de comunicación

Desde el gobierno siguen sin dar ninguna respuesta a la exigencia por la aparición con vida de Santiago Maldonado. El pasado martes, la Ministra de Seguridad Patricia Bullrich volvió a acusar a la familia del joven desaparecido y a organismos de derechos humanos por no “colaborar” y se limitó a decir que “no va a hacer lo que se pide por si acaso” en alusión a la responsabilidad que le cabe a la fuerza que ella misma dirige por la desaparición de Santiago Maldonado.

Ya consta en la causa que varios testigos afirman haber visto que agentes de la Gendarmería Nacional golpearon y se llevaron detenido a Santiago y que esa fue la última vez que lo vieron con vida. De hecho ese es el único dato concreto que existe sobre Santiago Maldonado y que el gobierno no está dispuesto a investigar.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos intimó en el día de ayer al Gobierno Nacional reclamando por la integridad física y la aparición del joven. La medida dictada por la CIDH exige al Gobierno responder en el plazo de diez días, contados a partir del 22 de agosto.

Y para poder llevar a cabo intentos infructuosos de encubrimiento, Patricia Bullrich y el Gobierno Nacional cuentan con los escribas de Clarín y La Nación que dan rienda suelta a la difusión de cualquier “hipótesis”.

Clarín por ejemplo, luego de haber afirmado directamente que se había encontrado un cuerpo en el río, tuvo que borrar el tuit para informar que “la policía ahora está corroborando la información.”

Horas más tarde, como para seguir con maniobras distractivas, desde Clarín difunden una “nueva hipótesis” según la cual “quien haya usado la ropa adjudicada al joven cruzó el río Chubut y no volvió atrás.”

Luego en la misma nota afirman que quizás estos resultados de rastrillajes realizados con perros sean “confusos” porque “o el joven logró efectivamente cruzar el fluente o las ropas no le pertenecen. Para la investigación la segunda hipótesis tiene más fuerza. Según análisis posteriores las tres ropas tienen tres aromas distintos.” Lo que sí nos deja en claro esta “información” es cierta incompetencia de las fuerzas que se dedican a investigar si antes de realizar una búsqueda no corroboran fehacientemente que están utilizando la ropa de la persona buscada.

Lo mismo sucede con el periodista del diario La Nación, Francisco Olivera, que se preguntó el pasado lunes: “¿Qué pasa si a Santiago Maldonado no lo mató la Gendarmería sino un mapuche? Es una hipótesis que va creciendo en el Gobierno pero están detrás de esta pista”.

Olivera, además de dar por muerto a alguien cuyos familiares y miles de personas reclaman que aparezca con vida; tira una idea sin sustento ni pruebas, basándose en una hipótesis que tiene poco y nada de fundada. Lo hace en pos de darle aval a esta versión lanzada por la Secretaría de Seguridad.

Según Olivera, “el 21 de julio pasado, diez días antes de la denuncia por la desaparición, hubo un ataque de cuatro personas de la agrupación mapuche RAM a la estancia Los Retamos. Allí, el cuidador Evaristo Jones contó que en el medio de la noche dio una puñalada e hirió a uno de los atacantes. No hay reportes de heridos de esa magnitud en los hospitales de la zona, por eso una de las sospechas es que Maldonado haya muerto esa misma noche.”

Con ese criterio de Olivera, todos los testigos y familiares que dicen haber tenido contacto con Santiago Maldonado durante los diez días transcurridos hasta el momento de la represión y detención de Gendarmería, lisa y llanamente mienten.

Desde el Gobierno de Cambiemos piensan que pueden hacernos olvidar la desaparición de Santiago Maldonado con este tipo de versiones y con periodistas encubridores a su servicio.

Pero somos muchos los que reclamamos la aparición con vida de Santiago Maldonado, porque como a muchas otras víctimas y jóvenes, lo desapareció el Estado a través de una de sus fuerzas represivas. En este caso, la Gendarmería Nacional al mando de Pablo Nocetti, jefe de Gabinete de Patricia Bullrich.







Temas relacionados

Santiago Maldonado   /    Patricia Bullrich   /    Clarín   /    Gendarmería   /    Libertades Democráticas   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO