Internacional

BRASIL // ESTUDIANTES EN LUCHA

San Pablo: gobernador Alckmin detiene a estudiantes en lucha

Decenas de estudiantes siguen detenidos luego de que Alckmin ordenara el desalojo de las escuelas ocupadas en defensa de la escuela pública y contra las mafias de las meriendas escolares.

Fernando Pardal

San Pablo

Viernes 13 de mayo de 2016 | Edición del día

En el primer día del gobierno del golpista Temer, el gobernador de San Pablo Geraldo Alckmin (PSDB) afirmó que no apelará a ningún pedido a la justicia para efectivizar el reintegro de los predios de las escuelas ocupadas. Se prepara para reprimir a las escuelas ocupadas y a los estudiantes que pelean contra los escándalos de corrupción de las meriendas escolares. Esta medida ya fue llevada adelante en al menos cuatro ocupaciones: las escuelas técnicas ETESP, D.E Centro-Oeste y D.E. Norte 1 y Sul 1 de Guarulhos.

La medida fue orientada por la Procuraduría General del Estado de San Pablo, órgano responsable por la defensa jurídica del gobierno de Alckmin. La consulta fue hecha por Alexandre de Moraes, entonces Secretario de Seguridad Pública que acaba de dejar el cargo para ocupar el Ministerio de Justicia del gobierno del golpista Temer. En respuesta al pedido solicitado por Moraes, el procurador general Elival Ramos emitió su parecer orientando a que la Secretaría ejecutase las reintegraciones de los predios ocupados sin recurrir a la justicia.

Alckmin teme ser derrotado por los estudiantes como el año pasado

El gobierno del PSDB está preocupado con las ocupaciones de las escuelas técnicas y estaduales que vienen creciendo exponencialmente en los últimos días. El temor de Alckmin es que se repita el escenario del año pasado (2015), cuando más de 200 escuelas ocupadas lograron imponerle una derrota, a pesar de los intentos de represión, impidiendo la implementación de la reforma educativa prevista que implicaba el cierre de escuelas y la reubicación de los alumnos.

El primer intento de reintegración sin mandato judicial: el Centro Paula Souza

El primer intento del gobernador comenzó con el Centro Paula Souza que se convirtió en una prueba de fuerzas entre el gobierno y los estudiantes. Alckmin quería reprimir y desalojar a los estudiantes lo antes posible y llegó a ocupar la sede de la escuela con la policía desde la mañana del 2 de mayo (el predio fue ocupado el 28 de abril) para intimidar a los estudiantes y presionar por la liberación del predio. La orden había sido expedida esa mañana del 2 de mayo pero no había sido entregada por el Oficial de Justicia, careciendo, por tanto, de validez al momento en que la policía ingresó al predio.

La ocupación del predio por la Policía Militar (PM) sin que la orden de reintegración hubiese sido presentada a los ocupantes llevó a que el juez Luiz Manuel Pires exigiese explicaciones a la Secretaria de Seguridad Pública, que afirmó estaba garantizando el acceso de los trabajadores al predio cuya entrada es común al del Centro Paula Souza. La medida, de hecho, fue la primera “experiencia” del gobierno de Alckmin para intentar efectivizar la reintegración de las escuelas sin mandato judicial, en un intento de evitar la propagación de las ocupaciones.

La justicia, entonces, intentando acatar al gobierno y su plan de represión, determinó que la liberación del predio se diera con policías desarmados. La Policía Militar, en una demostración sobre cuál es su naturaleza, se opuso a hacerlo sin armas. La decisión fue revertida y la policía reprimió en el Centro Paula Souza, arrastrando a los estudiantes por la calles.

Una nueva explosión de ocupaciones y el estado de excepción de Alckmin

El accionar en el Centro Paula Souza desencadenó una nueva oleada de ocupaciones en San Pablo, con decenas de escuelas técnicas y estaduales ocupadas por los estudiantes.

A primera hora del viernes, la policía hizo efectivo los cuatro desalojos sin mandato judicial en la ETESP, Dirección de Enseñanza Norte 1, Dirección de Enseñanza Centro Oeste y Dirección de Enseñanza Sul 1 de Guarulhos. Los estudiantes detenidos fueron trasladados hacia la 3ª Dependencia Policial (DP), 23ª DP e 7ª DP. Un policía afirmó a los estudiantes que “ya no se necesitan mandatos judiciales”.

Libertad inmediata a todos los estudiantes detenidos

No podemos permitir este verdadero estado de excepción que persigue a los estudiantes secundarios que luchan contra las mafias de las meriendas escolares y en defensa de la escuela publica. ¡Todo el apoyo a las ocupaciones! ¡Luchemos contra las prisiones ilegales de Alckmin! ¡Libertad inmediata a todos los estudiantes presos por el gobernador del Estado!







Temas relacionados

Detenciones arbitrarias   /    Estudiantes   /    Geraldo Alckmin   /    San Pablo   /    Brasil   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO