×
×
Red Internacional

Docente de la Cátedra de Teatro del Instituto de Formación Docente Continua de Villa Mercedes (IFDC-VM), pese a su grave y delicada situación de salud, no está cobrando su salario, debido a que el Gobierno provincial decidió suspender arbitrariamente el pago de sus haberes.

Martes 2 de febrero | 18:49

Hacia finales del 2020, las y los docentes de Villa Mercedes, junto a docentes en situación de desempleo y precariedad laboral, decidieron realizar una convocatoria con Asamblea y movilización en dicha ciudad, para visibilizar la situación de precarización de las trabajadoras y los trabajadores de la educación de San Luis, así como las políticas de ajuste que han venido aplicando los distintos Gobiernos de los hermanos Rodríguez Saá, en cuanto al desmantelamiento y desfinanciación de la educación pública en la provincia.

De acuerdo a los reclamos y relatos que se pudieron visibilizar en aquél momento, uno de los más llamativos e impactantes fue el de uno de los docentes del IFDC-VM. En este caso, Pablo Soto (quien padece de una Disección Aórtica con Aneurisma Toraco-Abdominal) se encontraba trabajando como responsable del Área de Teatro, bajo la modalidad de contrato, y percibía el sueldo más bajo entre sus pares. Asimismo, hace unos meses, sufrió un ACV y, en el momento en que decidió volver a trabajar, las autoridades administrativas de tal instituto, sin ánimos de mejorar su situación laboral o ascenderlo de categoría, le “sugirieron” que se “jubilara”.

Hace algunos días que Pablo debería tener depositado el sueldo correspondiente a este mes. Sin embargo, las autoridades del instituto y las personas encargadas de la liquidación de sueldos le han respondido que “como hace más de un año que esta de licencia médica, deben decidir si le siguen pagando o no”, siendo que el docente en ningún momento de su situación médica fue notificado de ello, ni por el SEMA (Servicio Médico de Control de Ausentismo provincial), ni por la junta médica o las autoridades del mencionado establecimiento educativo.

Desde La Izquierda Diario pudimos conversar con él, comentándonos que, debido a su delicado cuadro de salud, se vio obligado a sacar un préstamo bancario para poder cubrir el costo de la prótesis que requería, ya que DOSEP (obra social del Estado provincial) no cubrió el total de la operación a la que debió someterse, al igual que los costos del tratamiento post-operatorio.

Actualmente, Pablo se encuentra varado en Buenos Aires, ya que es el único lugar donde puede continuar con su recuperación y tratamiento. “Ahora, estaba esperando cobrar para poder volver a San Luis, pero me quede varado acá. El tema es que no puedo volver porque no tengo dinero y, si continúan pasando los días, me van a dar por echado o que abandoné mi puesto de trabajo. He tratado de ponerme en contacto con quienes se encargan de estas cuestiones administrativas y la verdad que ninguno me ha dado respuesta alguna”, aclaró el docente, tremendamente angustiado.

Vaya forma que tienen las autoridades educativas locales de tratar a las trabajadoras y los trabajadores de la educación, quienes – dicho sea de paso - nunca dejaron de trabajar durante el transcurso de la pandemia del COVID-19.

A tal desidia y desamparo hay que repudiarlas completamente, haciendo de la bronca que generan, un puntapié para seguir con la unidad, organización y lucha de las y los docentes contra las políticas ajustadoras de los distintos Gobiernos, en este caso de Alberto Rodríguez Saá.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias