×
×
Red Internacional

Solidaridad.Sally Rooney se niega a vender los derechos de su último libro a una editorial israelí en apoyo a Palestina

La escritora irlandesa ha decidido apoyar un boicot contra las compañías e instituciones israelíes cómplices "en respuesta al sistema de ’apartheid’ y otras violaciones graves de derechos humanos".

Miércoles 13 de octubre | 11:56

La escritora Sally Rooney, que se hizo conocida por la adaptación audiovisual de su novela "Gente normal" y hoy es el mayor ícono de la literatura irlandesa millennial, anunció que no cederá los derechos de su última novela, "Dónde estás, mundo bello", a una editorial israelí, por considerarla cómplice de los abusos contra Palestina, en alineamiento con la campaña impulsada por el movimiento "Boicot, desinversiones y Sanciones" (BDS, sus siglas en inglés).

En un comunicado enviado a los medios, la autora irlandesa indicó que tras acceder a dos informes recientes de organizaciones humanitarias que han calificado la situación en Palestina de "apartheid", decidió apoyar un boicot y no ceder los derechos de su nuevo libro, que en la Argentina acaba de publicar el sello Penguin Random House.

"El BDS es una campaña de base no violenta, antirracista, liderada por palestinos que piden un boicot económico y cultural contra las compañías e instituciones israelíes cómplices, en respuesta al sistema de apartheid y otras violaciones graves de derechos humanos", sostuvo la escritora en el texto, según consigna el periódico El País.

Tras el éxito de "Gente normal", una novela centrada en la fragilidad del amor que se hizo conocida a partir de la serie estrenada el año pasado, Rooney parece más recelosa con la circulación de "Dónde estás, mundo bello", una ficción postmillenial centrada en Alice y su mejor amiga, Eileen, que trabaja desde hace tiempo en una revista literaria dublinesa, y sus respectivos intereses amorosos intermitentes.

Antes de alcanzar la popularidad con su primera novela "Conversaciones entre amigos", que en 2017 cautivó a crítica y público y la convirtió en una fulgurante estrella literaria, la escritora trabajaba simultáneamente en un restaurante y como preparadora para debates universitarios, mientras cursaba un máster sobre estudios culturales estadounidenses en el Trinity College de Dublín.

Consciente de la visibilidad que ha conquistado, Rooney decidió unirse ahora al movimiento Boicot, Desinversiones y Sanciones alegando que Israel comete “violaciones graves de los derechos humanos” y aseguró que los derechos de traducción de su nueva novela “están aún disponibles”, siempre y cuando "encuentre una manera de venderlos" que "cumpla con las directrices" marcadas por el BDS.

"Estaré encantada y orgullosa de hacerlo”, indicó la escritora, quien aprovechó su comunicado para resaltar el trabajo de traducción al hebreo efectuado por Katyah Benovits con sus dos anteriores novelas: "Me gustaría dar las gracias a todos los implicados en la publicación de esos libros por apoyar mi trabajo. También sería un honor para mí tener mi última novela traducida al hebreo y disponible para los lectores en esa lengua. Pero por el momento, he optado por no vender estos derechos de traducción a una editorial con sede en Israel", destacó.

"Sencillamente no me parece correcto, en las circunstancias actuales, aceptar un nuevo contrato con una empresa israelí que no se distancie públicamente del apartheid y no apoye los derechos del pueblo palestino estipulados por la ONU", acotó.

La escritora reconoció que, "por supuesto, muchos otros Estados", además de Israel, son "culpables de abusos", lo cual también era aplicable al caso de Sudáfrica "durante la campaña contra el apartheid allí". "En este caso en particular, estoy respondiendo a un llamamiento efectuado por la sociedad civil palestina, incluidos todos los principales sindicatos de trabajadores y escritores", indicó Rooney, quien concluyó su comunicado expresando su "solidaridad" con el pueblo palestino en "su lucha por la libertad, justicia e igualdad".

Entre los informes que cita Rooney se encuentra uno de la organización de derechos humanos Human Rights Watch que acusaba a Israel de imponer un régimen de apartheid y que provocó un rotundo rechazo por parte del Gobierno.

Responsables de la editorial israelí Modan, que editó los anteriores libros de Rooney, aseguraron al diario estadounidense The New York Times que se habían interesado en septiembre por los derechos de "Dónde estás, mundo bello", pero que la escritora había respondido que no quería publicar en Israel, sin ofrecer mayores detalles.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias