Géneros y Sexualidades

#EsLey #YNuestroDerechoSeCumple

San Luis: la implementación de la IVE también encuentra sus obstáculos en la provincia

Desde que el aborto es legal en Argentina, con la reglamentación de la Ley N° 27.610, sectores reaccionarios y clínicas privadas hacen que su implementación se demore y se obstaculice.

Jueves 11 de febrero | 17:34

La clínica y sanatorio Rivadavia, a través de un comunicado firmado por sus profesionales médicos, se declaró “objetora de conciencia”, y anunció que no brindará los servicios de interrupción voluntaria del embarazo (IVE), poniendo las primeras trabas locales contra el aborto legal, apoyándose en las ambigüedades que la misma ley tiene, las que, dicho sea de paso, denunciamos en su momento desde el Partido de Trabajadores por el Socialismo (PTS) en el Frente de Izquierda y de Trabajadores – Unidad (FIT-U).

En su comunicado, el nosocomio privado dice: “Nuestra visión y misión traen aparejadas el respeto a la libertad de conciencia individual y del conjunto, por tanto y en virtud de mantener y sostener nuestras convicciones y valores, es que el Sanatorio y Clínica Rivadavia no brindará servicios de Interrupción Voluntaria del Embarazo, generando así, según la ley, la derivación a profesionales de la Maternidad Provincial Teresita Baigorria, donde el Estado Provincial, a través de dichos profesionales, que realizan dicha práctica, podrán generar el cumplimiento efectivo de esta Ley”.

Esta actitud conservadora se suma a la acción de los sectores reaccionarios, que quieren bloquear la IVE con maniobras judiciales, como “Portal de Belén” en Córdoba y “Amor en Acción” en Buenos Aires, e intimidaciones, a través de cartas con amenazas de judicialización al personal médico que llegue a practicarla. De hecho, hace poco, integrantes de la Mesa Directiva del Partido (anti-derechos) NOS, presentaron un Recurso de Amparo en la Justicia puntana contra la reciente Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo.

¿Qué es necesario para que los derechos de las mujeres se cumplan?

Tal como proponemos desde la Agrupación de Mujeres y Disidencias Pan y Rosas y desde las bancas legislativas del FIT-U, es necesario mantener la organización del movimiento de mujeres y disidencias, que permitió conquistar el aborto legal, para garantizar ahora el cumplimiento de la ley.

Para ello, será fundamental que en los hospitales y centros de salud se creen comisiones o comités de pacientes, familiares, estudiantes de Medicina, Derecho y todas las carreras, junto a las trabajadoras y los trabajadores de la salud. Solo de esta manera, y coordinando acciones públicas y movilizaciones en las calles (así como también logrando repuestas legales y judiciales favorables) se podrán evitar las dilaciones, obstáculos, maniobras y todo tipo de trampas provenientes de los sectores anti-derechos, que quieren trabar la aplicación del derecho al aborto.

En ese sentido, la pelea por la separación de las Iglesias del Estado se vuelve urgente. Los sectores fundamentalistas están vinculados por múltiples lazos económicos y políticos con el Estado y los Gobiernos, y no van a dudar en utilizarlos para bloquear nuestro derecho a decidir. Por eso, esta demanda también tiene que estar presente en nuestra organización y lucha. Es la única manera de hacer efectivo el aborto legal y acabar con los privilegios de quienes históricamente se han opuesto a nuestros derechos como mujeres y disidencias.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO