Sociedad

Zona Sur del Gran Buenos Aires

San Vicente: Enfermería del hospital Carrillo se movilizo al municipio

En el marco del paro nacional de enfermeros, trabajadores de la salud realizaron una marcha a la municipalidad de San Vicente para exigir mejoras en las condiciones de trabajo y salario digno. Denunciaron persecuciones y represarías a quienes se organizan.

Nacho Vitulli

Estudiante de Ciencias Políticas - UNLa . Juventud del PTS

Matías Gómez

Juventud PTS Guernica

Lilian Gomez

ISFD Nº 49 - Juventud del PTS

Domingo 4 de octubre | 12:36

Las enfermeras y los enfermeros del hospital Carrillo, se vienen organizando y luchando ante las pésimas condiciones en las que combaten la pandemia del Covid-19, muchas veces poniendo en riesgo su vida. Falta de insumos, bajos salarios con un básico de tan solo $12,750, el derecho a ser reconocidos como profesionales de la salud, persecución y hostigamiento de funcionarios a quienes se organizan, son algunos de los reclamos. En este sentido, denuncian, la degradación de un enfermero como referente del turno noche y un importante recorte de su salario, a forma de represaría por haber acompañado los reclamos. Además, en otro acto repudiable, al personal de sanidad nuevo, contratado a partir de la pandemia, les figura en su recibo de sueldo un descuento de $637 como "retenciones del Partido Justicialista", y del que afirman nunca dieron su consentimiento.
A nivel Nacional la situación es muy grave, con sistemas de salud Provinciales colapsados, falta de insumos, salarios bajos, y con 30.000 contagiados y 140 fallecidos por covid-19 dentro del personal sanitario.
En este contexto las y los trabajadores de la salud salieron a la calle, en el marco del paro nacional de enfermería, para reclamar por la restitución del enfermero afectado y presentaron un petitorio con las exigencias de salario digno y mejores condiciones laborales en la intendencia.

Te puede interesar: "San Vicente: trabajadores de la salud exigen mejores condiciones laborales"

Lo más indignante fue la respuesta del gobierno local de Nicolás Mantegazza al reclamo, afirmando "ya no tener presupuesto hasta 2021 por lo que no podían modificar nada hasta el año que viene". En el mismo sentido, fue el rol del Sindicato de Trabajadores Municipales de San Vicente (S.T.M.S.V), quienes, a pesar de acompañar el reclamo, sin movilizar a las bases del sindicato y sin tomar medidas de fuerza, se negaron a exigir la restitución del trabajador afectado por las persecuciones de los funcionarios locales.
Habría que preguntarle a Mantegazza o los funcionarios del gobierno si podrían vivir con un salario de tan solo $12,750 teniendo una familia a cargo, como puede ser que profesionales de la salud sean considerador trabajadores técnicos o administrativos, cobren un salario por debajo de la línea de pobreza y muy lejano a la canasta básica familiar.

Hace unas semanas el gobierno de Alberto Fernández y Axel Kicillof le daban rápidamente un aumento a la Policía Bonaerense, muy lejano de los aumentos para quienes son verdaderamente trabajadores. A los pocos días la Policía de Larreta reprimía a enfermaras y enfermeros que reclamaban frente a la Legislatura de la Ciudad. Son las mismas fuerzas de represión que ahora se preparan para desalojar a las familias de Guernica, las del gatillo fácil y señalada como culpables de la muerte de Facundo Astudillo Castro.
Al personal de salud, quienes son los verdaderos esenciales y están en primera línea luchando contra el covid-19, todavía no recibieron ningún aumento digno, solo le dieron un bono de $20.000 (a cobrar en 4 veces), y si reclaman como en la Ciudad de Buenos Aires, la respuesta es la represión.
Por su parte, tanto la CGT y el Sindicato de Sanidad comandados por Daer, y el de Municipales de San Vicente, parecen estar más interesados en hacer de tapón del desconecto social en las filas obreras, para cubrir al gobierno del Frente de Todos, que en tomar medidas de lucha en favor de las y los trabajadores de la salud.

Es necesario sacar a la burocracia de los sindicatos, para construir organizaciones antiburocráticos, donde sean los trabajadores de base y las comisiones internas quienes decidan las medidas de lucha, se voten democráticamente, y se pongan al servicio de la lucha de las mayorías populares. El Movimiento de Agrupaciones Clasistas dentro de la Coordinadora Sindical Clasista viene dando una importante lucha y haciendo un gran trabajo para avanzar en este sentido.
Es fundamental tomar medidas, como un salario digno acorde a la canasta básica; que todos los enfermeros y enfermas sean reconocidos como profesionales de salud y no bajo otra categoría para precarizarlos; unificar el sistema de salud público y privado; realizar un verdadero impuesto a las grandes fortunas para asignar a salud, vivienda y un IFE de $30.000; por último, es primordial investigar y dejar de pagar la deuda externa, que es ilegal, ilegitima y fraudulenta, para destinar esos recursos que se van al exterior, en mejorar las condiciones de las grandes mayorías.

Leer más: "Las enfermeras se expresan desde la marcha de salud en la Ciudad"







Temas relacionados

San Vicente   /    Enfermería   /    Zona Sur del Gran Buenos Aires   /    Salud   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO