×
×
Red Internacional

Trabajadores de uno de los bares más importantes de Córdoba denuncian que los dueños quieren ocultar el brote de covid-19 en el establecimiento y se niegan a tomar las medidas necesarias.

Lunes 27 de diciembre de 2021 | 19:18
Foto Andrés Roman

A través de la cuenta de Instagram de @lared.precarizadxs.cba nos llegaron denuncias de que hay un brote de covid-19 entre el personal del establecimiento con 22 casos confirmados. En este contexto, los trabajadores denuncian que la patronal se niega a permitir el aislamiento preventivo de los casos sospechosos y contactos estrechos así como a pagar los sueldos de quienes permanecen aislados por ser covid positivos. Está grave situación pondría en riesgo no solo a los trabajadores sino a quienes vayan a consumir al local.

Crónica de un contagio anunciado

Los empleados de Santa Calma saben que la pregunta no es si se van a contagiar o no, sino cuándo. En las últimas semanas más de 22 dieron positivo, otros tienen síntomas pero aún no lograron hisoparse (tengamos en cuenta que el tiempo de espera en las filas de testeo es casi más del que tienen de descanso entre un día de trabajo y el siguiente) y la gran mayoría, por no decir todos, son contacto estrecho de sus compañeros.

Para los positivos, la realidad consiste en quedarse aislados en su casa, sufriendo los síntomas de la enfermedad y sus riesgos, sin ingresos (ni el sueldo, ni la propina con la que normalmente sobreviven).

Para los demás es cuestión de esperar a que les pase lo mismo, mientras siguen yendo a trabajar.

Mensaje del dueño del bar “Santa Calma” a un grupo de Whatsapp.

Pero no es sólo un bar

Otros trabajadores del sector denuncian situaciones similares.

Nos comentan que en otro conocido bar tampoco les importa en absoluto la salud de los empleados, sus clientes o de la población en general. Aparentemente en una de sus sedes se rehúsan a cerrar y además hacen ir a trabajar a los empleados aunque tengan síntomas o sean caso positivo confirmado de covid-19.

“Casi increíble que se puede ser tan basura de obligar a los empleados a ir a trabajar con un PCR positivo, parece un mal chiste pero les juro que eso nos hacen” nos cuenta en una denuncia anónima un empleado que trabaja en una pizzería. También nos cuenta que en su trabajo los obligan a trabajar con síntomas y hasta los amenazan con que si dan positivo y no van a trabajar, no les pagan, por lo que más de la mitad de los empleados se han contagiado en la última semana.

La temporada llegó… hace rato…

En el sector los atropellos patronales son moneda corriente. A las condiciones precarias de trabajo se suma la prepotencia de los empresarios que se niegan a contemplar los más elementales derechos. Lo vimos hace meses dónde, en medio de un pico de la pandemia, denunciamos que los patrones gastronómicos armaban listas negras en las que figuraban todos los trabajadores que alguna vez habían reclamado algún derecho laboral -como que los pongan en blanco o les paguen las carpetas médicas-.

Hoy, la negativa de las patronales a tomar medidas en medio de este nuevo pico de contagios en la ciudad se da en el marco de que Córdoba es el epicentro de la nueva ola de covid-19 y de las larguísimas filas para testearse.

Te puede interesar: Córdoba es epicentro de la nueva ola de covid-19

Mientras desde el Gobierno se sigue poniendo el foco en la “responsabilidad individual”, lo cierto es que los lugares de trabajo son brotes de covid-19 por la negativa de las patronales a tomar medidas básicas. Así, se siguen priorizando las ganancias de los empresarios por sobre la salud de las y los trabajadores.

¿Cómo es la situación en tu trabajo? Envianos tu denuncia a @lared.precarizadxs.cba o @noel.arganaraz




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias