Mundo Obrero

DEPREDADORES CAPITALISTAS

Salud y lucro: Farmacias Central Oeste acopia alcohol sin vender y precariza al personal

Empleados y empleadas de la cadena de farmacias del oeste del conurbano denuncian que la empresa acopia insumos en depósitos y no los vende, además de las pésimas condiciones en las que tienen que trabajar.

Martes 17 de marzo | 12:59

Foto Enfoque Rojo

La Izquierda Diario conversó con jóvenes que trabajan en diferentes sucursales de la cadena Farmacias Central Oeste (que controla casi totalmente los productos de farmacia de la región), quienes denuncian las brutales medidas patronales en medio de la crisis causada por la pandemia del coronavirus.

Uno de los jóvenes entrevistados (de quien se preserva el nombre por obvias razones) hace varios años que trabaja en Central Oeste. “En estos días, mientras nos obligan a decir que ‘no hay alcohol’ u otros productos, en el depósito descansan cantidades enormes de insumos para enfrentar la crisis, pero que no se venden porque especulan con el precio para aumentar sus ganancias”, relata.

El joven agrega que el lunes abrieron la farmacia como siempre “y ya había una cola de personas esperando a ser atendidas. La ‘medida’ de seguridad e higiene de la empresa fue poner una cinta azul para que la gente no se acerque tanto, mientras que al personal casi no nos dan alcohol en gel y nos dicen que no usemos mucho”. Además son pocos empleados, “como siempre, pero quedando a cargo de aún más tareas por el avance del virus. La primer tarea fue sacar todas las ofertas (tipo 2x1). La segunda, hacer horas extras obligatorias y horarios cortados, trabajando a la mañana y la noche, cuestión que no está en nuestro contrato. Lo que para nosotros es un padecimiento, para ellos es un negocio”.

Leé la declaración de la Fracción Trotskista-Cuarta Internacional Frente al coronavirus y la crisis de la salud pública: ¡nuestras vidas valen más que sus ganancias!

Otra joven, que trabaja en otra sucursal (de quien también se preserva el nombre), dijo a este diario que “ya remarcaron los precios y les hacen pagar a los empleados el uso de Lysoform para desinfectar (producto que la última semana salía $ 80 y ahora $ 175), como hicieron con muchos otros productos”.

Otra de las “medidas” de la patronal fue decirles a empleadas y empleados que no se saluden mutuamente. “Pero mientras tanto les niegan la licencia a compañeras y compañeros que son padres y madres y que no tienen donde dejar a sus hijos. No podemos faltar, solo en caso de estar enfermos, si no nos descuentan el salario o directamente perdemos el trabajo”, denuncian.

Leé también La Matanza: una farmacia duplicó el precio del alcohol en gel en solo dos horas

“Cuando escuchaba al Presidente anunciar las medidas el domingo pasado, se hacía más concreta la propuesta del FIT-Unidad de prohibir los despidos y dar licencias por maternidad/paternidad sin descontar el salario ni los sueldos”, reflexiona uno de los empleados de Central Oeste. Y a su vez agrega que “es el Gobierno quien tiene que garantizar la repartición de elementos como alcohol en gel, barbijos y artículos de limpieza, entre otros insumos. Además de que no hay barbijos para vender, tampoco los hay para nuestra prevención”.

Ambos jóvenes a su vez invitan a las lectoras y los lectores a que también utilicen a La Izquierda Diario para hacer sus denuncias. “Es importante que podamos poner en pie comisiones de seguridad e higiene en cada lugar de trabajo, para garantizar que se lleven a cabo los pasos a seguir y la previsión de elementos de cuidado. A su vez, exigirle al Gobierno que debe unificar los sistemas de salud público y privado para garantizar atenciòn gratuita e inmediata para todo el mundo”, afirman.

“Para garantizar un combate serio a la pandemia, hay que afectar las ganancias de los empresarios, porque mientras se agrava la situación, en el depósito de la farmacia donde trabajamos hay cantidades enormes de insumos que no venden para aumentarles su precio y lucrar a costa de nuestro padecimiento”.







Temas relacionados

Coronavirus   /    Ramos Mejía   /    Zona Oeste del Gran Buenos Aires   /    Salud   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO