CORONAVIRUS MENDOZA

San Rafael: la policía en los barrios y una campaña del miedo

Hace poco más de una semana que se declaró la cuarentena obligatoria en todo el país. Para “garantizarla”, en los barrios la policía amedrenta con balas de goma y persecución a la juventud y a las y los trabajadores.

Domingo 29 de marzo | 12:56

YouTube

En estos días se multiplicó la cantidad de policías en el barrio Constitución donde yo vivo. Pasan con un alto parlante, marchando de a varios policías y diciendo que “la cuarentena no es un chiste”. La semana pasada, hicieron lo mismo y esta vez dispararon balas de goma al aire, alrededor de las 22hs para que las y los vecinos se metan a sus casas. Esto también pasó en los barrios de alrededor como el Policial, donde también tengo amigos.

Llevar a cabo la cuarentena total es bastante difícil. En nuestros barrios, son cientos de obrerxs que dependen de su trabajo para poder vivir y ahora para resistir la cuarentena. Se necesitan recursos básicos para subsistir como alimentos y elementos de limpieza.

Mi tía el otro día iba a trabajar y la policía la bajó del colectivo y la hicieron volver a su casa. Ella trabaja en negro y es empleada doméstica. Tenemos que elegir entre prevenir contagiarnos o trabajar para comer.

A esto se suma la persecución cotidiana. La semana pasada mi vecino fue a pagar el alquiler con su mamá y la policía motorizada los hizo volver sin aceptar ninguna explicación. Y a otro vecino lo persiguió también la policía en moto, de manera violenta, tuvo que correr hasta su casa para que no lo detengan. Buscan a jóvenes de pares y los maltratan tratándonos de inconscientes por salir a comprar. Salir a comprar o pagar el alquiler nos significa ser detenidos y hostigados por las fuerzas policiales.

Estuve en contacto con personas de otros barrios que también viven situaciones similares. En Pueblo Diamante la policía patrulla hostigando a jóvenes y amenazando con cerrar a las despensas y kioskos que trabajan día a día abasteciendo a la gente del barrio. En Pueblo Quiroga hay quienes venden comida en los almacenes y los han amenazado con sacarles la mercadería.

Llevar a cabo la cuarentena total es bastante difícil. Es muy necesaria para evitar el contagio, pero muchas veces imposible. La situación en la salud siempre fue crítica para nosotros y ahora en esta crisis se agrava. No hay insumos, no tenemos acceso a testeos masivos, las cajas de mercadería no alcanzan ni para un mes. En lugar de resolverlo, nos llenan el barrio de policías y nos tiran balas de goma.

Somos jóvenes, laburantes. Queremos vivir de otra manera.







Temas relacionados

Cuarentena   /    Intimidación policial    /    Juventud    /    Barrios

Comentarios

DEJAR COMENTARIO