×
×
Red Internacional

Luego de más de 9 semanas de paro y movilizacion de los residentes y concurrentes, en reclamo de una recomposición salarial y en defensa de la salud pública, lograron arrancarle a Larreta subir de 120 mil pesos a 200 mil pesos el salario para residentes, organizados en asambleas y en unidad. Sumarnos a su lucha es parte de darle continuidad a nuestra pelea por la discapacidad, la salud y la salud mental.

Escuchá esta nota
Martes 15 de noviembre | 20:01

La marea blanca viene inundando las calles al grito de ¡Sin residentes y concurrentes no hay hospital, precarizados no vamos a laburar! Con más de 9 semanas de lucha, asambleas, movilizaciones y 21 días de paro indeterminado en los hospitales de la Ciudad, los residentes lograron un aumento salarial y una mesa de diálogo para continuar la lucha por un salario y ART para concurrentes. A sus movilizaciones masivas se sumaron residentes y concurrentes de la provincia de Buenos Aires, de clínicas privadas, hospitales como el Garrahan que dependen de Nación, así como docentes y estudiantes de distintas universidades y terciarios. También estuvimos movilizando prestadores en discapacidad de distintas ramas. La fuerza que se expresa por abajo logró que las centrales sindicales de la salud tuvieran que convocar a paro. La siguiente acción será este jueves 17 junto a los gremios de la salud de CABA.

El desfinanciamiento sistemático en la salud pública afecta no sólo a las y los usuarios sino que tiene su correlato en la precarización laboral de quienes sostienen el sistema de salud público. Esto es parte del ajuste que viene llevando el Gobierno, mientras la oposición de derecha pide más, votando ambas coaliciones sin grietas el Presupuesto 2023 que implica más recortes en vivienda, salud, educación, discapacidad, acorde a las exigencias del FMI.

Quienes trabajamos con personas con discapacidad en escuelas, clínicas y hospitales percibimos las consecuencias de la precarización de la salud, la educación y de nuestros trabajos. Vimos cómo miles de personas con discapacidad se quedaban sin turnos médicos, sin sus tratamientos, prestaciones y medicamentos. Por eso venimos de movilizar por semanas junto a personas con discapacidad, familias, estudiantes y trabajadores contra el recorte en discapacidad, contra la precarización laboral y por el pago de nuestros salarios. Decíamos que “sin prestadores no hay prestaciones”, así como hoy resuena en las calles que “sin residentes y concurrentes no hay hospital”. Ayer resolvieron en asamblea continuar en paro indefinido hasta que los concurrentes tengan salario y ART. La pelea por nuestros salarios y derechos laborales no puede ir separada de la defensa de la salud y la educación pública, junto al resto de los trabajadores.

Con el triunfo de los residentes y concurrentes, los prestadores ¿no quedamos en mejores condiciones para retomar y profundizar nuestra pelea por la recomposición salarial, en contra de la precarización laboral y en defensa de la salud y educación?

En las universidades y terciarios somos miles los estudiantes que trabajamos de manera precaria en hospitales, clínicas y escuelas. Estudiantes de psicología o psicopedagogía que tenemos como principal salida laboral acompañamientos terapéuticos o integraciones escolares. Hoy hay 650 concurrentes trabajando gratis de los cuales 450 son psicólogas y psicólogos. Nosotros somos los futuros residentes o concurrentes, apoyar su lucha es pelear por nuestro futuro. Los Centros de Estudiantes de Psicología y de Medicina en la UBA, conducidos por la Franja Morada (EDI y Nuevo Espacio), las agrupaciones estudiantiles que responden a Juntos por el Cambio, no hicieron nada por el ajuste en discapacidad y ahora tampoco. Tenemos que exigirles que llamen a movilizar en defensa de la salud pública.

El Gobierno y la derecha buscan descargar la crisis sobre las grandes mayorías con ataques a la clase trabajadora. Como respuesta hemos visto numerosas movilizaciones de distintos sectores como discapacidad, docentes, desocupados, así como la gran lucha que dieron los trabajadores del neumático. El triunfo de los residentes y concurrentes, junto con el de los trabajadores del neumático, son un punto de apoyo para los sectores que vienen peleando por salario y por sus condiciones de vida. Debemos tomar como ejemplo sus conquistas, como también el modo en que lo consiguieron: organizándose en asambleas, coordinando luchas, unificando reclamos con diferentes sectores y llevando acciones en común adelante como el paro y la movilización.

Tenemos que coordinar a todos los sectores en lucha para pelear en unidad por todos los reclamos de la clase trabajadora. Desde el PTS venimos de desarrollar 100 asambleas en todo el país para empezar a construir desde abajo un plan de lucha para enfrentar el ajuste del gobierno y la oposición de derecha, de la mano del FMI. Por un gran encuentro nacional de trabajadores ocupados y desocupados.

El jueves 17 tenemos una gran oportunidad para confluir con la marea blanca levantando bien alto las banderas en defensa de la salud pública, de la salud mental y contra la precarización laboral.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias

Salud-por-que-los-APND-tenemos-que-marchar-este-17N-junto-a-los-residentes-y-concurrentes