×
×
Red Internacional

Dos jóvenes sufrieron fracturas expuestas.
La precarización laboral pone en riesgo las vidas obreras.

Sábado 20 de noviembre | 12:46

Dos jóvenes obreros se encontraban trabajando en el sector de estibaje de la planta de Sidersa, donde se fraccionan chapas y perfiles. Uno de los paquetes de perfiles que estaban cargando se sacó del amarre con cadenas y cayó sobre los dos jóvenes, de 20 y 30 años respectivamente, ambos contratados desde hace un año. Salvaron sus vidas de milagro, por caer sobre tacos de estibaje, pero ambos sufrieron fracturas expuestas.

Se vivieron momentos de desesperación y angustia, al punto de que algunos de los compañeros directamente dejaron de asistir al trabajo y otros renunciaron por la situación de estrés que les provocó. El propio gruero que realizaba la maniobra quedó en estado de shock. Sin embargo, la producción siguió normalmente, sin siquiera esperar tener certezas sobre la salud de los compañeros que se encuentran internados en clinica UOM en estado delicado y serán trasladados a Rosario.

Este sector que recibe materiales de importación para su posterior distribución, desde hace dos años ha tenido un crecimiento enorme. Los peligros son permanentes al sobrecargar las estibas y pilas, los ritmos de trabajo se aceleraron a la par de la precariedad laboral, manteniendo salarios de miseria. Es la norma general de las empresas metalúrgicas de la zona, un polo de atracción para los industriales ya que reciben las garantías de la UOM de Brunelli. Es una combinación letal para los pibes: contratos basura, precariedad extrema, y salarios de hambre que obligan a realizar 10 y 12 horas.

Es necesario pararles la mano a estos empresarios y conformar comisiones independientes de seguridad, con representantes elegidos en asamblea, y que puedan para los trabajos inseguros. Hay que terminar con la precarización laboral.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias